ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Oficina de Ética

Acerca de la Oficina de Ética

Quiénes somos

La Oficina de Ética presta al personal de todos los niveles cinco tipos de servicio:

¿Podemos hablar a solas?

Damos respuesta a las preguntas que suelen plantearse en nuestro trabajo. Debido a la gran variedad de culturas y normas presentes en nuestro entorno, algunas de las respuestas pueden no resultar tan obvias, motivo por el cual ofrecemos nuestra ayuda.

Algunas de las preguntas que con más frecuencia se nos hace:

La necesidad de una oficina de ética de las Naciones Unidas

Las Naciones Unidas deben responder a las expectativas del público. Todas las organizaciones del sector público y privado afrontan una mayor vigilancia por parte de ciudadanos, accionistas y medios de comunicación. Dado el enorme crecimiento de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, la rápida divulgación de ideas y prácticas a nivel mundial, la globalización, la creciente democratización, los cambios de los valores sociales, etc., el público exige de las Naciones Unidas mayor responsabilidad.

Las Naciones Unidas deben responder además a las expectativas del personal. Una encuesta sobre la percepción de la integridad mostró que las principales inquietudes del personal al respecto son las siguientes:

Ha cambiado la naturaleza del trabajo de las Naciones Unidas. En el entorno actual complejo y en rápida evolución, con frecuencia debemos tomar decisiones con información incompleta. Las Naciones Unidas dan empleo a un personal multicultural en lugares de destino en todas las regiones del mundo, lo que hace que una práctica ética uniforme resulte más difícil. Los valores y principios éticos de las Naciones Unidas sirven como una guía fidedigna y una base para adoptar decisiones difíciles.

Las Naciones Unidas son custodios de varias normas internacionales que se refieren a la responsabilidad y la transparencia, como la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción y el Pacto Mundial. En tanto tales, debemos practicar lo que predicamos. Necesitamos mantener y aumentar uno de nuestros mayores valores: la credibilidad moral. Una reputación de honestidad e integridad es indispensable para la labor que realizamos.

Para ponerse en contacto con nosotros sírvase llamar a nuestro teléfono: 1-917-367-9858 o dirigirse a nuestro correo electrónico: ethicsoffice@un.org.