ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Internacional de los Voluntarios
5 de diciembre

Cantante de fama internacional dedica canción a los voluntarios mientras la ONU examina el papel clave del voluntariado

Angélique Kidjo, cantante de fama internacional y Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, se sumó esta semana al programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) en antelación a la celebración, el día 5 de diciembre, de la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unida dedicada al voluntariado. Aprovechando esta ocasión, el programa VNU lanzará un mensaje destinado a los Estados miembros: «Cada día millones de voluntarios contribuyen a mejorar vidas; con más apoyo y reconocimiento por parte de las organizaciones y de la sociedad, los voluntarios podrían hacer mucho más».

Angélique Kidjo
Angélique Kidjo, cantante de fama internacional
y Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Angélique
Kidjo, dedica una canción a los voluntarios en todo
el mundo. Foto: Nigel Garvey, 2011.

Cuando no está deleitando al público con su música, Angélique Kidjo dedica parte de su tiempo libre a promover el derecho a una infancia digna para los niños y niñas de todo el mundo. Como voluntaria y Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, viaja a campamentos de refugiados y poblados en algunos de los países más pobres del mundo. Durante un viaje reciente compartió su música con un niño soldado y con otro niño víctima de abusos sexuales. «En cuanto observé la sonrisa que reflejaban sus rostros», recuerda Angélique Kidjo, «supe que habían conseguido salir del aislamiento en el que estaban inmersos por su trauma. Para mí el voluntariado es importante por las muchas formas en las que con frecuencia podemos ayudar a otras personas».

Angélique Kidjo es sólo una entre millones de personas embarcadas en el trabajo voluntario por todo el mundo. “Desde el voluntario en salud, cuyos conocimientos de medicina llegan a los lugares más remotos del planeta, hasta el especializado en rescates, que ofrece su asistencia a los gobiernos para paliar desastres de todo tipo, el voluntariado cambia vidas diariamente”, afirma Flavia Pansieri, Coordinadora Ejecutiva del programa VNU. Un estudio reciente realizado en 36 países muestra que cada año unos 140 millones de personas dedican parte de su tiempo a labores de voluntariado. Concentradas en un solo lugar, ese número de personas representaría el noveno país más grande de la Tierra.

Esta semana, como anticipo a la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas del 5 de diciembre, Angélique Kidjo dedicó a los voluntarios su famosa canción ´Agolo´. Se espera que la reunión, punto final de los actos conmemorativos del décimo aniversario del Año Internacional de los Voluntarios (AIV+10), concluya con un mayor reconocimiento y apoyo a la acción voluntaria.

“Con mayor apoyo y reconocimiento, la acción de los voluntarios tendría el poder de cambiar muchas más vidas, contribuiría de forma más rotunda a erradicar la pobreza en el mundo y a combatir la degradación medioambiental, y podría enfrentarse con mayor energía a otros retos de nuestros tiempos”, dijo la Sra. Pansieri. “Este es el mensaje que queremos hacer llegar a los Estados miembros de las Naciones Unidas».

En estos preliminares a la reunión de la Asamblea General, el programa VNU insta a los voluntarios, especialmente a los de las Naciones Unidas (sobre el terreno y en línea), a mostrar que el voluntariado sí importa. Para ello, se les pide que envíen una fotografía que ilustre su trabajo en su ámbito de actuación. La finalidad de esta iniciativa es recoger por lo menos una foto de cada uno de los 130 países donde está presente el programa VNU. Las fotografías se recogerán de forma virtual, y las imágenes se irán plasmando en un mosaico digital que se publicará el 7 de diciembre.

En su línea argumentativa a favor del voluntariado, el programa VNU publicará el 5 de diciembre –Día Internacional del Voluntariado– su primer Informe sobre el estado del voluntariado en el mundo.

Angélique Kidjo señala que su trabajo con UNICEF le ha servido para aumentar su respeto y admiración por los Voluntarios de las Naciones Unidas y los voluntarios comunitarios. «Es posible que las personas a las que ayudaste como voluntario no recuerden tu nombre, pero se acordarán de cómo tu trabajo les ayudó a retomar sus propias vidas.»

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas