ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Temas del programa

LA DEMOCRACIA Y LA SOCIEDAD CIVIL
Fondo de las Naciones Unidas para la Democracia

Antecedentes

A nivel mundial, el papel de la sociedad civil nunca ha sido más importante que en este año, cuando el mundo se prepara para implementar una nueva agenda de desarrollo, acordada por todos los gobiernos del mundo. Sin embargo, para los activistas de la sociedad civil y las organizaciones de una serie de países que abarcan todos los continentes, el espacio se está reduciendo –o incluso se está eliminando– ya que algunos gobiernos han adoptado restricciones que limitan la capacidad de las ONG para trabajar o para recibir financiación.

Como ha dicho el Secretario General, el sello distintivo de las democracias exitosas y estables es la presencia de una sociedad civil fuerte y que funciona libremente, en la que el gobierno y la sociedad civil trabajan juntos por objetivos comunes para un futuro mejor, y al mismo tiempo la sociedad civil ayuda a que el gobierno rinda cuentas.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Democracia (FNUD)Disponible en inglés apoya proyectos que fortalecen la voz de la sociedad civil, promueven los derechos humanos y alientan la participación de todos los sectores en los procesos democráticos. Se trata de la única entidad de las Naciones Unidas que tiene en su denominación la palabra “democracia”, el único órgano de las Naciones Unidas que tiene por propósito primordial apoyar la democracia mediante el empoderamiento de la sociedad civil; y es una de las entidades más jóvenes del sistema de las Naciones Unidas.

Desde que el Secretario General Kofi A. Annan creó el FNUD en 2005 como un Fondo Fiduciario General de las Naciones Unidas, ha prestado apoyo a más de 600 proyectos en más de 120 países, con un desembolso total superior a 150 millones de dólares. La diversidad de esos proyectos abarca desde el apoyo a los esfuerzos de la sociedad civil para lograr la rendición de cuentas y la transparencia hasta la creación de capacidad para fortalecer la buena gobernanza y el estado de derecho. La gran mayoría de los recursos del FNUD se destina a organizaciones locales de la sociedad civil de países que se encuentran tanto en etapas de transición como de consolidación de la democracia. De este modo, el FNUD desempeña una función nueva, peculiar y exclusiva, que complementa y amplía la labor tradicional de las Naciones Unidas con los gobiernos para fortalecer la gobernanza democrática en todo el mundo. Se dirige a la demanda de democracia y no a su oferta.

Los proyectos del FNUD corresponden a siete esferas principales: 

En la selección de proyectos del FNUD en su novena ronda de financiación se hace hincapié deliberadamente en la participación de los jóvenes, y a ese campo corresponde casi un 50% de los proyectos escogidos. Esto concuerda con el hecho de que en la actualidad una de cada cinco personas tiene entre 15 y 24 años. Los jóvenes tienen posibilidades cada vez mayores de organizarse en redes, conectarse sobre problemas que les importan: desde la injusticia, la discriminación y el cambio climático hasta los derechos humanos y la necesidad de solidaridad humana. El hecho corresponde también a que el año 2015 es crucial para las Naciones Unidas, ya que la comunidad internacional se esfuerza por convenir en nuevas metas de desarrollo sostenible y un nuevo acuerdo universal y significativo sobre el cambio climático, compromisos que afectarán a la vida de los jóvenes y que ellos tendrán que llevar adelante.

En 2014, el FNUD recibió más de 2.300 propuestas de proyectos. Los subsidios tienen una cuantía media de unos 195.000 dólares EE.UU., y las solicitudes son objeto de un proceso de selección muy riguroso y competitivo. El Fondo depende totalmente de contribuciones voluntarias de los Estados Miembros. Hasta el momento ha recibido el apoyo de más de 40 gobiernos, que han aportado una cuantía acumulada superior a 160 millones de dólares. Los principales donantes son los Estados Unidos y la India.

El FNUD está empeñado en favor de la transparencia y el intercambio de conocimientos. Las evaluaciones externas de los proyectos completados pueden consultarse en el sitio Web del FNUDDisponible en inglés.

Los que siguen son algunos ejemplos de proyectos del FNUD realizados en todo el mundo:

La democracia en acción

La democracia en acción I: Una escuela de procedimientos democráticos para órganos de autogobierno de todas las regiones de Ucrania

Ukraine, UNDEF
Ucrania

En Ucrania, un proyecto financiado por el FNUD procura aumentar la transparencia y la rendición de cuentas de los órganos de autogobierno a nivel local introduciendo procedimientos parlamentarios en la labor diaria de determinados consejos locales de todas las regiones del país, incluida la oriental. En el marco del proyecto, los representantes de 24 autoridades locales, uno por cada región de Ucrania, asisten a una Escuela de Normas y Procedimientos Democráticos.

La labor de los participantes está dirigida a la aprobación de enmiendas a los reglamentos de las autoridades locales competentes a fin de introducir procedimientos parlamentarios y normas democráticas, que permiten a los consejos transmitir sus reuniones por Internet. Al reunir a representantes de todas las regiones de Ucrania, la Escuela de Normas y Procedimientos Democráticos también promueve el concepto de un debate político organizado, inclusivo y pacífico. El proyecto se ejecuta por el Centro de Recursos de Ucrania Occidental.

La democracia en acción II: El empoderamiento de las comunidades indígenas en Bolivia mediante documentación legal básica de identidad

Bolivia
Bolivia

En Bolivia, el FNUD financia un proyecto en los departamentos de La Paz y Oruro para ayudar a empoderar a las comunidades indígenas en los ámbitos jurídico y político. Lo hace proporcionándoles documentación legal básica de identidad, requisito previo para la participación democrática de la que muchas de ellas han carecido hasta ahora; fortaleciendo sus conocimientos y su capacidad para participar en los procesos democráticos y ejercer sus derechos; y mejorando el acceso a la documentación legal y los derechos básicos para todos, mediante la promoción con base empírica para lograr cambios institucionales. El proyecto, ejecutado por la Fundación Microjusticia Bolivia (MJB), también está creando una red de facilitadores de las zonas rurales para que actúen como núcleos en el establecimiento de centros de asesoramiento jurídico y organicen campañas jurídicas sobre la manera de obtener la documentación necesaria. También es importante el hecho de que el proyecto fomenta el debate entre los dirigentes tradicionales y los funcionarios públicos en reuniones para el establecimiento de redes y un foro.

La democracia en acción III: La defensa de los derechos de las comunidades y los mineros en la explotación de recursos minerales en la República Democrática del Congo


República Democrática del Congo

En la República Democrática del Congo, un proyecto financiado por el FNUD se ocupa de defender los derechos económicos, sociales y culturales de las comunidades locales y los mineros tradicionales en relación con la explotación de los recursos minerales. El proyecto lleva a cabo actividades de promoción para la reforma jurídica; difusión y explicación de textos jurídicos; concienciación acerca de los derechos y obligaciones entre los dirigentes comunitarios, el poder judicial y los administradores de las minas; apoyo a las víctimas de violaciones de derechos; organización de los mineros tradicionales; y vigilancia de los derechos humanos relacionados con la explotación de los recursos naturales. El proyecto se ejecuta por la ONG Action pour la promotion et la défense des droits des personnes défavorisées.

Para recibir más información:

www.un.org/democracyfund Disponible en inglés

Redes sociales:
Facebook: www.facebook.com/UNDEF.undemocracyfund Disponible en inglés

Twitter: @undemocracyfund

Enlace:

Sra. Annika Savill, Directora Ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Democracia
Contacto: savill@un.org