ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Internacional de información sobre el peligro de las minas y de asistencia para las actividades relativas a las minas 4 de abril

Mensaje del Secretario General en relación con el Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas y de Asistencia para las Actividades relativas a las Minas

4 de abril de 2011

El Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas y de Asistencia para las Actividades relativas a las Minas nos recuerda oportunamente que la remoción de restos explosivos de guerra salva vidas y protege los medios de vida.

Con la remoción de minas se impide que armas remanentes ocasionen daños y destrucción mucho después de haber concluido los conflictos, mientras se crean oportunidades de empleo, se transforman las zonas peligrosas en tierras productivas y se encamina a las sociedades hacia una seguridad duradera.

El año pasado, cientos de miles de personas recibieron de las Naciones Unidas educación sobre el peligro de las minas, lo que impidió situaciones de tragedia para ellas y para sus familias y comunidades. Solo en el Afganistán, 14.400 personas participaron en el sector de actividades relativas a las minas y ayudaron a destruir más de 1 millón de restos explosivos de guerra.

Las organizaciones de desarrollo de las Naciones Unidas están intentando vincular las actividades relativas a las minas a los planes generales de desarrollo para promover la producción agrícola, reforzar la infraestructura, mejorar el abastecimiento de agua y proporcionar servicios mejorados de educación y salud. Todo ello es imprescindible para la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Pese a su éxito frecuentemente comprobado, las actividades relativas a las minas todavía no cuentan con suficiente financiación. El programa de proyectos para 2011 ha obtenido recursos que equivalen apenas a la cuarta parte de las necesidades, lo que deja un déficit de 367 millones de dólares, en la financiación.

Si bien se trata de un monto importante, el costo se compensaría ampliamente con los beneficios obtenidos de la remoción de peligros explosivos, la difusión de la información, la educación sobre el peligro de las minas, la asistencia a los supervivientes y la ayuda a las comunidades.

Agradezco a todos los que han contribuido a las actividades internacionales relativas a las minas. Asimismo, aplaudo a los 156 Estados que son partes en la Convención sobre la prohibición de minas antipersonal, los 55 Estados que han ratificado la Convención sobre Municiones en Racimo y los 99 Estados que han ratificado la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

En este Día Internacional exhorto a que alcancemos la adhesión universal a estos importantes tratados, un apoyo creciente a la información sobre el peligro de las minas y la asistencia a las actividades relativas a las minas y una mayor solidaridad mundial de respaldo a este elemento fundamental de nuestro impulso hacia un mundo más seguro y próspero para todos.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas