ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Departamento de Asuntos Políticos

Establecimiento de la paz y diplomacia preventiva

Desde que se constituyeron hace más de seis décadas, las Naciones Unidas han jugado un papel preeminente en la resolución pacífica de conflictos armados en todo el mundo.

El establecimiento de la paz de la ONU surgió en la década posterior al final de la Guerra Fría, a medida que se ponía fin a muchos conflictos de larga duración a través de arreglos políticos negociados que a menudo se implantaban y mediaban con la participación de las Naciones Unidas.

Hoy en día, la organización permanece muy activa en este campo, trabajando cada vez más en crear asociaciones con las organizaciones regionales, para poner fin a los conflictos en curso y evitar que nuevas crisis surjan o se intensifiquen.

La labor del Departamento de Asuntos Políticos es reforzar las actividades de establecimiento de la paz de las Naciones Unidas. El Departamento de Asuntos Políticos supervisa el desarrollo político mundial y aconseja al Secretario General de las Naciones Unidas acerca de la prevención y la gestión de las crisis, incluyendo el uso de sus buenas prácticas diplomáticas para ayudar a las partes del conflicto a poner fin a las disputas de manera pacífica. El Departamento proporciona apoyo a los numerosos enviados del Secretario General comprometidos en conversaciones de paz o de diplomacia en las crisis, mientras que supervisa las misiones políticas de las Naciones Unidas sobre el terreno, con mandatos que ayudan a las naciones y sus regiones a resolver conflictos y tensiones de manera pacífica.

Ayudar a construir la paz después del conflicto.

Los esfuerzos para aumentar la capacidad de establecimiento de la paz de la ONU son continuos, en particular al reforzar la habilidad de la organización para practicar diplomacia preventiva y utilizar y apoyar la mediación como modo de atajar las crisis potenciales en su fase inicial.

El trabajo de las Naciones Unidas en la prevención de conflictos va más allá de la diplomacia preventiva tradicional, e incluye un amplio conjunto de entidades de las Naciones Unidas que operan en un gran rango de disciplinas importantes, como son la erradicación de la pobreza y el desarrollo, los derechos humanos y el Estado de derecho, las elecciones y la consolidación de instituciones democráticas o el control de las armas pequeñas, por nombrar solo algunas de ellas.

Las Naciones Unidas se han comprometido a cambiar de una cultura de «reacción» a otra de «prevención», a trabajar con los Estados Miembros y la sociedad civil para perseguir estrategias comprensivas que se dirijan a un futuro más inmediato, así como a buscar las causas estructurales profundas de los conflictos. El Departamento de Asuntos Políticos también trabaja a través de mecanismos interinstitucionales, para fortalecer las capacidades nacionales en la prevención de conflictos.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2012