Orientaciones para el empleo de un lenguaje inclusivo en cuanto al género en español

Estas orientaciones ofrecen una serie de estrategias para que el personal de las Naciones Unidas emplee un lenguaje inclusivo en cuanto al género. Las estrategias pueden aplicarse a todo tipo de situación comunicativa, oral o escrita, formal o informal, con un público tanto interno como externo.

A la hora de decidir qué estrategias utilizar, el personal de las Naciones Unidas debe:

  • Tener en cuenta el tipo de comunicación (sea oral o escrita) y su finalidad, además del contexto y el público;
  • Procurar que el mensaje, oral o escrito, sea claro, fluido y conciso, y que los textos escritos sean legibles;
  • Tratar de utilizar diferentes estrategias combinadas a lo largo del mensaje, oral o escrito.

El género en español

El género gramatical se manifiesta en los sustantivos, adjetivos, artículos y algunos pronombres. En los sustantivos y adjetivos existe únicamente el morfema de género masculino y el de género femenino. El género neutro se ha conservado en unas pocas palabras, como aquello, eso, esto, ello, alguien, algo y lo.

Es importante no confundir el género gramatical (categoría que se aplica a las palabras), el género como constructo sociocultural (roles, comportamientos, actividades y atributos que una sociedad determinada en una época determinada considera apropiados para los seres humanos de cada sexo) y el sexo biológico (rasgo biológico propio de los seres vivos).

En español hay distintos mecanismos para marcar el género gramatical y el sexo biológico: a) terminaciones (chica/-o), b) oposición de palabras (padre-madre) y c) el determinante con los sustantivos comunes en cuanto al género (el/la estudiante, este/esta representante). También hay palabras específicas (sustantivos epicenos) que tienen un solo género gramatical y designan a todas las personas independientemente del sexo biológico (la víctima, la persona).

Los principales retos del español para una comunicación inclusiva en cuanto al género son la confusión entre género gramatical, género sociocultural y sexo biológico, el nivel de conocimiento de los recursos que ofrece la propia lengua para hacer un uso inclusivo dentro de la norma y las asociaciones peyorativas que han heredado del sexismo social algunos equivalentes femeninos.

Estrategias útiles

En español es posible utilizar diferentes estrategias para hablar o escribir de manera más inclusiva en cuanto al género:

1.1 Emplear las formas de tratamiento adecuadas

Al dirigirnos o referirnos a alguien, conviene utilizar las formas de tratamiento (título de cortesía), el pronombre personal y los adjetivos que concuerden con su género.

Cuando se trata de personal de las Naciones Unidas, se puede consultar la intranet o el directorio de la organización. Si la persona aparece allí como “Sra.”, hay que emplear ese título de cortesía y utilizar las formas femeninas correspondientes. Otra posibilidad sería, si la situación lo permite, consultar con la persona en cuestión qué tratamiento prefiere.

Nota para el personal de las Naciones Unidas encargado de redactar textos que han de traducirse: se ruega a quienes redacten textos que han de traducirse que, al hacer referencia a una persona, indiquen el género para que los equipos de traducción puedan utilizar el lenguaje más apropiado en los demás idiomas. Esto es muy importante en árabe, español, francés y ruso.

Además, debemos ser coherentes al referirnos a hombres y mujeres: si mencionamos a los hombres por su nombre, apellido, tratamiento o profesión, por ejemplo, deberíamos hacer lo mismo con las mujeres.

Menos inclusivo Más inclusivo
El profesor Gómez (profesión y apellido para referirse a un hombre) y Alicia (nombre de pila para referirse a una mujer) vendrán al almuerzo. El profesor Gómez y la ingeniera Tucci vendrán al almuerzo (profesión y apellido en ambos casos).

¿“Sra.” o “Srta.”?

Se desaconseja el uso de “Srta.” como forma de tratamiento de las mujeres y se recomienda el uso de “Sra.” en todos los casos para no explicitar el estado civil de las mujeres de forma innecesaria.

1.2 Evitar expresiones con connotaciones negativas

Algunas expresiones tienen una connotación negativa que nace de una concepción estereotipada de las características de los géneros, por lo que se recomienda evitarlas.

Ejemplos:
  • Los hombres no lloran.
  • Actúa como una niña.
  • Se comporta como un hombre/como una señorita.
  • Es fuerte como un hombre.

1.3 Evitar expresiones que perpetúan estereotipos de género

Hay expresiones que perpetúan estereotipos sobre los roles socialmente asignados a los géneros, por lo que se recomienda evitarlas.

Menos inclusivo Más inclusivo
Enfermeras y médicos participaron en la huelga del sector. El personal sanitario participó en la huelga del sector.
Lo invitamos a acudir con su esposa al acto. Le invitamos a acudir con su pareja al acto.
Los hombres ayudan/colaboran en la casa. Los hombres hacen tareas domésticas.

¿Cómo saber si estamos usando expresiones discriminatorias?

Podemos invertir el género: ¿cambia el sentido o el énfasis de la expresión si se invierte la designación o el término de masculino a femenino o viceversa? ¿Suena extraña la expresión? Por ejemplo:

  • Las mujeres no tienen capacidad física para trabajar en la policía.
  • Los hombres no necesitan licencia de paternidad.

2.1 Emplear pares de femenino y masculino (desdoblamiento)

El desdoblamiento consiste en utilizar la versión femenina y masculina de la misma palabra. Como estrategia puede utilizarse cuando se quiere hacer visibles tanto a mujeres como a hombres. No obstante, se recomienda no abusar de él, porque puede dificultar la lectura, crear incoherencias o restar precisión al texto, como en el caso de los textos jurídicos.

En cuanto al orden de los pares, se puede seguir el orden alfabético o ir alternando el orden en que aparecen una y otra forma. En caso de alternar el orden, hay que tener cuidado, sobre todo cuando la alternancia pueda opacar el sentido del texto, crear confusión o dificultar la lectura.

Ejemplos:
  • Los niños y las niñas deben asistir a la primera clase con sus padres.
  • El tribunal está integrado por jueces y juezas de distintos países.
  • Señoras delegadas, señores delegados: … [como saludo inicial en una intervención oral]
  • Los candidatos y las candidatas al LPE deberán presentar su solicitud antes del 2 de mayo.

2.2 Emplear estrategias tipográficas

Es posible utilizar la barra [/] o los paréntesis [()] para explicitar el femenino, por ejemplo, cuando se mencionan cargos sin hacer referencia a la persona que pueda ocuparlos en un momento dado. Si bien se trata de un recurso útil, se recomienda no abusar de él porque puede sobrecargar el texto y dificultar la lectura, ya que deberá duplicarse la coordinación en todos los casos.

Ejemplos:
  • El/La Director/a se ocupará de coordinar la campaña de promoción.
  • El informe deberá presentarse al (a la) Auditor(a) para que lo certifique.

2.3 Emplear “hombres y mujeres”/“varones y mujeres”

Cuando el sentido de la situación comunicativa así lo requiera, podemos emplear “hombres”/“varones” y “mujeres” para hacer explícitos ambos grupos.

Ejemplos:
  • Todas las personas que respondieron a la encuesta, tanto hombres como mujeres, dieron una valoración negativa en la pregunta 5.
  • Las nuevas políticas sanitarias benefician a mujeres y varones por igual.

Cargos

Cuando se conoce la identidad de género de la persona y esa persona se identifica con el género femenino, conviene emplear la forma femenina del cargo (a menos que esa persona prefiera que se haga referencia a ella en masculino).

Ejemplos: presidenta, jefa, jueza, auditora.

Se recomienda también no agregar la palabra mujer a la profesión:

Ejemplo: Recibió la beca una científica (no *una mujer científico ni *una mujer científica).

3.1 Omitir el determinante ante sustantivos comunes en cuanto al género

Menos inclusivo Más inclusivo
Acudieron algunos periodistas de distintos medios. Acudieron periodistas de distintos medios.
Estuvieron presentes en la reunión los representantes de muchos países. Había representantes de muchos países en la reunión.

3.2 Emplear sustantivos colectivos y otras estructuras genéricas

Cuando no sea necesario mencionar un cargo u ocupación haciendo referencia a las personas, se puede utilizar el grupo, la institución, el órgano o la función que representan mediante:

  • un sustantivo colectivo (ejemplo: los vicepresidentes - la vicepresidencia)
  • estructuras con “la comunidad” y “el cuerpo de”
  • procesos en lugar de personas (ejemplo: el evaluador - la evaluación)
Menos inclusivo Más inclusivo
los funcionarios el funcionariado
los trabajadores/los empleados el personal
los alumnos el alumnado
los docentes el cuerpo docente
los científicos la comunidad científica
los diplomáticos el cuerpo diplomático
los investigadores el equipo de investigación
los presidentes la presidencia
los jueces el poder judicial, la magistratura, la judicatura
los miembros de la Comisión la Comisión
los directores ejecutivos la dirección ejecutiva
los auditores la auditoría

3.3 Usar sustantivos colectivos para referirnos a conjuntos de personas

Menos inclusivo Más inclusivo
los ciudadanos la ciudadanía
los jóvenes la juventud/la gente joven
los hombres/el hombre la humanidad/las personas
los niños la infancia
los mexicanos la población mexicana/el pueblo mexicano

3.4 Usar la palabra “persona”

Menos inclusivo Más inclusivo
Nueve de cada diez ciudadanos respiran aire contaminado. Nueve de cada diez personas respiran aire contaminado.
Todos tienen derecho a un sistema de justicia. Todas las personas tienen derecho a un sistema de justicia.

3.5 Usar el pronombre relativo “quien(es)”, los pronombres indefinidos “alguien”, “nadie” y “cualquiera” y el adjetivo indefinido “cada” seguido de sustantivo común en cuanto al género

Menos inclusivo Más inclusivo
Los trabajadores que quieran pedir una ayuda para estudios externos pueden ponerse en contacto con la administración. Quien quiera pedir una ayuda para estudios externos puede ponerse en contacto con la administración.
Se dará prioridad a los (candidatos) que tengan conocimientos de gestión. Se dará prioridad a quienes tengan conocimientos de gestión.
Algunos opinan que... Hay quienes opinan que...
Ninguno/ningún alumno sabía... Nadie sabía...
Uno dijo que... Alguien dijo que...
Todos pueden asistir a la sesión. Cualquiera puede asistir a la sesión.
Todos los representantes recibirán una copia de la publicación. Cada representante recibirá una copia de la publicación.

3.6 Usar adjetivos sin marca de género en lugar de sustantivos

Menos inclusivo Más inclusivo
el desempleo entre los jóvenes el desempleo juvenil
la revuelta de los estudiantes la revuelta estudiantil
los problemas de los vecinos los problemas vecinales

3.7 Emplear construcciones con “se” impersonal (“se recomienda”), de pasiva refleja (“se debatirá”) o de pasiva perifrástica (“se va a elegir”)

Menos inclusivo Más inclusivo
Lugar donde fue inscrito Lugar donde se inscribió
Cuando un orador pida una votación, habrá que... Cuando se pida una votación, habrá que...
Los interesados deben presentar el formulario en la oficina... El formulario se debe presentar en la oficina...
Los delegados procederán a votar... Se procederá a votar...
Los encuestadores llegaron a la conclusión de que... Con la encuesta se llegó a la conclusión de que...

3.8 Omitir el agente

Menos inclusivo Más inclusivo
Los participantes mantendrán un debate. Habrá un debate.
Se recuerda a los representantes que los proyectos de resolución deben presentarse con antelación suficiente. Se recuerda que los proyectos de resolución deben presentarse con antelación suficiente.

3.9 Usar el infinitivo y el gerundio

Menos inclusivo Más inclusivo
Es necesario que el usuario tenga una cuenta para acceder al portal/el usuario debe tener una cuenta... Es necesario tener una cuenta para acceder al portal.
¿Quién puede ser candidato? ¿Quién puede presentarse [al cargo/a la vacante/etc.]?
Si todos trabajamos con dedicación, alcanzaremos las metas. Trabajando con dedicación, alcanzaremos las metas.