Mensaje del Secretario General 2017

Cada año, en el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, ponemos el foco en los millones de civiles de todo el mundo cuyas vidas han quedado atrapadas en un conflicto.

En este día, también rendimos homenaje a los valientes trabajadores humanitarios y sanitarios que enfrentan ataques u obstáculos cuando se dirigen a prestar ayuda a las personas necesitadas, y a los funcionarios gubernamentales, los miembros de la sociedad civil y los representantes de organismos y organizaciones internacionales que arriesgan su vida para proporcionar asistencia humanitaria y protección.

A pesar de nuestros esfuerzos, los civiles, incluidos los trabajadores humanitarios y sanitarios, siguen siendo los más afectados por los intensos conflictos en todo el mundo.

Los hospitales y suministros son atacados, saqueados y bloqueados por las partes beligerantes. En ciudades como Yuba y Alepo se han destruido viviendas, mercados, escuelas e infraestructuras civiles vitales.

En el Yemen, la guerra ha convertido al país en una incubadora de una letal epidemia de cólera que ha causado la muerte de más de 9.000 personas. Los servicios de salud y la infraestructura de abastecimiento de agua y saneamiento se están derrumbando bajo la presión.

En el Iraq, Siria, Sudán del Sur, la República Democrática del Congo, Nigeria y otros países, miles de mujeres y niñas necesitan urgentemente protección, apoyo y tratamiento como consecuencia de casos de violencia y abusos sexuales traumáticos.

El resultado de estas crisis es el número sin precedentes de personas (más de 65 millones) obligadas a huir de sus hogares.

No hay vencedores en estas guerras. Todos salimos perdiendo.

Este año, en el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, las Naciones Unidas y nuestros asociados exhortamos a todos los dirigentes del mundo a que hagan cuanto esté a su alcance para proteger a las personas atrapadas en los conflictos. Que el mundo sepa que los civiles no son un blanco.

Los invito a que se unan a nosotros en solidaridad con los civiles en los conflictos y con los trabajadores sanitarios y humanitarios que arriesgan su vida para ayudarlos. Participen en nuestra campaña en línea en worldhumantarianday.org/es.

En el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, comprometámonos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para proteger a las mujeres, las niñas, los hombres y los niños que están en la línea de fuego y para darles esperanzas de que el futuro será mejor.

António Guterres