Solidaridad Sur-Sur

La Cooperación Sur-Sur es una manifestación de solidaridad entre pueblos y países del Sur que contribuye al bienestar de las poblaciones, su independencia colectiva y el logro de los objetivos de desarrollo acordados internacionalmente, tales como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Esta cooperación entre los países del Sur se lleva a cabo a través de un marco de colaboración amplio en las esferas política, económica, social, cultural, medioambiental y técnica. Pueden participar dos o más países en desarrollo y puede ser una cooperación a nivel bilateral, regional, intrarregional o interregional. Los países en desarrollo comparten conocimientos, habilidades, experiencias y recursos que puede acelerar los progresos hacia la aplicación y el logro de los ODS.

El Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur tiene por objetivo concienciar a los ciudadanos del mundo sobre las iniciativas que toma la Organización dirigidas a que los países en desarrollo cooperen entre sí. Asimismo, se celebran los avances económicos, sociales y políticos de los últimos años en regiones y países del Sur.

Los objetivos básicos de la colaboración Sur-Sur se encuentran en el Plan de Acción de Buenos Aires para promover y realizar la cooperación técnica entre los países en desarrollo (BAPA), que se adoptó en una conferencia del Sur Global sobre la cooperación técnica entre los países en desarrollo en 1978 y que fue respaldado por la Asamblea General mediante su resolución 33/134.

Buenas Prácticas en la Cooperación Sur-Sur

En 2018, la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur (UNOSSC) publicó el informe "Buenas Prácticas en la Cooperación Sur-Sur y Triangular para el Desarrollo Sostenible - Volumen 2", disponible en las seis lenguas oficiales de la ONU y en portugués. La publicación pone de relieve el modo en el que este tipo de cooperación puede acelerar los progresos hacia la aplicación y el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Conferencia sobre la Cooperación Sur-Sur

Con motivo del 40º aniversario de la adopción del Plan de Acción de Buenos Aires (BAPA), este año se celebra la Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur (BAPA+40 Disponible en inglés) en Buenos Aires, del 20 al 22 de marzo de 2019.

 

 

Logo BAPA+40

Objetivos de la Cooperación Sur-Sur

  • Fomentar la independencia de los países en desarrollo a través de la mejora de su creatividad para que encuentren soluciones a sus problemas de desarrollo de acuerdo con sus propias aspiraciones, valores y necesidades específicas.
  • Promover y reforzar la independencia colectiva de los países en desarrollo intercambiando experiencias; aportando, compartiendo y usando sus recursos técnicos y de otro tipo, así como complementándose en el desarrollo de capacidades.
  • Fortalecer la capacidad de los países en desarrollo para que ellos mismos identifiquen y analicen sus prioridades de desarrollo, y formulen las estrategias necesarias para abordarlas.
  • Incrementar la cantidad y calidad de la cooperación internacional para el desarrollo, aportando y compartiendo capacidades con el fin de mejorar la efectividad de los recursos dedicados a ese tipo de cooperación.
  • Crear capacidades tecnológicas en los países en desarrollo, así como fortalecer las existentes, con el fin de mejorar su efectividad, además de aumentar la capacidad de estos países de absorber y adaptar la tecnología y las habilidades para que se ajusten a sus necesidades.
  • Aumentar y mejorar la comunicación entre los países en desarrollo para crear conciencia sobre sus problemas comunes y ampliar el acceso al conocimiento y la experiencia ya existentes, así como generar nueva información para abordar sus problemas de desarrollo.
  • Reconocer los problemas y las necesidades de los países menos desarrollados, los países en desarrollo sin litoral, los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países más afectados por los desastres naturales y otras crisis, para poder así dar respuesta a los retos.
  • Permitir a los países en desarrollo una mayor participación en la actividad económica internacional y ampliar la cooperación internacional para el desarrollo.