“Celebro la decisión de la Asamblea General de establecer el Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo. Debemos levantar las voces de las víctimas y sobrevivientes de atentados terroristas que constantemente exigen responsabilidades y resultados. Cuando respetamos los derechos humanos de las víctimas y les damos apoyo e información, mitigamos el daño de larga duración que los terroristas han infligido a las personas, las comunidades y las sociedades.” —António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas

Hoy, aunque el número de países afectados por el terrorismo va en aumento, la mayor cantidad de sus víctimas se concentra en un pequeño grupo de Estados Miembros. Solo en 2017, casi tres cuartas partes de todas las muertes causadas por el terrorismo se produjeron en cinco países: Afganistán, Iraq, Nigeria, Somalia y Siria. Ante este escenario, las víctimas del terrorismo luchan para que se escuchen sus voces, se apoyen sus necesidades y se respeten sus derechos. Sin embargo, a menudo se sienten olvidadas y abandonadas una vez que se atienden sus necesidades inmediatas. Esta situación, sumada a los pocos recursos de los Estados Miembros y su capacidad para satisfacer las necesidades a mediano y largo plazo no contribuyen a lograr su total rehabilitación. Para lograrla, se necesita el apoyo multidimensional de largo plazo, que incluya medidas físicas, psicológicas, sociales y financieras, elementos indispensables para su total y plena integración a la sociedad. Los Estados Miembros son los responsables de facilitar la creación y ejecución de estas medidas y trabajan juntos para proporcionar recursos, movilizar a la comunidad internacional y atender mejor las necesidades de las víctimas.

En este contexto y conociendo las terribles condiciones a las cuales las víctimas del terrorismo se enfrentan, las Naciones Unidas han creado la Estrategia global de la ONU contra el terrorismo, por la que los Estados Miembros adoptan las medidas de: 1) Hacer frente a las condiciones que propician la propagación del terrorismo; 2) Prevenir y combatir el terrorismo; 3) Desarrollar la capacidad de los Estados Miembros para prevenir y combatir el terrorismo y fortalecer el papel del sistema de las Naciones Unidas al respecto; y 4) Garantizar el respeto universal de los derechos humanos y del estado de derecho como pilar fundamental de la lucha contra el terrorismo. Bajo estos principios, los Estados Miembros se comprometen a promover, proteger y respetar los derechos de las víctimas, y a crear redes de apoyo, tanto para las víctimas como para las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en su recuperación.

Imrana Alhaji Buba es el fundador de la Coalición Juvenil contra el Terrorismo, una asociación de voluntarios nigerianos que tiene como objetivo unir a los jóvenes en la lucha contra el extremismo violento. Imrana habla sobre su experiencia como víctima de Boko Haram en Nigeria.

La Asamblea General, en sus resoluciones (A/RES/66/282 , A/RES/68/276 y A/RES/72/284) que se establecieron como resultado del Examen de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo, destaca el importante papel de las víctimas en la lucha contra el terrorismo y la prevención del extremismo violento, así como reconocen y defienden sus derechos humanos. Así mismo, establecen que construir resiliencia en las víctimas y sus familias, mediante la provisión de apoyo y asistencia adecuadas, inmediatamente después de un ataque y en el largo plazo, es el primer paso para reconocer que las víctimas, que son resilientes, son menos vulnerables a los impactos del terrorismo y pueden sobrellevar, sanar y recuperarse rápidamente luego de un ataque.

El 2018 marca la primera celebración del Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo (A/RES/72/165), también, representa una oportunidad para solidarizarnos con los miles de afectados por el terrorismo y concientizar a la población mundial acerca de la difícil situación que éstas enfrentan a diario. Para celebrarlo, las Misiones Permanentes de Afganistán, Bélgica, Iraq, Nigeria y los Estados Unidos, junto con la Oficina de Lucha contra el Terrorismo de las Naciones Unidas y la Dirección Ejecutiva del Comité contra el Terrorismo Disponible en inglés lanzaron una exhibición multimedia donde se presentaron las voces de las víctimas, los expertos y los líderes de la sociedad civil que han sido impactados por un ataque terrorista o han trabajado con víctimas.

La exposición durará hasta el 4 de septiembre de 2018 e incluirá entrevistas y documentales que destacan la solidaridad internacional con las víctimas e historias positivas de resiliencia, mostrando a su vez lo que se ha hecho por y para las víctimas del terrorismo en las últimas décadas.