El Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo estableció en 1989 el Día Mundial de la Población, con el que se pretende centrar la atención en la urgencia e importancia de las cuestiones relativas a la población. El interés nació de la celebración el 11 de julio de 1987 del «Día de los cinco mil millones». La Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante la resolución 45/216 de diciembre de 1990, decidió continuar con esta iniciativa para concienciar sobre las cuestiones relacionadas con este ámbito, incluidas sus vinculaciones con el medio ambiente y el desarrollo. El Día se celebró por primera vez el 11 de julio de 1990 en más de 90 países. Desde entonces, varias oficinas del Fondo de las Naciones Unidas para la Población en varios países y otras organizaciones e instituciones conmemoran este Día Mundial en asociación con los Gobiernos y la sociedad civil.

Planificación familiar, para empoderar a las personas y contribuir al desarrollo de los países

Unos 225 millones de mujeres que no desean quedarse embarazadas no utilizan métodos contraceptivos seguros y efectivos. Las causas van desde la falta de acceso a información o servicos, hasta la ausencia de apoyo de sus parejas o comunidades. La mayoría de estas mujeres viven en 69 de los países más pobres del planeta.

El acceso voluntario a métodos seguros de planificación familiar es un derecho humano, clave para alcanzar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Asimismo, es un elemento vital para erradicar la pobreza. Por otro lado, las inversiones en planificación familiar también generan beneficios económicos y de otro tipo, que contribuyen al desarrollo.

Este 11 de julio, la celebración del Día Mundial de la Población coincide con la Cumbre sobre la Planificación Familiar, el segundo encuentro dentro del marco de la iniciativa «Planificación Familiar 2020», cuyo objetivo es facilitar el acceso a este tipo de servicios a 120 millones más de mujeres para 2020.