ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Marítimo Mundial
25 de septiembre

Mensaje del Secretario General 2012

Cuando el buque de pasajeros Titanic zarpó de Southampton el 10 de abril de 1912 en su viaje transatlántico inaugural, nadie podía imaginar la tragedia que sucedería en apenas cuatro días. Después de que el barco chocara contra un iceberg y se hundiera, con la pérdida de más de 1.500 vidas, la historia de ese malhadado barco quedó grabada para siempre en la memoria colectiva.

Sin duda, el legado más importante del desastre del Titanic fue la aceleración urgente del proceso de establecimiento y aplicación de normas y procedimientos internacionales para la actividad marítima. La primera conferencia internacional sobre la seguridad de la vida humana en el mar se celebró en Londres en enero de 1914. De ella nació el Convenio para la seguridad de la vida humana en el mar, que sigue siendo el principal tratado internacional en la materia. Su actualización y desarrollo conforme va avanzando la tecnología corresponde a un organismo de las Naciones Unidas, la Organización Marítima Internacional (OMI).

Con cada generación surgen nuevos desafíos. Últimamente, el sector del transporte marítimo de pasajeros ha experimentado un crecimiento espectacular en todos sus frentes: número de pasajeros, número de barcos, nuevos destinos y, quizá lo más significativo, las dimensiones de los buques. A pesar de los progresos tecnológicos, siguen produciéndose accidentes, como quedó demostrado cuando el Costa Concordia encalló en Italia a principios de este año.

No obstante, gracias en gran medida al régimen normativo de la OMI, la navegación es actualmente una actividad más segura y respetuosa con el medio ambiente que nunca antes. La OMI introdujo nuevas normas para los buques de pasajeros en 2006, que entraron en vigor en 2010. Con ellas se garantiza que todos los nuevos barcos de pasajeros se construyan siguiendo las normas más estrictas posibles. Un siglo después de que el Titanic naufragara en las gélidas aguas del Atlántico Norte, la OMI se esfuerza por continuar mejorando la seguridad en el mar. Su labor es hoy tan importante como en el pasado.

Ban Ki-moon
Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas