Mensaje del Secretario General 2017

En el Día Internacional de la Paz, reflexionamos sobre el costo despiadado de la guerra.
 
Escuelas devastadas. Hospitales bombardeados. Familias destrozadas. 
 
Refugiados en busca de esperanza. Países en crisis.
 
Las Naciones Unidas nacieron de una terrible Guerra Mundial.
 
Nuestra misión es trabajar en pro de la paz, todos los días y en todos lados.
 
No debemos permitir que grupo de interés, ambiciones nacionales o diferencias políticas hagan peligrar la paz.
 
En este día internacional, pedimos un alto el fuego a nivel mundial.
 
No dejemos jamás de hacer presión para poner fin a los conflictos armados.
 
Todos deseamos la paz y tenemos derecho a ella.
 
Es la base del progreso y el bienestar: niños felices, comunidades florecientes y pacíficas, países prósperos.
 
Comprometámonos a trabajar juntos - hoy y todos los días - por la paz que todos anhelamos y merecemos.