Antecedentes

La historia de la cooperación Sur-Sur comenzó en 1949 con el establecimiento del primer programa de ayuda técnica, creado por el Consejo Económico y social, y la constitución del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en 1969. del Sur Global celebrada en Buenos Aires, durante la cual se adoptó el Plan de Accion para promover y realizar la cooperación técnica entre los países en desarrollo. Documento PDFDisponible en inglés

Otro hito se estableción en la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Países Menos Adelantados celebrada en Bruselas en mayo de 2001 y en la que se hizo hincapié en la importancia de la cooperación Sur-Sur para la creación de capacidad y el establecimiento de las mejores prácticas, en particular en las esferas de la salud, la educación, la capacitación, el medio ambiente, la ciencia y la tecnología, el comercio, las inversiones y el transporte de tránsito.

En la Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo celebrada en Monterrey (México) en marzo de 2002 se alentó la cooperación Sur-Sur, incluida la cooperación triangular, para facilitar el intercambio de impresiones sobre buenas estrategias, prácticas y experiencias y la repetición de proyectos. Además, en la Conferencia se instó a que se promoviera la cooperación Sur-Sur en la prestación de asistencia.

El mundo ha sufrido una transformación importante a nivel político y económico en las últimas dos décadas. Estos cambios, especialmente en el hemisferio sur, se han producido con mayor rapidez que en cualquier época durante un periodo similar en la historia mundial. Las relaciones dentro de los países del sur y entre los países del norte y del sur han tomado dimensiones completamente nuevas. Las cuestiones clave de la actualidad como el medioambiente y el cambio climático, energía y seguridad alimenticia, la pobreza a nivel mundial, el vínculo entre el crecimiento y la equidad y las migraciones, hoy en día, están más extendidas hoy en su naturaleza que en la concepción norte-sur.

Numerosos países del sur han desarrollado capacidades significativas a nivel técnico y financiero. Comenzaron a transferir algunos de estos recursos, sobre la base de concesiones o sin ellas, a otros países del sur en el contexto de un enfoque inclusivo para la gestión de problemas a nivel mundial, difundiendo los beneficios de la globalización en forma más amplia, creando nuevos mercados y desarrollando bases más amplias para el crecimiento de economías sostenibles. En años recientes, varios países del sur se han convertido en asociados importantes para la cooperación en el desarrollo, construyendo un largo historial de ayuda y otras formas de cooperación entre países en vías de desarrollo. Una nueva dimensión se está agregando con claridad a la colaboración en el desarrollo, para países de África y del hemisferio sur que se encuentran especialmente desfavorecidos, particularmente en los Países Menos Adelantados (LCD Disponible en inglés, por sus siglas en inglés), los Países En Desarrollo Sin Litoral (LLDC, por sus siglas en inglés) y los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (SIDS, por sus siglas en inglés).

Todos estos esfuerzos fueron reafirmados y ampliados en 2015 con la adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada por los 193 países de la ONU.