ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Mundial de la Libertad de Prensa
3 de mayo

Mensaje de la Directora General de la UNESCO 2010

Este Día Mundial de la Libertad de Prensa, cuyo tema es la libertad de información, nos brinda la oportunidad de recordar cuán importante es nuestro derecho a saber.

La libertad de información es el principio según el cual las organizaciones y los gobiernos tienen el deber de compartir la información que poseen con cualquier persona que la solicite o de darle fácil acceso a ella, en cumplimiento del derecho del público a estar informado.

El derecho a saber es esencial para defender otros derechos fundamentales, para fomentar la transparencia, la justicia y el desarrollo. A la par del principio complementario de libertad de expresión, el derecho a saber es un pilar de la democracia.

Quizá no siempre ejerzamos este derecho de manera consciente. Pero cada vez que abrimos un periódico, sintonizamos las noticias en la radio o la televisión, o navegamos por Internet, la calidad de lo que vemos o escuchamos depende de que esos medios de difusión tengan acceso a información exacta y actualizada.

Los obstáculos que se yerguen ante nuestro derecho a saber cobran diversas formas, desde la carencia de recursos y la insuficiencia de infraestructuras hasta la obstrucción deliberada.

Demasiados periodistas ejercen su oficio en un contexto en el que las restricciones a la información constituyen la norma, y en que la presión, el hostigamiento, la intimidación e incluso las agresiones físicas forman parte de su labor cotidiana.

El año pasado, la UNESCO condenó los asesinatos de 77 periodistas. En su mayoría, no se trataba de víctimas de guerra sino de reporteros que cubrían noticias locales.

Invito a cuantos conmemoran hoy el Día Mundial de la Libertad de Prensa a que observen un minuto de silencio en recuerdo de aquellos a los que ya no podremos ayudar, para honrar a los periodistas que sacrificaron sus vidas en aras de nuestro derecho a saber.

Pero también es preciso reconocer hoy los progresos importantes logrados en este ámbito.

Cada vez son más los países del mundo entero que adoptan leyes para garantizar la libertad de información. Estas medidas facilitan la supervisión de la acción gubernamental y refuerzan la rendición de cuentas al público.

Entre tanto, la existencia de una tecnología más rápida y más barata permite, como nunca antes, que un número cada vez mayor de personas tengan fácil acceso a información procedente de fuera de su entorno inmediato.

Es hora de que aprovechemos esos adelantos, fortaleciendo las instituciones, impartiendo la formación necesaria a los profesionales de la información, fomentando una mayor apertura en nuestros sectores públicos y una mayor conciencia en el público.

Exhorto a los gobiernos, la sociedad civil, los medios de difusión y los particulares a que colaboren con la UNESCO en la promoción de la libertad de información en todo el mundo.

Irina Bokova

video del mensaje Disponible en inglés

Las Naciones Unidas no es responsable de los comentarios o respuestas en vídeo publicado en YouTube.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas