CartelTrabajando juntos para garantizar que ningún país se queda atrás

El propósito del Día de la Aviación Civil Internacional es ayudar a generar y reforzar la conciencia mundial sobre la importancia de la aviación civil internacional para el desarrollo social y económico de los Estados y del papel único de la OACI para ayudar a los Estados a cooperar y realizar una rápida red de tránsito verdaderamente global al servicio de toda la humanidad.

Ahora que la ONU y las naciones del mundo han adoptado la Agenda 2030, y se han embarcado en una nueva era en el desarrollo sostenible del planeta, la importancia de la aviación como un motor de la conectividad global nunca ha sido más relevante para los objetivos del Convenio de Chicago de mirar el vuelo internacional como elemento propiciador fundamental de la paz y la prosperidad mundial.

Cada cinco años, coincidiendo con los aniversarios de la OACI (2014/2019/2024/2029 / etc.), El Consejo de la OACI establece un tema especial de aniversario para el Día de la Aviación Civil Internacional. Entre estos años de aniversario, los representantes del Consejo seleccionan un solo tema que cubra el período intermedio de cuatro años.

Para 2015-2018 inclusive el Consejo ha seleccionado el tema siguiente: trabajando juntos para garantizar que ningún país se queda atrás.

La campaña Ningún país se queda atrás (NCLB) pone de relieve los esfuerzos que realiza la OACI para asistir a los Estados en aplicar las normas y métodos recomendados (SARPS) de la Organización. La meta principal de esta labor es ayudar a garantizar que la aplicación de los SARPS se armonice más aún a nivel mundial, de manera que todos los Estados tengan acceso a los importantes beneficios socioeconómicos que se derivan de un transporte aéreo seguro y fiable.