INTERVENCION DEL EMBAJADOR LUIS GALLEGOS,
REPRESENTANTE PERMANENTE DEL ECUADOR ANTE LAS NACIONES UNIDAS,
EN LA 26 SESION DEL COMITÉ DE INFORMACION
26 DE ABRIL DE 2004

Señor Presidente,

La delegación del Ecuador desea asociarse con las expresiones contenidas en las intervenciones de Qatar en nombre de Grupo de los 77 y China y de las que efectuará el Grupo de Río.

Me es grato expresar mi felicitación a Usted Señor Presidente por el excelente trabajo que ha desarrollado en este tiempo frente al Comité.

Quiero agradecer los informes presentados por el señor Shashi Tharoor, Secretario General Adjunto de Comunicaciones e Información Pública respecto a los cuales me refiero a continuación.

Señor Presidente,

En la actualidad el mantenimiento de la paz y seguridad Internacionales supone retos totalmente diferentes a los de las últimas seis décadas. La ONU se enfrenta a la necesidad de adaptarse a las diferentes circunstancias que van surgiendo y, en este sentido, el trabajo de reforma que realiza el Departamento de Información Pública es fundamental. El Departamento debe tener un objetivo fundamental y es el de reivindicar la importancia para la comunidad internacional de lo que significa el multilateralismo.

No es desconocido que existe la percepción en ciertos sectores de la Comunidad Internacional de que el trabajo de nuestra Organización ha dejado de ser relevante. Pero nosotros sabemos, Señor Presidente, que no es así, que la gran mayoría de los países miembros está comprometido con la ONU. Esta Organización realiza importantes acciones que la Comunidad Internacional debe conocer de manera rápida, transparente y certera. El mensaje no solamente debe enviarse, muchas veces es más importante la estrategia para enviarlo, por ello estimo que la reforma en el campo de Comunicación e Información Públicas es una respuesta a los nuevos retos ya mencionados. Más aún, mi delegación está convencida de la necesidad de apoyar su fortalecimiento y no su debilitamiento.

Toda reforma debe además ser integral, hacia adentro y hacia fuera, pero no debe estar guiada sólo por propósitos presupuestarios. En una intervención pasada mencioné que a más de la Comunidad Internacional, los Estados Miembros también deben estar informados. En este sentido, mi país ha tomado nota del Proyecto de marco estratégico para el período 2006-2007 y cree que el Informe del Secretario General sobre la mejor difusión de la labor y las decisiones de la Asamblea General, refleja un trabajo acertado, pero que debe ser ampliado. Necesitamos un Departamento de Información con la mayor capacidad posible para poder cumplir a cabalidad su papel. Un aforismo usado con frecuencia es que quien hace y no comunica es como si no hiciera nada. Es importante comunicar lo que hacemos y extender la voz moral y ética de esta Organización a todos los confines del planeta.

Señor Presidente,

El Ecuador apoya todas las actividades que se emprendan para enfrentar los desafíos planteados. De esta manera, considera que deben realizarse mayores esfuerzos para optimizar el sitio web de la Organización en los idiomas oficiales de la ONU. Igualmente, estima que la publicación de los documentos de manera oportuna serían signo de una información democrática, universal y objetiva. La ONU es sede de culturas, idiomas y creencias, por ello debe esforzarse para que los documentos e información desplegados se encuentren en todos los idiomas de los usuarios, he visto con interés una alianza con universidades en los países para lograr este objetivo.

Señor Presidente,

El Ecuador se mantiene alerta ante la creciente brecha tecnológica entre los países desarrollados y los países en desarrollo. Las dificultades de acceso no son fáciles de superar, pero necesitamos que se consideren las disparidades de los Estados Miembros para alcanzar verdaderamente dichos objetivos. En este sentido, el Ecuador apoya la regionalización de los centros de información. Sin embargo, no concordamos con su aplicación en los países en desarrollo, pues la mayoría de la población mundial está en nuestros países.

Es hora de buscar un pacto de la ONU con los sectores de comunicación de nuestros países, con la ayuda de la sociedad civil, de las organizaciones gubernamentales y de los sectores productivos, para junto con los Gobiernos, responder al clamor de los pueblos que la conforman que piden ser informados a cabalidad.

Muchas gracias.

***