ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Internacional para la Tolerancia
16 de noviembre

Mensaje del Secretario General con ocasión del Día Internacional para la Tolerancia

16 de noviembre de 2013

Estamos viviendo un período de transición mundial. Están surgiendo nuevos centros de poder y dinamismo económico. La tecnología nos conecta cada vez más estrechamente, y los intercambios culturales se profundizan cada día más, pero ello no significa que haya una mayor comprensión. Las sociedades son más diversas; sin embargo, en muchísimos lugares, la intolerancia va en aumento.

En todo el mundo, las naciones y las comunidades afrontan graves y persistentes problemas de orden económico, social y ambiental. La pobreza, el hambre y las enfermedades siguen teniendo magnitudes inaceptables. Todas las regiones experimentan los crecientes efectos del cambio climático. Los desastres naturales son un constante recordatorio de la vulnerabilidad humana. En todo el mundo persisten los conflictos y las tensiones entre comunidades. Millones de personas se ven amenazadas a diario por la violencia y los desplazamientos.

Para estos problemas, polifacéticos e interrelacionados, no hay soluciones individuales. Solo podemos avanzar como comunidad de naciones y culturas recurriendo a la solidaridad humana y reconociendo que compartimos un destino común. Por eso es tan importante la tolerancia.

La tolerancia no es pasiva. Exige la decisión activa de dar un paso hacia el otro partiendo de la comprensión y el respeto mutuos, especialmente cuando hay un desacuerdo. La tolerancia implica reconocer que nuestra diversidad es una ventaja, una fuente de creatividad y de renovación para todas las sociedades.

La tolerancia puede, y debe, aprenderse. Debemos enseñar a las niñas y los niños no solo a convivir, sino también a actuar de consuno como ciudadanos del mundo. Hemos de fomentar la tolerancia promoviendo la comprensión y el respeto entre culturas, desde los parlamentos hasta los patios de recreo. Tenemos que enfrentar la creciente desigualdad y rechazar la exclusión social basada en el género, la discapacidad, la orientación sexual o el origen étnico o religioso.

La tolerancia es el cimiento más firme de la paz y la reconciliación. Nunca ha tenido tanta importancia como en esta época, en que el cambio es rápido y a menudo asombroso. En este Día Internacional, hago un llamamiento a los dirigentes de los países y las comunidades, y a todos los que ejercen influencia a través de los medios de comunicación tradicionales y sociales y entre sus pares, para que hagan de la tolerancia el vínculo que ha de unirnos en el viaje compartido hacia un futuro pacífico y sostenible.

Mensajes anteriores


Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas