Grupos consultivos especiales sobre los países africanos que salen de situaciones de conflicto

Mediante su resolución 2002/1 Documento PDF en inglés, el Consejo Económico y Social creó un marco para los Grupos consultivos sobre los países africanos que salen de situaciones de conflicto con el fin de evaluar las necesidades humanitarias y económicas de esos países y elaborar un programa de ayuda a largo plazo que comience con la integración del socorro en el desarrollo. El Consejo respondió en ese momento a una solicitud formulada por la Asamblea General en su resolución 55/217 Documento PDF sobre las causas de los conflictos y la promoción de la paz duradera y el desarrollo sostenible en África y aplicó su Declaración Ministerial de 2001 (véase A/56/3/Rev.1 Documento PDF) que se concentraba en la función del sistema de las Naciones Unidas en apoyo de los esfuerzos de los países de África dirigidos a lograr el desarrollo sostenible.

En este marco, el Consejo Económico y Social creó dos Grupos Consultivos Especiales sobre Guinea-Bissau y Burundi a petición de los países interesados. Estos grupos, constituidos por un número limitado de países, tanto africanos como donantes, representados a nivel de embajador, han demostrado ser mecanismos flexibles y eficaces para aunar sinergias entre los asociados para el desarrollo en apoyo de los países que buscan su recuperación y estabilidad. Ambos grupos realizaron misiones sobre el terreno y celebraron consultas con autoridades públicas, interlocutores socioeconómicos importantes, representantes de los organismos de las Naciones Unidas, incluidos el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, organizaciones de la sociedad civil, donantes y otros asociados para el desarrollo.

Un aspecto importante de la labor de los grupos ha sido su función de defensa de los países interesados. Concentrándose en un enfoque asociativo entre las autoridades nacionales y la comunidad internacional, han subrayado la necesidad de movilizar la asistencia de los donantes, alentando al mismo tiempo a las autoridades nacionales a crear un entorno favorable para aumentar la ayuda. Los grupos han facilitado también una coordinación sólida entre los asociados para el desarrollo de los países interesados en tres niveles principales: 1) en el ámbito del sistema de las Naciones Unidas, 2) entre el Consejo Económico y Social y las instituciones de Bretton Woods, y 3) entre el Consejo Económico y Social y el Consejo de Seguridad.

En su período de sesiones sustantivo de 2006, el Consejo Económico y Social llevó a cabo una evaluación de los grupos consultivos especiales. En su resolución 2006/13 Disponible en inglés,el Consejo felicitó a los Grupos por su labor innovadora y constructiva en la promoción de la prestación internacional de ayuda a Guinea-Bissau y Burundi . El efecto ejemplar de estos grupos consultivos especiales indujo a pedir que se crearan nuevos mecanismos de este tipo para otros países africanos que salen de situaciones de conflicto, incluida la Comisión de Consolidación de la Paz.

El 26 de julio de 2006, el Consejo decidió dar por concluido el mandato del Grupo Consultivo Especial sobre Burundi, dada la decisión de la Comisión de Consolidación de la Paz  recién establecida de abordar las necesidades de este país. El 19 de diciembre de 2007 también Guinea Bissau se incorporó al programa de la Comisión de Consolidación de la Paz.

Informes

Resoluciones y decisiones

 

 

DEL COMPROMISO MUNDIAL A LA EJECUCIÓN NACIONAL