Designación

En 1985 las Naciones Unidas designó el primer lunes de octubre de cada año como el Día Mundial del Hábitad. Con el objetivo de reflexionar sobre el estado de la estructura de nuestros pueblos y ciudades y el derecho básico de todos a una vivienda adecuada. También pretende recordar al mundo su responsabilidad colectiva en el futuro del hábitat humano

¿Por qué un Día sobre el hábitat?

El Día Mundial del Hábitat se celebró por primera vez en 1986 con el tema «La vivienda es mi derecho». Nairobi fue la ciudad anfitriona para la celebración de ese año. Otros temas anteriores han incluido: «Vivienda para las personas sin hogar» (1987, Nueva York), «Vivienda y urbanización» (1990, Londres), «Ciudades futuras» (1997, Bonn), »Ciudades más seguras» (1998, Dubai); «La mujer en la gobernanza urbana» (2000, Jamaica), «Ciudades sin tugurios» (2001, Fukuoka), «Agua y saneamiento para las ciudades» (2003, Río de Janeiro), «Los objetivos de la Declaración del Milenio y la Ciudad» (2005), «Las ciudades, imanes de esperanza» (2006), «Ciudades armoniosas» (2008) y «Planificando nuestro futuro urbano» (2009, Washington, DC).

Para obtener más información sobre la situación de nuestros asentamientos, puedes visitar el sitio Octubre Urbano Disponible en inglés», una iniciativa de ONU-Hábitat que fue lanzada en 2014 para poner de relieve los desafíos urbanos mundiales e involucrar a la comunidad internacional en el desarrollo de la Nueva Agenda Urbana, aprobada en octubre de 2016 en la ciudad de Quito durante la Conferencia de Hábitat III. Esta Nueva Agenda Urbana es la brújula para hacer frente a los desafíos de las ciudades en las próxima dos décadas y ha de ser vista como una extensión del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 11 de la Agenda 2030.

Temas

Cada año, el día mundial del hábitat adquiere un nuevo tema para promover políticas de desarrollo sostenible que aseguren un refugio adecuado para todos. Estos temas promueven a menudo una de las áreas focales de ONU-Habitat tales como:

  • Vivienda y servicios sociales inclusivos
  • Un entorno de vida seguro y saludable para todos —con especial consideración para los niños, los jóvenes, las mujeres, los ancianos y los discapacitados
  • Transporte y energía asequibles y sostenibles
  • Promoción, protección y restauración de espacios verdes urbanos
  • Agua potable, limpia y segura y saneamiento
  • Calidad del aire saludable
  • Creación de empleo
  • Mejor planificación urbana y mejoramiento de barrios marginales
  • Mejor gestión de residuos