ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Oficina de Ética

Protección contra las represalias

Información acerca de faltas de conducta o cooperación con auditorías o investigaciones

La política de protección contra las represalias abarca las represalias por informar acerca de faltas de conducta y por cooperar con auditorías o investigaciones oficiales de las Naciones Unidas.

Por falta de conducta se entiende el incumplimiento por un funcionario de sus obligaciones previstas en la Carta de las Naciones Unidas, el Estatuto y Reglamento del Personal u otros documentos administrativos públicos pertinentes, o de observar las normas de conducta de un funcionario público internacional. Como ejemplo, la falta de conducta incluye actos como el fraude, el robo, el uso indebido de bienes de las Naciones Unidas y el hostigamiento sexual. Se incluye también entre las faltas de conducta la petición dirigida a otra persona para que viole las normas y reglamentos aplicables. La falta de conducta no incluye la negativa de un colega o supervisor a concordar con el funcionario respecto de un asunto normativo o de una decisión administrativa, ni las críticas relativas al rendimiento en el trabajo.

No se debe informar de las faltas de conducta a la Oficina de Ética. Con el fin de estar protegidos para dar cuenta de una violación de las normas o reglamentos de las Naciones Unidas, debe presentarse un informe a la oficina de las Naciones Unidas competente para recibir informes relativos a faltas de conducta y tomar medidas al respecto. Entre ellas se incluyen la Oficina de Servicios de Supervisión Interna OSSI Disponible en inglés, el Subsecretario General Adjunto de Gestión de los Recursos Humanos Disponible en inglés, el jefe del departamento u oficina en cuestión, o el coordinador designado para recibir informes relativos a la explotación y el abuso sexual. Si usted da cuenta de faltas de conducta a la Oficina de Ética será remitido a la oficina correspondiente.

La Oficina del Ombudsman y de Servicios de Mediación, y la Dependencia de Evaluación de la Gestión de la Oficina del Subsecretario General del Departamento de Gestión no son oficinas apropiadas para presentar informes acerca de faltas de conducta por cuanto no tienen competencia para recibir esos informes ni para iniciar investigaciones.

En ciertas condiciones puede extenderse protección contra las represalias a personas que informen de faltas de conducta a órganos ajenos a las Naciones Unidas, como la fuerza pública interna o los medios de comunicación.

El informe relativo a la falta de conducta debe incluir información o pruebas que indiquen que se han infringido las normas o reglamentos de las Naciones Unidas. Los informes acerca de rumores o chismes infundados no constituyen un informe relativo a una falta de conducta.

Los funcionarios están protegidos además para cooperar con auditorías o investigaciones oficiales sancionadas por las Naciones Unidas. En esas se incluyen no solo las auditorías o investigaciones de la OSSI audits sino además las evaluaciones externas independientes, como el comité independiente que investigó el programa de las Naciones Unidas «Petróleo por Alimentos».

Para ponerse en contacto con nosotros sírvase llamar a nuestro teléfono: 1-917-367-9858 o dirigirse a nuestro correo electrónico: ethicsoffice@un.org.