DECLARACION DEL PRESIDENTE DEL COMITE DE INFORMACION, EMBAJADOR MILOS ALCALAY 

Distinguidos delegados, señor Director Encargado del Departamento de Información; señoras, señores. Quiero en primer lugar ante todo reiterarles mi sincero agradecimiento por la confianza depositada en mí  al elegirme Presidente del Comité de Información para este año y el año 2002. Los miembros de la directiva recientemente electa, con el  apoyo del señor Shashi Tharoor  y del Departamento de Información, queremos asegurarles que haremos todos los esfuerzos para que esta Sesión del Comité esté a la altura de la actual etapa histórica que vive la ONU. 

En efecto, la 23ª  Sesión del Comité de Información  inicia sus actividades en un momento crucial ya que estamos en los inicios de una nueva etapa de las Naciones Unidas. La Cumbre Histórica realizada en el mes de Septiembre del año pasado, concluyó una etapa superada: la etapa de la Guerra Fría. El 7 de septiembre del año 2000, la Mesa Redonda que tuvo el honor de coordinar el Presidente Hugo Chávez de mi país, representó un momento estelar, gracias a la activa participación de los Jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, quienes coincidieron en  la transformación de las Naciones Unidas. En esa misma Mesa Redonda el Mandatario venezolano resaltó con acierto que no podemos iniciar el desafío de los retos del siglo XXI con las reglas de juego que tuvieron vigencia hace medio siglo al finalizar  la Segunda Guerra Mundial! 

Los máximos dirigentes del plantea han aceptado el desafío al adoptar la Declaración del Milenio. Ellos trazaron con claridad meridiana el camino que debe seguir la ONU para adaptarse a los imperativos del siglo XXI.  

Ese mandato se cristaliza ante todo por priorizar, la lucha contra la pobreza, la lucha contra la discriminación, la lucha contra el hambre y en general la lucha contra todo tipo de dominación. En nuestra “aldea planetaria” cada vez es menos aceptable que la prosperidad de una minoría privilegiada hunda sus raíces en la miseria y en la muerte prematura de los más vulnerables. La globalización debe convertirse en una fuerza positiva para todo el hombre y para todos los hombres. Es decir lograr el bienestar de la humanidad entera. Es por ello que los objetivos tan concretos y humanos que están plasmados en la Declaración del Milenio, y en particular todo aquello que toca la lucha contra la pobreza, abre las posibilidades y las perspectivas de una etapa en la cual la comunidad internacional pueda promover su acción basada en los vínculos exigibles  de la equidad y la  justicia social internacional, haciendo efectivo el principio de la solidaridad, imperativo indispensable para construir la nueva sociedad del mañana. 

Estamos percibiendo señales tangibles que nos indican que caminamos por la ruta cierta y solamente quisiera resaltar, como testimonio de esta afirmación, la reunión que se realizará mañana, en una sala contigua a ésta, en la cual el Consejo Económico y Social y las instituciones de Bretton Woods se reunirán para imprimir una nueva arquitectura financiera internacional basada en la problemática social que nuestros jefes de Estado han marcado en la Cumbre del Milenio, y no en el mero lucro económico y mercantil. 

Distinguidos delegados.  

El contexto de esta vigésima tercera Sesión está marcado, por la extraordinaria revolución de la información en la que estamos actualmente. Nos encontramos en la era de la comunicación instantánea y generalizada. A pesar de ello, sólo el 5% de la humanidad  tiene acceso a internet. Ese 5% está concentrado en los países industrializados, pero debemos apoyar los esfuerzos que los países que se encuentran en el sur del planeta procuran organizar para que cada vez tengan mayor acceso a la nueva tecnología de la información. 

El Consejo Económico y Social debe profundizar su trabajo para que estas tecnologías modernas de  información aceleren el desarrollo de los países pobres. Nuestro Comité debe invertir su energía para que el Departamento de Información pueda tomar en sus manos este proceso de transformación que ayudará a beneficiarse de su capacidad transformadora.  

Otro papel prioritario del Comité de Información debe estar marcado, para informar al mundo entero el mensaje de las Naciones Unidas y constituirse en la voz de la organización. La ONU tiene necesidad de apoyarse en la opinión pública mundial y para ello requiere de un Departamento de Información vibrante y dinámico que sepa utilizar a plenitud todos los medios tradicionales de información, y también las más modernas tecnologías de comunicación “on line”. 

Desde 1997, en el inicio de su primer mandato, el Secretario General Kofi Annan le asignó prioridad en crear en el seno de las Naciones Unidas la cultura de la comunicación.  

Señor Tharoor. Usted que ha tomado una parte activa en esta reorientación, desde sus antiguas funciones como Director de Información en el gabinete del Secretario General proyectando la imagen de unas Naciones Unidas comprometida con el cambio, ahora le toca a usted nuevamente, como Director Encargado del Departamento, capitalizar esos esfuerzos iniciados anteriormente y proyectarlos a nivel de toda la organización. 

El compromiso del Secretario General de favorecer la comunicación debe impulsarnos a profundizar cada vez a perfeccionar los mecanismos comunicacionales puesto que solo así lograremos que se consolide una democracia participativa a nivel planetario, elemento fundamental para lograr el cambio de las estructuras caducas.  

El Comité de Información tendrá un nuevo reto el próximo 3 de mayo al convocar la Jornada Mundial de la Libertad de Prensa. En esa oportunidad el Secretario General pronunciará una alocución dedicada a este importante tema. También será una ocasión para que el Comité de Información, a través de su Presidente, pueda reafirmar la nueva dinámica inspirada en los principios de la Declaración del Milenio y en particular “el derecho de los medios de comunicación de desarrollar su papel esencial y el derecho del público a tener la información veraz requerida.  

Gracias al apoyo renovado del Secretario General y del Presidente de la Asamblea General, deberemos continuar fortaleciendo la acción del Departamento de Información para movilizar a los pueblos del mundo en favor de la Organización de las Naciones Unidas en su nuevo compromiso y al mismo tiempo proyectar sus valores fundamentales que nacen de la Carta de las Naciones Unidas.  

Para facilitar nuestro debate, han sido sometidos a este Comité 8 informes del Secretario General sobre diferentes aspectos del trabajo del Departamento. Quiero felicitar, de manera muy particular, al Departamento que bajo la dirección del señor Tharoor nos ha presentado esta documentación, distribuyéndola con un mes de anticipación lo cual nos ha dado el tiempo necesario para estudiarlos. 

Con base en esta documentación e inspirados como todos estamos, en nuestro compromiso de hacer realidad los alcances de la Declaración del Milenio, orientados a fortalecer el nuevo papel de las Naciones Unidas, estoy convencido tal como señalé inicialmente que nuestra sesión tiene una importancia capital y será constructiva e innovadora. 

Estoy igualmente persuadido que el espíritu que debe guiarnos es el mismo que marcó y animó los trabajos de la Cumbre del Milenio. La Directiva del Comité hará todos los esfuerzos para facilitar los trabajos y para acompañarlos en esta noble tarea de proyección y de acción. Espero, igualmente, mantener un diálogo constructivo y fructífero con el Departamento de Información a lo largo de los próximos dos años.  

Es con este espíritu que invito  tanto a la Directiva, como a los señores delegados a que participen activamente en este nuevo diseño que permitirá al Departamento de Información cumplir la noble tarea de informar, proyectar y traducir la voluntad de un mundo que nace.  

* * *

^ Top