«La cuestión no es tanto el dinero que se envía a los países de origen, sino el efecto que esos envíos tienen en la vida de las personas. Las pequeñas sumas de 200 o 300 dólares de los Estados Unidos que cada migrante envía a sus familias representan cerca del 60 % de los ingresos de esos hogares, lo que tiene una enorme importancia para su vida y para las comunidades en las que viven».
— Gilbert F. Houngbo, presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola

IDFR logo El Día Internacional de las Remesas Familiares, que se celebra cada 16 de junio, está orientado a reconocer la contribución financiera significativa de los trabajadores migrantes al bienestar de sus familias en sus lugares de origen y al desarrollo sostenible de sus países. También tiene como propósito alentar a los sectores público y privado y a la sociedad civil a hacer más y a colaborar para que esos fondos tengan el mayor impacto en los países en desarrollo.

Este Día fue proclamado de forma unánime por los 176 Estados Miembros  del Consejo de Gobierno del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), en su 38 periodo de sesiones Documento PDF en febrero de 2015, y se ha sometido a la atención de la Asamblea General para su respaldo formal y su reconocimiento universal.

El establecimiento de un Día Internacional de las Remesas Familiares representa una oportunidad inestimable no solo de reconocer los esfuerzos de los trabajadores migrantes en todo el mundo, sino también de reforzar las asociaciones existentes y crear nuevas sinergias entre sectores a fin de promover la repercusión de las remesas en las actividades de desarrollo en todo el mundo.

Día Internacional de las remesas familiares

Más concretamente:

  • Asociaciones público-privadas que creen condiciones normativas y de mercado más favorables para los flujos de remesas, en especial, que permitan llegar hasta las comunidades rurales más remotas a través de su inclusión financiera y su acceso a los servicios financieros;
  • Iniciativas del sector privado que contribuyan a aumentar la competitividad, disminuir los costos de transacción y proporcionar productos financieros que satisfagan las necesidades de las familias de bajos ingresos; y
  • Colaboración de la sociedad civil para definir una gama más amplia de oportunidades económicas y compartir conocimientos que brinden más opciones para mejorar el nivel de vida de las familias receptoras de remesas.

El 16 de junio de 2015 más de 400 responsables de la formulación de políticas, representantes del sector privado y líderes de la sociedad civil celebraron el primer Día Internacional de las Remesas Familiares durante la inauguración del V Foro Mundial sobre Remesas y Desarrollo en Milán. Una de las mecenas del primer Día Internacional de las Remesas Familiares Disponible en inglés fue Su Majestad la Reina Máxima de los Países Bajos, en su calidad de Defensora Especial designada por el Secretario General para promover la financiación inclusiva del desarrollo. Kanayo F. Nwanze, Presidente del FIDA, y Enrico Morando, Viceministro de Economía y Finanzas de Italia, también participaron en la primera celebración.

En 2016, más de ochenta operadores de transferencias de dinero han respaldado el Día Internacional de las Remesas Familiares y se han comprometido a adoptar medidas concretas para asegurar que cada dólar, euro, libra, rublo, yen, dinar o naira ganado con tanto esfuerzo y enviado a casa cuente aún más. Se pueden consultar sus declaraciones.

En 2017, el Día fue apoyado Documento PDF en inglés por 22 organizaciones de las Naciones Unidas del Grupo Mundial sobre Migración Disponible en inglés. Así como por la OIM, IAMTN, GSMA, Vodafone, WSBI y EPA.