Mensaje del Secretario General

«Nuestros océanos, nuestro futuro»

Gracias a los océanos nuestro hogar es un planeta azul. Los océanos regulan el clima, generan oxígeno y proporcionan servicios de los ecosistemas, energía y minerales. La vida que bulle bajo su superficie y a lo largo de las costas es fuente de alimento y medicina. Los océanos nos conectan a todos, unen a los pueblos y a las naciones mediante lazos culturales, y son esenciales para el intercambio de bienes y servicios en todo el mundo. La importancia de nuestros océanos para todos los seres vivos del planeta es enorme. Hoy, celebramos todo lo que los océanos nos dan, y reafirmamos nuestra decisión de ser buenos administradores.

En este Día Mundial de los Océanos, miramos al futuro. Cuidar de nuestros océanos y utilizarlos de forma sostenible es fundamental para alcanzar objetivos ecológicos y económicos a favor de las comunidades de todo el mundo. Sin embargo, sobre el futuro de nuestros océanos se ciernen numerosas amenazas, como el cambio climático, la acidificación oceánica, la contaminación, las prácticas de pesca insostenibles y destructivas, y la falta de capacidad para hacer frente a esas amenazas. Como señaló recientemente un grupo de alrededor de 600 expertos de todo el mundo en la Primera Evaluación Mundial de los Océanos, los efectos de las actividades humanas en los océanos han aumentado de forma drástica, sobre todo los efectos acumulativos, y la capacidad de los océanos para soportar esas actividades está llegando o han llegado a su límite.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es un marco ambicioso que, juntos, utilizaremos para hacer frente a esas amenazas y mejorar la vida de las personas. El Día Mundial de los Océanos proporciona una oportunidad importante para promover un futuro sostenible. Dispuestos a lanzar un llamamiento en pro de la acción, los Gobiernos, las organizaciones intergubernamentales y la sociedad civil se han reunido esta semana en la Sede de las Naciones Unidas para celebrar una Conferencia de Alto Nivel para Apoyar la Consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 14: Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

De cara al futuro, la conservación y el uso sostenible de los océanos solo pueden hacerse realidad si logramos encarar eficazmente las amenazas que se plantean a los océanos. Esto exige colaborar a todos los niveles y en numerosos sectores. En consecuencia, nuestro futuro estará determinado por nuestra decisión colectiva de compartir información y hallar soluciones a problemas comunes. Avanzando juntos, podemos garantizar que nuestros océanos sean un entorno de paz, seguridad y riqueza, y que se mantengan saludables como nuestro hogar azul.