Volver al inicio

En el Documento Final de la Cumbre Mundial 2005 (resolución A/60/1 Documento PDF de la Asamblea General de 2005), los Estados Miembros reconocieron la importancia de la experiencia y los recursos únicos del sistema de las Naciones Unidas sobre las cuestiones mundiales y recomendaron la aplicación de las reformas en curso de las actividades operacionales para el desarrollo encaminadas a lograr una presencia de las Naciones Unidas en los países más efectiva, eficiente, coherente y coordinada, que diera mejores resultados y en la cual el funcionario superior residente tuviera un papel reforzado, así como un marco común de gestión, programación y supervisión.

La Asamblea General invitó al Secretario General a poner en marcha actividades destinadas a reforzar aún más la gestión y la coordinación de las actividades operacionales de las Naciones Unidas y a formular propuestas para lograr una administración más rigurosa de las entidades que trabajan en las esferas del desarrollo, la asistencia humanitaria y el medio ambiente, con miras a que las examinen los Estados Miembros. En respuesta a dicha petición, el Secretario General designó el Grupo de alto nivel sobre la coherencia del sistema de las Naciones Unidas en las esferas del desarrollo, la asistencia humanitaria y el medio ambiente, que concluyó su informe Documento PDF en noviembre de 2006. Una de las principales recomendaciones del grupo era que el sistema de las Naciones Unidas debería estar «unido en la acción» a escala nacional, con un dirigente, un programa, un presupuesto y, cuando proceda, con una oficina.

A finales de 2006, ocho países informaron al Secretario General de su intención de implantar con carácter piloto el enfoque °Unidos en la Acción»: Albania Disponible en inglés, Cabo Verde Disponible en inglés, Mozambique Disponible en inglés, Pakistán Disponible en inglés, Rwanda, TanzaníaDisponible en inglés, Uruguay y Viet Nam Disponible en inglés. Al mismo tiempo, el Secretario General solicitó al Presidente del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo (GNUD Disponible en inglés) que, junto con los jefes ejecutivos del GNUD, liderase los esfuerzos dirigidos a impulsar la iniciativa «Una ONU» basándose en los intereses manifestados por los países en los que se ejecuta el programa y con el respaldo de los fondos de apoyo a la estrategia de actividades operacionales de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

De acuerdo con lo expresado en esos documentos, la finalidad de los programas experimentales era permitir que el sistema de las Naciones Unidas, en colaboración con los gobiernos de los países piloto, desarrollara enfoques que mejorasen la coherencia, la eficiencia y la eficacia de las Naciones Unidas a escala nacional y que redujesen los costos de transacción para los países anfitriones. Asimismo, se hizo hincapié en que el concepto básico de los programas piloto de la iniciativa «Una ONU» reflejaba ampliamente las orientaciones brindadas por los Estados Miembros a través de las resoluciones de la Asamblea General sobre las revisiones trienales amplias de la política de 2001 Documento PDF y 2004 Documento PDF relativa a las actividades operacionales del sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo (A/56/201 Documento PDF y A/59/250 Documento PDF) así como de la Cumbre Mundial 2005.

En la resolución sobre la revisión trienal amplia de la política de 2007 (A/62/208 Documento PDF), los Estados Miembros destacaron la necesidad de realizar una evaluación independiente de las experiencias adquiridas de (los esfuerzos voluntarios por mejorar la coherencia, la coordinación y la armonización en el sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo, inclusive a petición de algunos países en que se ejecutan programas experimentales) (párrafo 139 de la parte dispositiva). La solicitud se reiteró en la resolución de la Asamblea General relativa a la coherencia en todo el sistema de 2010 (A/64/289 Documento PDF), en la que los Estados Miembros alentaban al Secretario General a llevar adelante la modalidad de evaluación independiente de las enseñanzas obtenidas en la ejecución experimental de la iniciativa «Unidos en la acción» descrita por la Secretaría, tras celebrar consultas, abarcando todos los aspectos de la iniciativa (párrafo 21 de la parte dispositiva).