Promover el bienestar de la infancia

El 20 de noviembre es un día importante para la infancia. Es el Día Universal del Niño desde 1954, pero también es el aniversario de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos del Niño, en 1959. Además, es el día en el que se aprobó la Convención de los Derechos del Niño, en 1989, el más universal de los tratados internacionales. Disponible en inglés

La Convención sobre los Derechos del Niño establece una serie de derechos, incluidos los relativos a la vida, a la salud, a la educación y a jugar, así como el derecho a la vida familiar, a estar protegidos de la violencia, a no ser discriminados y a que se escuchen sus opiniones.

Pese a ello, 385 millones de niños viven en la pobreza extrema, 264 millones no están escolarizados y 5,6 millones de niños menores de cinco años murieron el año pasado por causas que podían haberse prevenido.

Madres y padres, profesores, enfermeros y doctores, líderes gubernamentales y de la sociedad civil, profesionales de los medios de comunicación, religiosos, empresas y medios de comunicación pueden hacer mucho por promover juntos el bienestar de la infancia.

Los niños y niñas toman el mando

Para celebrar el Día de este año, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha invitado a los niños de todo el mundo a que asuman un papel clave en los medios de comunicación, en la política, en las empresas, así como en el mundo del deporte y del entretenimiento. Con ese protagonismo, se busca que estos niños den apoyo y voz a los millones de menores, que al contrario que ellos, no pueden ir a la escuela, están desprotegidos o sufren el desarraigo.

«Desde Auckland a Amán, desde Nueva York hasta Yamena, queremos que los niños se movilicen en sus escuelas y sus comunidades para ayudar a enviar un mensaje que ayude a salvar vidas, a luchar por sus derechos, para que puedan desarrollar todo su potencial», ha explicado Justin Forsyth, director ejecutivo adjunto de UNICEF. «El Día Universal del Niño será un día por y para ellos».

Se trata de crear así un día divertido, con un mensaje serio, que esté presente en la política y en los medios de comunicación, y con actividades en las propias escuelas. También se hará una encuesta a más de 10 000 niños sobre las cuestiones que más les importan, se lanzará un vídeo musical y, además, 150 niños tomarán la sede de Naciones Unidas en Nueva York. Allí las cantantes, compositoras y músicas Chloe x Halle interpretarán por primera vez una canción escrita expresamente para ese día.

En las actividades de concienciación sobre el dolor de millones de niños que no están siendo escuchados, también participarán líderes mundiales y otros personajes famosos de la vida pública en todo el mundo, entre los que se incluyen: el embajador de buena voluntad de UNICEF, David Beckham, el jugador de cricket Sachin Tendulkar, el futbolista español y capitán del New York City FC David Villa, el actor surcoreano y embajador nacional Ahn Sung-ki, la Fundación Lego y la aerolínea Qantas; así como las actrices Dafne Keen, de la película Logan, e Isabela Moner, de Transformers: The Last Knight y Nickelodeon, que se unirán a los 150 niños que tomarán la sede de la ONU.