DEBATE ELECTRÓNICO SOBRE LA SALUD PÚBLICA MUNDIAL

Se celebró un debate electrónico moderado Disponible en inglés sobre la salud pública mundial organizado conjuntamente por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales y el PNUD del 29 de enero al 26 de febrero de 2009, como parte del proceso preparatorio del Examen Ministerial Anual del Consejo Económico y Social.

Este debate electrónico, que produjo 126 respuestas de expertos, profesionales de la salud y responsables de la formulación de políticas de varias regiones y grupos interesados, presentó una amplia variedad de enfoques y generó varias recomendaciones viables para su examen por parte del Consejo y de la comunidad internacional amplia.

Resumen del debate electrónico sobre salud pública mundialDocumento PDF en inglés

Folleto del debate electrónico sobre salud pública mundialDocumento PDF en inglés

Organizado en MDGNet Disponible en inglés, el debate electrónico de 2009 constó de dos partes:

Parte I: Refuerzo de los sistemas de atención sanitaria (del 29 de enero al 11 de febrero)

  1. ¿De qué manera se pueden solventar las desigualdades en materia de salud, lograr la cobertura universal y renovar la atención primaria de la salud? ¿Qué ejemplos de éxito respecto de la cobertura universal podrían reproducirse o ampliarse? ¿De qué manera pueden aprender los países de las experiencias ajenas en este sector?
  2. ¿Qué medidas pueden adoptar los países en desarrollo y los países desarrollados para solventar el problema de la escasez de profesionales de la salud? ¿Qué medidas pueden adoptarse para reducir los daños y crear oportunidades a través del aumento de la migración de los profesionales de la salud? ¿Qué iniciativas concretas puede poner en marcha el Consejo Económico y Social en julio de 2009?

Parte II: Retos emergentes y futuros en el ámbito de la salud (del 12 al 16 de febrero)

  1. ¿Cuáles son los elementos esenciales de las estrategias nacionales para abordar la cuestión del crecimiento de las enfermedades no contagiosas (enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes) y de sus factores de riesgo modificables (consumo de tabaco, dietas no saludables, falta de actividad física y consumo dañino de alcohol) y de sus determinantes sociales? Además del sector de la salud, ¿qué otros sectores deben movilizarse en la configuración y aplicación de estrategias? ¿De qué manera puede otorgarse más prioridad a las enfermedades no contagiosas en el trabajo de desarrollo a escala mundial y nacional?
  2. En el contexto de la crisis financiera, ¿de qué manera puede mantenerse y mejorarse la política favorable y las tendencias en materia de recursos de la salud mundial del pasado reciente? ¿De qué forma puede mejorarse la determinación de las funciones de los diferentes interesados, incluso mediante los esfuerzos intersectoriales de colaboración, en aras de la consecución de los objetivos de salud pública?
  3. ¿Qué medidas innovadoras ulteriores deben incluirse en las asociaciones en materia de salud mundial y en los acuerdos de colaboración a fin de mejorar su eficacia, de reducir los costos de transacción y de mejorar las sinergías de las acciones con arreglo a las prioridades de los países? ¿Qué otros métodos de trabajo innovadores que apuesten por una mayor coordinación y colaboración de los agentes de la salud pueden examinarse?

El debate brindó una oportunidad para la comunidad del sector del desarrollo en sentido amplio y, en particular, para quienes trabajan en el ámbito nacional, de prestar una valiosa contribución al proceso intergubernamental de las Naciones Unidas que se desarrolla en el marco del conjunto de organizaciones del Consejo Económico y Social. Se podrán examinar las ideas y las recomendaciones recabadas para incluirlas en el informe del Secretario General sobre el Examen Ministerial Anual y se pondrán a disposición del público en general en Internet y en el período de sesiones sustantivo del Consejo Económico y Social en julio de 2009.

Las recomendaciones permitirán reforzar los esfuerzos de los Estados Miembros en la resolución de algunas de las cuestiones más importantes en materia de salud pública mundial y facilitar al proceso intergubernamental –especialmente al Consejo Económico y Social– información constructiva beneficiosa para los esfuerzos que éste pueda realizar en pos de la reducción de las desigualdades y de la mejora de la salud y de la seguridad humana en todo el mundo.

 

DEL COMPROMISO MUNDIAL A LA EJECUCIÓN NACIONAL