Mensaje del Secretario General

El albinismo es una enfermedad genética que afecta a personas de todo el mundo y que no hace distinción de raza, origen étnico ni género. Sin embargo, por desgracia, las personas con albinismo siguen padeciendo la discriminación generalizada, el estigma y la exclusión social. Muchas son sumamente vulnerables y quedan aisladas o sometidas a abusos y violencia, en especial las mujeres, los niños y las niñas.

Es un gran avance que la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos y el Parlamento Panafricano hayan aprobado un plan de acción regional sobre el albinismo en África. Así y todo, se puede hacer mucho más en todo el mundo para sensibilizar sobre el padecimiento de las personas con albinismo.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible promete no dejar a nadie atrás. El Día Internacional de Sensibilización sobre el Albinismo es una buena oportunidad para manifestar solidaridad con las personas con albinismo y trabajar juntos para que quienes suelen quedar más rezagados puedan vivir sin discriminación ni miedo y disfrutar plenamente de sus derechos humanos.

António Guterres