Antecedentes

La Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar. Para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras, es necesario promover la armonía con la naturaleza y el planeta.

La Asamblea General, reconociendo que «Madre Tierra» es una expresión común utilizada para referirse al planeta en diversos países y regiones, lo que demuestra la interdependencia existente entre los seres humanos, las demás especies vivas y el globo terráqueo, y observando que en numerosos países ya se celebraba anualmente el Día de la Tierra, decidió designar el 22 de abril Día Internacional de la Madre Tierra en su resolución A/RES/63/278 Documento PDF, aprobada en 2009.

Invita a todos los Estados Miembros, las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, las organizaciones internacionales, regionales y subregionales, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y las partes interesadas a observar el Día Internacional de la Madre Tierra y crear conciencia al respecto, según proceda.