ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Mundial de los Refugiados
20 de junio

Mensaje de la Directora Ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin

ROMA –Por más de dos años el mundo ha visto como millones de sirios han dejado sus casas para huir de la violencia y buscar un refugio seguro. Muchas familias han sido obligadas a desplazarse más de una vez, llevando consigo solo lo que pueden cargar. Las necesidades de los sirios son enormes, demasiado grandes para ser comprendidas: al finalizar el año, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones (PMA) planea proveer asistencia alimentaria a siete millones de personas, de las cuales la mayoría son desplazados internos o que buscan refugio en países vecinos.

Los sirios no son los únicos que han sentido el devastador efecto del desplazamiento, ya sea dentro de su propio país o a través de las fronteras. Todos los días trabajo junto con colegas que están en el campo en algunos de los lugares más remotos y peligrosos del mundo. Me recuerdan, así como todos recordamos en el Día Mundial de los Refugiados, que cada mujer, hombre y niño, que ha dejado su hogar, familia, trabajo, educación y vida en busca de seguridad y protección merece nuestra atención, pero sobre todo nuestra asistencia.

El año pasado conversé con una mujer maliense que estaba recibiendo alimentos del PMA en el campamento de refugiados de Menghaize en Níger. Ella había escapado de Mali junto con sus hijos en medio de un fuerte tiroteo. Me dijo que extrañaba su hogar, pero al menos ella y sus hijos estaban a salvo. En Ruanda, los refugiados del este de la República Democrática del Congo han dejado todo para huir de los continuos enfrentamientos. En Rohingya, Bangladesh, los refugiados de Myanmar buscan un refugio seguro para escapar de la violencia comunal. Ecuador alberga el mayor número de refugiados en el hemisferio occidental y cada mes arriban más refugiados colombianos. Kenia continúa albergando a una gran cantidad de somalíes. Ninguno de ellos puede regresar aún a sus hogares.

En el 2012, PMA proporcionó asistencia alimentaria a casi 10 millones de personas que se vieron forzadas a desplazarse –refugiados, aquellos que se desplazan internamente y aquellos que han tenido la buena fortuna de poder regresar a sus hogares. Estos alimentos, en conjunto con la ayuda proporcionada por nuestros socios, traen seguridad a unas vidas llenas de incertidumbre.

Como parte de la comunidad internacional, debemos continuar abogando por aquellas personas desplazadas en todo el mundo; ya sea que estén escapando del conflicto, desastres naturales o del hambre, estas personas deben estar presentes en nuestros pensamientos.

 

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas