Los Cascos azules de la ONU: 70 años de servicio y sacrificio

El tema elegido para el Día Internacional del Personal de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas de 2018 es «70 años de servicio y sacrificio». La conmemoración de este día el 29 de mayo brinda la oportunidad de reconocer la valiosa contribución del personal uniformado y civil a la labor de la Organización y de rendir homenaje a los más de 3700 miembros del personal de mantenimiento de la paz que han perdido la vida mientras defendían los valores de la bandera de la ONU desde 1948, incluidos los 134 que fallecieron el año pasado.

Este año, las Naciones Unidas celebran el 70 aniversario de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, un mecanismo único y dinámico diseñado para ayudar a los países desgarrados por conflictos a crear las condiciones para una paz duradera. La primera misión de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas se estableció el 29 de mayo de 1948, cuando el Consejo de Seguridad autorizó el despliegue de algunos observadores militares en el Oriente Medio con el fin de formar el Organismo de las Naciones Unidas para la Vigilancia de la Tregua (ONUVT), para supervisar el Acuerdo de Armisticio entre Israel y sus vecinos árabes.

Durante setenta décadas, más de un millón de hombres y mujeres han prestado servicio en nombre de la bandera de las Naciones Unidas en 71 operaciones de mantenimiento de la paz y han tenido una repercusión directa en las vidas de centenares de personas al proteger a los más vulnerables y salvar innumerables vidas. Nuestro personal de paz se sacrifica enormemente, a menudo para servir bajo condiciones de peligro y alto riesgo para ellos mismos. Las familias del personal de mantenimiento de la paz y sus gobiernos comparten este sacrificio.

Desde Sierra Leona hasta Camboya, pasando por Timor-Leste, Namibia, El Salvador y llegando a cualquier parte, el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas ha contribuido a la transición de una situación bélica a una pacífica en numerosos países. La Misión de las Naciones Unidas en Liberia (UNMIL) ha completado su mandato con éxito en marzo de este año, convirtiéndose en la operación de mantenimiento de la paz número 57 que lo consigue. La finalización de UNMIL también puso final a más de dos décadas de operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU en la cuenca del Río Mano en África Occidental.

A día de hoy, el mantenimiento de la paz de la ONU cuenta con más de 100 000 miembros de su personal militar, policial y civil desplegados en 14 operaciones de mantenimiento de la paz llevadas a cabo en cuatro continentes. Actualmente, las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU reciben contribuciones del personal militar y policial y el equipo necesario para mantener nuestras operaciones de 124 Estados Miembros. Las operaciones de mantenimiento de la paz son fruto de una alianza mundial y esta cifra refleja el alto grado de confianza mundial en el valor de las funciones insignia de las Naciones Unidas. Asimismo, estas operaciones de mantenimiento de la paz han demostrado ser una sólida inversión en la paz, seguridad y prosperidad mundiales. A pesar de la envergadura y del alcance de sus operaciones, la cifra ligeramente inferior a 7000 millones de dólares al año del presupuesto anual destinado al mantenimiento de la paz no supone ni un uno por ciento del gasto militar global.

El mantenimiento de la paz de la ONU es un mecanismo flexible y en evolución que reúne instrumentos políticos, técnicos y de seguridad puestos a su disposición para ayudar a los países a llevar a cabo la difícil transición del conflicto a la paz. En marzo de este año, el Secretario General puso en marcha una nueva iniciativa, denominada «Action for Peacekeeping» (Acción por el Mantenimiento de la Paz), cuyo cometido era la mejora del desempeño y la garantía de que las operaciones de mantenimiento de la paz fueran las adecuadas ante unos campos de operaciones cada vez más complejos y peligrosos. La iniciativa realiza un llamamiento a los Estados Miembros, al Consejo de Seguridad y a los países que aportan contingentes y fuerzas de policía para que reorienten las operaciones de mantenimiento de la paz basándose en expectativas realistas, ofreciendo un mayor apoyo en soluciones políticas y haciendo que las misiones de mantenimiento de la paz sean más sólidas y seguras mediante el despliegue de fuerzas bien equipadas y capacitadas, con la inclusión de más mujeres en sus operaciones.

Aunque el Día Internacional del Personal de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas es el 29 de mayo, la Sede de la ONU de Nueva York lo celebrará este año el 1 de junio. El Secretario General presidirá una ceremonia de colocación de una ofrenda floral en honor a todos los miembros del personal de mantenimiento de la paz que han perdido la vida sirviendo a las Naciones Unidas. Además, se otorgará la Medalla Dag Hammarskjöld a título póstumo al personal de mantenimiento de la paz que perdió la vida en 2017 mientras prestaba servicio en defensa de la paz.