INTERVENCIÒN DE ESPAÑA EN NOMBRE DE LA UNIÒN EUROPEA
EN LA 24 SESIÒN DEL COMITÈ DE INFORMACIÒN

22 de abril de 2002

Señor Presidente:

Tengo el honor de hablar en nombre de la Unión Europea. Los países de Europa Central y Oriental asociados con la Unión Europea, Bulgaria, República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Polonia, Rumania, Eslovaquia y Eslovenia, los países asociados Chipre y Malta, y Turquia, suscriben también esta intervención.

En primer lugar deseo felicitar al Departamento de Información Pública tanto por los excelentes informes presentados este año ante el Comité de Información como por la prontitud en su presentación. La Unión Europea y los países que suscriben esta intervención desean también expresar su aprecio por la constructiva interrelación mantenida por el personal del Departamento de Información Pública con la Unión Europea y con todos los miembros del Comité de Información.

Sr. Presidente

Con ocasión de la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa el próximo 2 de Mayo, quiero reiterar el compromiso de la Unión Europea con la libertad de expresión e información. La Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea establece que la libertad de expresión es un derecho universal al margen de las fronteras, y que la libertad y el pluralismo de los medios debe ser respetado.

La libertad de expresión es un tema de importancia capital para la UE, y es a menudo la primera victima de los regímenes que no respetan los derechos humanos. Una prensa independiente es un elemento crucial de la construcción de la democracia, y mantiene informada a la comunidad nacional e internacional de los problemas de derechos humanos, contribuyendo de esta manera a la transparencia de la Administración Pública. Además de los fondos dedicados de forma individual por los Estados Miembros de la UE para promover la libertad de prensa en los países en desarrollo la Comisión Europea ha dedicado 5 millones de euros durante el año 2002 y 8 millones para el periodo 2003/2004 a esta causa.

Hay que lamentar que en muchas naciones del mundo no exista prensa libre y que el intercambio de información esté controlado y limitado. Condenamos enérgicamente el uso de la violencia para silenciar a los periodistas o para impedir que hagan su trabajo, y más en general condenamos los intentos de controlar o influir en los medios de comunicación con el propósito de distorsionar o suprimir información y opiniones. Lamentamos la perdida de los periodistas que dieron sus vidas en el ejercicio de su profesión en diferentes países a lo largo del mundo.

Sr. Presidente,

Los rápidos avances tecnológicos y comerciales que están teniendo lugar en el área de la información y de las tecnologías de la comunicación tienen un claro impacto en todos los campos de la sociedad, no solamente en el Norte, sino también en los países en desarrollo. La así llamada revolución digital genera flujos reales de información global y cambia profundamente la forma en que las empresas, los mercados, la política y también las organizaciones internacionales como Naciones Unidas trabajan.

Las tecnologías de la Información y la Comunicación ofrecen al mismo tiempo desafíos y promesas para el desarrollo económico y social y esto es especialmente claro en el caso de los países más pobres del planeta. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación no pueden ser consideradas aisladamente, sino como parte de un paquete global de estrategia de desarrollo. Ofrecen oportunidades significativas para disminuir las desigualdades económicas y sociales y para apoyar la creación de riqueza en el ámbito local de una forma sostenible, contribuyendo de esta forma a conseguir los objetivos más amplios del desarrollo. Sin embargo, por otra parte, si las tecnologías de la Información y la Comunicación se aplican incorrectamente podrían tener como resultado una mayor marginalización de los pobres, añadiendo una dimensión digital a las existentes desigualdades económicas y sociales entre los países en desarrollo y en el interior de los mismos.

Lo mismo que ocurre con otros desafíos para el desarrollo, la decisión de utilizar estas nuevas oportunidades pertenece a los propios países en desarrollo y los actores relevantes en este tema, en especial a las comunidades locales. La propiedad, por parte de los mismos, es indispensable. Por su parte la comunidad internacional puede jugar un papel activo señalando los beneficios potenciales de las nuevas políticas y asistiendo a los países interesados en el diseño de las políticas apropiadas en función de su situación y prioridades.

La UE esta comprometida a jugar un papel más activo en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la lucha contra la pobreza. Además de los esfuerzos desplegados por los miembros de la UE a titulo individual, la Comisión Europea esta involucrándose cada vez más en este área y ha aprobado recientemente 63,5 millones de euros para programas regionales de Tecnologías de la Información y la Comunicación en favor de América Latina, que se añaden a programas comparables para Asia y el Mediterráneo.

Como se señaló en la Resolución de la Asamblea General sobre la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información hay una "urgente necesidad de asociar el potencial del conocimiento y la tecnología para promover los objetivos de la Declaración del Milenio de Naciones Unidas".

Las Instituciones y los Estados Miembros de la Unión Europea han jugado un papel muy activo, y en ocasiones directivo,tanto en el contexto del debate internacional sobre las Tecnologías de la Información y la Comunicación como en relación con la provisión de apoyo operacional. El Parlamento Europeo ha hablado claramente sobre el tema, poniendo las nuevas tecnologías en el contexto de la lucha contra la pobreza y de la necesidad de asegurar que los pobres se benefician de ellas.

La Unión Europea continua tomando parte de una forma activa en las iniciativas dirigidas a superar la "brecha digital". Estamos seguros de que la comunidad internacional será capaz de conseguir el consenso global y el compromiso que se requieren para promover urgentemente el necesario acceso de todos los países a la información. En este campo continuaremos trabajando en el Grupo de Tareas sobre Tecnologías de la Información y la Comunicación (ICT Task force), en los resultados de la Asamblea General dedicada a las tecnologías de la información y la comunicación para el desarrollo que se celebrará el 17 y 18 de Junio del 2002 y aseguramos nuestra activa participación en la preparación de la próxima Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.

La Unión Europea y los países alineados con esta intervención tomamos nota con interés de las actividades de información desarrolladas por el Departamento de Información Pública en Afganistán, Timor Oriental, y Sierra Leona, y solicitamos clarificación sobre la coordinación y las estrategias comunes entre el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz y el Departamento de Información Pública para fortalecer la capacidad de los componentes de información de las operaciones de Mantenimiento de la Paz de Naciones Unidas.

Sr. Presidente

Nuestro grupo ofrece su completo apoyo al proceso en marcha de reforma del Departamento de Información Pública, y ofrecemos nuestra calurosa bienvenida al informe sobre reorientación. El informe profundiza en ideas que hemos puesto sobre la mesa durante los pasados años, en relación con los resultados, la efectividad y la eficiencia. En este aspecto hay cuestiones importantes y fundamentales que requieren una respuesta clara por parte de los Estados Miembros.

La Unión Europea entiende que el informe del Secretario General sobre la reorientación de las actividades en el campo de la información pública y las comunicaciones es una parte importante de la revisión general del Departamento de Información Pública que debe presentarse ante la 57 Sesión. El Comité de Información tiene que tener presente así mismo que la revisión del trabajo del Departamento de Información Pública es una tarea en proceso de realización que debe ser continuada en la 57 sesión.

La Unión Europea se propone ofrecer una respuesta al informe de revisión del Departamento de Información Pública. Permítame, Sr. Presidente, con el fin de ser claros, sintetizar brevemente las ideas preliminares que la UE desea poner sobre la mesa en relación con el proceso de reorientación. Desde nuestro punto de vista la información pública y las comunicaciones deben permear todos los niveles y Departamentos de la Organización y el Departamento de Información Pública debería:

· Utilizar la Declaración del Milenio como una clara guía para orientar su trabajo hacia los temas principales.

· Trabajar primariamente a través de intermediarios.

· Moverse hacia una nueva "cultura de evaluación" y de gestión de resultados.

· Basarse en los medios de comunicación externos para llegar al público en una medida mayor que en el presente.

Nuestro grupo compartiendo la importancia del multilinguismo en las actividades de Información y Relaciones Públicas ¨ subrayada por la Resolución 56/262 de 15 de Febrero del 2002, desea expresar su punto de vista de que deben realizarse todos los esfuerzos posibles para mantener la pluralidad representada por un adecuado uso de los seis idiomas oficiales de Naciones Unidas y en la medida de lo posible de otros idiomas, en sus relaciones externas y en su información pública.

El sector audiovisual es de crucial importancia. Queremos llamar la atención del Comité a la estrecha cooperación práctica que se está produciendo entre la UE y el Departamento de Información Pública principalmente en el sector audiovisual con la distribución semanal por satélite de programas de televisión de Naciones Unidas en Europa. Esto contribuye a asegurar que los Europeos estén mejor informados acerca del papel y las actividades de Naciones Unidas en el mundo.

Nuestro grupo enfatiza que la Radio y la Televisión de Naciones Unidas deberían beneficiarse de las infraestructuras tecnológicas que han aparecido en los años recientes(plataformas de satélite, Tecnologías de la Comunicación y la Información, Internet, etc.…) En este aspecto pensamos que seria útil solicitar al Secretario General que estudie la viabilidad de establecer una red global de Televisión por satélite.

Otros aspectos como los Centros de Información de Naciones Unidas y sus oficinas en el terreno, o la forma en que el Departamento de Información Pública debería utilizar los medios tradicionales de comunicación, radiotelevisión y publicaciones, merecen también una consideración detallada.

En conclusión, Sr. Presidente, reitero que la Unión Europea y los países que subscriben esta intervención pretendemos tener un debate en el Comité de Información con el habitual espíritu de cooperación y consenso, y con el propósito de encontrar las respuestas adecuadas para adoptar las decisiones que tenemos que adoptar.

Muchas gracias, Sr. Presidente.