ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Internacional de información sobre el peligro de las minas y de asistencia para las actividades relativas a las minas 4 de abril

Mensaje del Secretario General en relación con el Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas y de Asistencia para las Actividades relativas a las Minas

4 de abril de 2010

Las minas terrestres y los restos explosivos de guerra continúan haciendo terribles estragos. Estas armas indiscriminadas son la causa de muertes y de graves heridas, entorpecen las actividades de reconstrucción en las zonas que han sufrido conflictos, dañan el medio ambiente y dificultan las actividades socioeconómicas y de desarrollo mucho después de la finalización de los conflictos. Bloquean las carreteras del Afganistán, el Sudán, Camboya y la República Democrática del Congo e impiden el acceso a las escuelas y los hospitales de Laos, Gaza y Nepal.

No obstante, nuestra labor en este ámbito prosigue día a día, ininterrumpidamente —y ha logrado resultados positivos. En los dos últimos decenios, más de 60 países y territorios han recibido la asistencia de las Naciones Unidas a las actividades relativas a las minas. Además de eliminar este tipo de armas, las iniciativas relativas a las minas fomentan la capacidad local, devuelven la dignidad de los supervivientes y construyen entornos seguros para la población civil, las comunidades afectadas y el personal de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas. Estas medidas realizan una inestimable contribución a los esfuerzos encaminados a alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Las actividades relativas a las minas contribuyen también a promover la adhesión universal a los instrumentos jurídicos pertinentes, como la Convención sobre la prohibición del empleo de minas antipersonal, el Protocolo sobre los Restos Explosivos de Guerra y la Convención sobre Municiones en Racimo, que entrará en vigor el 1 de agosto de 2010. En la Segunda Conferencia de Examen de la Convención sobre la prohibición del empleo de minas antipersonal, celebrada el pasado mes de diciembre en Cartagena, se renovó el compromiso con este instrumento y con las actividades relativas a las minas en todo el mundo.

Para llevar a cabo esta labor es preciso ejercer una vigilancia constante, actuar con diligencia y emprender acciones colectivas en muchos frentes. En este Día Internacional quiero rendir homenaje a las personas que se encargan de la remoción de minas. Estas personas trabajan en condiciones peligrosas y arriesgan su vida en el empeño. Volquémonos de nuevo en esta causa que contribuye a salvar vidas para que nuestros hijos puedan vivir en un planeta libre de las amenazas de las minas terrestres y los restos explosivos de guerra.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas