Volver al inicio
ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Consejo de Seguridad 2011: Recapitulación

Debates temáticos

Los tribunales penales internacionales

El Consejo continuó con su apoyo en la batalla contra la impunidad y en favor de esfuerzo global más amplio en materia de desarrollo y la codificación del derecho internacional. Por ello, se reunió dos veces para considerar el trabajo de los tribunales de las Naciones Unidas para los crímenes de guerra que enjuiciaban, respectivamente, casos derivados del genocidio de Rwanda en 1994 y las guerras de los Balcanes de la década de los noventa.

El Consejo también se reunió cinco veces para considerar asuntos relacionados con el funcionamiento de los Tribunales, celebró dos sesiones para designar nuevamente a los Fiscales y otras tres para aprobar resoluciones a partir de las disposiciones de 17 jueces; así se permitió, sin que sirviera como precedente, que un juez del Tribunal de Rwanda realizara su labor judicial al margen; y autorizó a que magistrados ad litem fueran candidatos o votantes en las elecciones a Presidente del Tribunal Penal Internacional para Rwanda.

El 6 de junio, durante la primera sesión de 2011 para considerar los Tribunales, el Consejo ordenó las detenciones de prófugos de gran notoriedad, incluido el antiguo comandante militar de los serbios de Bosnia Ratko Mladić, sospechoso de la masacre de 1995 que se llevó la vida de 8.000 hombres y niños musulmanes en Srebrenica (Bosnia y Herzegovina), así como Bernard Munyagishari, antiguo dirigente de la milicia interahamwe de Rwanda. (Véase el comunicado de prensa SC/10269 Disponible en inglés).

Sin embargo, a pesar de lo anterior y otros avances en la lucha para dar fin a la impunidad, los Presidentes de cada Tribunal afirmaron que su futuro trabajo se ralentizaría a menos que el Consejo abordara retos de urgencia y sin precedentes. El Magistrado Patrick Robinson del Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia afirmó que los temas urgentes eran la retención del personal, así como el apoyo a un fondo fiduciario para las víctimas y la ejecución de las condenas. Resaltó que el problema con el personal era tan grave que se podría incluso describir como crónico, sistemático y endémico; puesto que nos encontramos ante una crisis de personal: una «c-r-i-s-i-s-». La Magistrada Khalida Rachid Khan del Tribunal de Rwanda apeló al Consejo para que encontrara soluciones sostenibles para los retos cruciales, incluidas las cuestiones relacionadas con el personal, el reasentamiento de las personas absueltas y el traslado de los convictos.

En la exposición informativa del Consejo que se volvió a reunir el 7 de diciembre, los dos Presidentes del Tribunal afirmaron que los retos anteriores habían empeorado y que llegaban a amenazar la conclusión oportuna de su labor. La escasez de recursos, la carencia de cooperación estatal en las áreas fundamentales y la continua crisis de personal constituían los principales obstáculos. (Véase el comunicado de prensa SC/10476 Disponible en inglés).

A raíz de que los miembros del Consejo expresaran su frustración respecto a los retrasos a la hora de finalizar el trabajo de los Tribunales, el representante de la Federación Rusa repuso que su causa no era clara. Señaló que el último informe del Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia mostraba que los juicios de Mladić y del prófugo detenido Goran Hadžić se habían señalado para que comenzaran en 2012 y 2013, respectivamente, y que las apelaciones de algunas personas durarían hasta 2016, desde su punto de vista un marco temporal excesivo sin razón alguna de peso. Muchos miembros apoyaron el trabajo del Tribunal y algunos expresaron su preocupación por la retención del personal y otros temas.

El Consejo se reunió el 29 de junio para tratar asuntos operacionales y prorrogar el mandato de 17 jueces del Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia y adoptó la resolución 1993 (2011). (Véase el comunicado de prensa SC/10304 Disponible en inglés).

Tras aprobar por unanimidad las resoluciones 2006 (2011) y 2007 (2011) durante dos sesiones el 14 de septiembre, el Consejo volvió a designar a Hassan Bubacar Jallow como Fiscal del Tribunal Penal Internacional para Rwanda y a Serge Brammertz como Fiscal del Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia. (Véanse los comunicados de prensa SC/10382 Disponible en inglés y SC/10383 Disponible en inglés).

El Consejo también aprobó por unanimidad la resolución 1995 (2011) el 6 de julio, lo cual permitió que los jueces ad litem pudieran ser candidatos o votantes en las elecciones a Presidente del Tribunal de Rwanda. El Presidente asumiría la responsabilidad de garantizar que el acuerdo fuera compatible con independencia de lo judicial y de modo imparcial, que no surgieran conflictos de intereses, así como que no se retrasaran a la hora de pronunciar sentencia. (Véase el comunicado de prensa SC/10308).

En una actuación por unanimidad el 14 de octubre, el Consejo aprobó la resolución 2013 (2011), con la consiguiente excepción aislada que permitía al Magistrado Bakhtiyar Tuzmukhamedov del Tribunal de Rwanda que actuara al margen de su labor judicial. (Véase el comunicado de prensa SC/10412 Disponible en inglés).


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca.