ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Oficina de Ética

Protección contra las represalias

Solicitud de protección contra represalias

Por represalia se entiende toda medida perjudicial amenazada o adoptada porque una persona ha presentado un informe acerca de falta de conducta o ha cooperado con una auditoría o investigación oficial. Si bien los funcionarios pueden ponerse en contacto con la Oficina de Ética si temen la represalia, el personal solo puede optar por la protección una vez que la represalia haya tenido lugar.

Los funcionarios que deseen solicitar protección contra represalias deben llenar y presentar el formulario de la Oficina de Ética de protección contra la represalia Documento Word en inglés a esta oficina.

Al recibir una solicitud de protección contra represalias la Oficina de Ética hace un examen preliminar para determinar si un denunciante realizó una actividad protegida (es decir, si informa acerca de falta de conducta o coopera con una auditoría de investigación) y, en ese caso, si se puede vincular la actividad protegida con la represalia denunciada. La Oficina de Ética puede pedir documentación adicional del denunciante, o recabar el consentimiento del denunciante para obtener de terceros información adicional acerca del caso. En el examen preliminar se incluye un análisis de normas, reglamentos y documentos administrativos pertinentes al caso.

Si la Oficina de Ética determina que existe prima facie un caso de represalia sobre la base de su examen preliminar, se remite el caso a la Oficina de Servicios de Supervisión Interna de las Naciones Unidas (OSSI) para que lo investigue. Al completarse la investigación la Oficina de Ética hace una evaluación independiente del informe acerca de la investigación y las pruebas de apoyo y adopta una decisión definitiva en cuanto a si se ha determinado la existencia de una represalia.

Se notifica a los funcionarios por escrito del resultado de toda solicitud de protección contra represalias presentada a la Oficina de Ética.

Todas las solicitudes de protección contra represalias que recibe la Oficina de Ética, y todas las comunicaciones con los denunciantes de las represalias, se mantienen con carácter estrictamente confidencial. No se examinará el caso del funcionario con otros sin autorización previa. La solicitud de ayuda a la Oficina de Ética no impide que el funcionario se dirija a otros órganos de las Naciones Unidas, como el Tribunal Contencioso-Administrativo de las Naciones Unidas o la Dependencia de Evaluación de la Gestión con respecto a las violaciones de la política de protección contra las represalias.

Para ponerse en contacto con nosotros sírvase llamar a nuestro teléfono: 1-917-367-9858 o dirigirse a nuestro correo electrónico: ethicsoffice@un.org.