Consolidación de la paz y recuperación después de los conflictos

La experiencia de los últimos años ha llevado a las Naciones Unidas a concentrar su labor, como nunca antes, en las actividades de consolidación de la paz con el fin de reducir los riesgos de que los países caigan o vuelvan a caer en conflictos mediante el fortalecimiento de la capacidad nacional para la gestión de conflictos, y de sentar las bases para la paz y el desarrollo sostenibles

Consolidar una paz duradera en las sociedades devastadas por la guerra es uno de los más difíciles retos para la paz y la seguridad mundiales. La consolidación de la paz requiere la prestación de apoyo internacional sostenido a los esfuerzos nacionales a través de la más amplia gama de actividades – vigilar la cesación del fuego; desmovilizar y reintegrar a los combatientes; prestar asistencia en el retorno de los refugiados y desplazados; ayudar a organizar y supervisar las elecciones para la formación de un nuevo gobierno; apoyar la reforma del sistema de justicia y el sector de la seguridad; fortalecer la protección de los derechos humanos y fomentar la reconciliación después de las atrocidades del pasado.

Las Naciones Unidas han ocupado un lugar central en la ampliación de los esfuerzos internacionales de consolidación de la paz, desde la verificación de los acuerdos de paz en el África meridional, Centroamérica y Camboya en el decenio de 1990, hasta las actividades posteriores encaminadas a consolidar la paz y fortalecer los Estados en los Balcanes, Timor-Leste y el África occidental y las operaciones contemporáneas en el Afganistán Disponible en inglésHaití y el Sudán.

Reconociendo que las Naciones Unidas necesitan prever mejor los desafíos de la consolidación de la paz y dar una mejor respuesta ante ellos, la Cumbre Mundial de 2005 aprobó la creación de una nueva Comisión de Consolidación de la Paz. En las resoluciones por las que se establece la Comisión de Consolidación de la Pazresolución 60/180 Documento PDF y la resolución 1645 (2005) Documento PDF, la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas dispusieron que la Comisión tuviera los propósitos de agrupar a todos los agentes interesados para proponer estrategias integradas de consolidación de la paz y recuperación después de los conflictos; reunir recursos y ayudar a asegurar una financiación previsible para esas actividades, y establecer prácticas óptimas en colaboración con los agentes políticos, de seguridad, humanitarios y de desarrollo.

En las resoluciones también se señala la necesidad de que la Comisión amplíe el período en que la comunidad internacional presta atención a la recuperación después de los conflictos y donde sea necesario, y destaca las carencias que amenazan con socavar la consolidación de la paz.

En las resoluciones de la Asamblea General y el Consejo de Seguridad por las que se establece la Comisión de Consolidación de la Paz también se dispone el establecimiento del Fondo para la Consolidación de la Paz Disponible en inglés y la Oficina de Apoyo a la Consolidación de la Paz.

El Consejo Económico y Social y la consolidación de la paz

El Consejo Económico y Social ha desempeñado un papel de «vanguardia» en la elaboración de mecanismos para responder a los problemas que encaran los países de salen de un conflicto y para contribuir a prevenir el deterioro de la seguridad humana.

En 2002, el Consejo estableció los Grupos Consultivos Especiales del Consejo Económico y Social para ayudar a definir los programas de apoyo a largo plazo a los países que salen de un conflicto y creó dos grupos, uno sobre Guinea-Bissau (en octubre de 2002) y otro sobre Burundi (en julio de 2003). Si bien los mandatos de los dos grupos han terminado pues los retos a la consolidación de la paz en esos países son encarados actualmente por la Comisión de Consolidación de la Paz, el Consejo sigue desempeñando su función en cuanto a prestar asesoramiento a Haití mediante la aplicación de una estrategia de desarrollo a largo plazo orientada a promover la recuperación socioeconómica y la estabilidad por conducto del Grupo Consultivo Especial sobre Haití. El primer Grupo Asesor sobre Haití se estableció en respuesta a una solicitud del Consejo de Seguridad al Consejo Económico y Social, formulada con arreglo al Artículo 65 de la Carta de las Naciones Unidas.

El Consejo también examinó recientemente el papel de las Naciones Unidas y la comunidad internacional en apoyo de la capacidad de Sudán del Sur. En su resolución 2011/43 Documento PDF en inglés, el Consejo invita, en especial, a los órganos rectores de los fondos y programas de las Naciones Unidas a prestar especial atención a la situación de Sudán del Sur y a la coordinación de sus actividades en el país. En ese contexto, el Consejo Económico y Social solicitó al Secretario General que le presentara un informe, en su período de sesiones sustantivo de 2012, sobre cómo está prestando el sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo un apoyo integrado, coherente y coordinado a Sudán del Sur, congruente con las prioridades nacionales.

La Asamblea General, en sus resoluciones 60/180 y 61/16, afirmó la importancia de la interacción entre el Consejo Económico y Social y la Comisión de Consolidación de la Paz y destacó el valor de la experiencia del Consejo Económico y Social en la esfera de la consolidación de la paz después de los conflictos.

Documentación y enlaces

Resolutions

Informes

Publicaciones

Enlaces

 

DEL COMPROMISO MUNDIAL A LA EJECUCIÓN NACIONAL