Volver al inicio
ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Consejo de Seguridad 2010: Recapitulación

África

Burundi

El Consejo sigue ocupándose de la situación en Burundi, y escuchó, el 10 de mayo, una exposición del Sr. Charles Petrie, Representante Ejecutivo y Jefe de la Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Burundi (BINUB), en la que este se mostró optimista en cuanto a las múltiples e inminentes elecciones democráticas. Burundi se podría convertir en un «extraordinario ejemplo de madurez política», dijo, pidiendo apoyo internacional, mientras el país se enfrentaba a procesos electorales en medio de retos socioeconómicos. (Véase el comunicado de prensa SC/9921 Disponible en inglés).

Sin embargo, el 9 de diciembre, el Sr. Petrie comunicó al Consejo que, a pesar del progreso, la transición de Burundi hacia la estabilidad era todavía frágil y reversible. En la misma sesión, el Sr. Paul Seger (Suiza), Presidente de la configuración de la Comisión de Consolidación de la Paz encargada de Burundi, revisó el apoyo de ese órgano a un rango de actividades de consolidación de la paz llevadas a cabo durante el cuarto año de la configuración. (Véase el comunicado de prensa SC/10106 Disponible en inglés).

El Consejo aprobó por unanimidad la resolución 1959 (2010) del 16 de diciembre, y solicitó al Secretario General que estableciera la Oficina de las Naciones Unidas en Burundi (BNUB) y así se redujera considerablemente su presencia durante un período inicial de 12 meses que comenzarían el 1 de enero de 2011. (Véase el comunicado de prensa SC/10120 Disponible en inglés).

Asimismo, se apreció su recomendación de que la BNUB debería estar a cargo de un Representante Especial del Secretario General con la ayuda de un Representante Especial Adjunto, que también ejercería de Coordinador Residente y de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, y de Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Al subrayar la relevancia de una transición fluida hacia la BNUB, el Consejo también enfatizó la importancia de establecer una oficina plenamente integrada con una coordinación eficaz de la estrategia y los programas entre las diversas agencias, fondos y programas de la Organización presentes en el país. De igual manera, destacó la importancia de una reforma del sector de la seguridad e instó a todos los asociados internacionales a que, junto a la BNUB, continuaran respaldando los esfuerzos del Gobierno para profesionalizar y mejorar la capacidad de los servicios nacionales de seguridad y la policía; en particular, en materia de derechos humanos y de violencia sexual y por razón de género, y con miras a consolidar la gestión del sector de la seguridad.

El Chad y la República Centroafricana

En siete sesiones, el Consejo se centró en la retirada de la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana y el Chad (MINURCAT) -establecida en 2007 para proteger a los refugiados que huían de Darfur, región occidental de Sudán, a otras personas desplazadas y a trabajadores humanitarios- a petición del Presidente del Chad, quien afirmó que su Gobierno estaba en mejor situación para proporcionar seguridad, habida cuenta de los acuerdos sobre seguridad fronteriza alcanzados con Sudán. Por lo tanto, el mandato de MINURCAT se prorrogó solo dos meses el 12 de marzo (véase el comunicado de prensa SC/9880 Disponible en inglés) y otra vez durante 2 semanas el 12 de mayo (véase el comunicado de prensa SC/9926 Disponible en inglés) mientras continuaban las consultas con el Gobierno del Chad y otros interesados.

El 25 de mayo, el Consejo prorrogó el mandato de la Misión hasta el 31 de diciembre de 2010 e instó al Secretario General a completar su retirada para esa fecha. Tras tomar nota del compromiso adquirido por el Gobierno del Chad para responsabilizarse por completo de la seguridad de los civiles en el este del país, decidió que la prioridad de MINURCAT durante lo que quedaba de año sería seguir organizando y entrenando al Destacamento Integrado de Seguridad del Chad para dicho propósito. El Consejo también pidió la formación de un grupo de trabajo conjunto de alto nivel, con el Gobierno, para realizar evaluaciones mensuales sobre el terreno sobre asuntos de protección a civiles. (Véase el comunicado de prensa SC/9935 Disponible en inglés).

En reuniones posteriores -el 10 de agosto, 20 de septiembre y 14 de diciembre (Véanse los Comunicados de Prensa SC/10008, SC/10061 , SC/10116 respectivamente Disponible en inglés), el Consejo escuchó que la reducción se había llevado a cabo de manera ordenada ya que el representante del Chad expuso planes para la sostenibilidad del Destacamento Integrado de Seguridad y solicitó apoyo internacional. El representante de la República Centroafricana también pidió ayuda para consolidar las fuerzas armadas de su país y así permitirle mantener la seguridad en su problemática región nororiental.

Al emitir una declaración presidencial el 20 de diciembre, el Consejo rindió homenaje a MINURCAT cuando se acercaba a su fin, e instó a los Estados Miembros a que garantizaran que los fondos de donantes necesarios se ponían a disposición tanto del Destacamento Integrado de Seguridad como de las Fuerzas Armadas de la República Centroafricana -«para apoyar una reforma más amplia del sector de la seguridad» en el segundo caso-. (Véase el comunicado de prensa SC/10134 Disponible en inglés).

República Centroafricana

Aparte de la consideración del Consejo hacia MINURCAT, la República Centroafricana se incorporó a tres sesiones dedicadas a su proceso de paz y a las actividades de la nueva Oficina Integrada de las Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz en la República Centroafricana (BINUCA), sucesora de la Oficina de las Naciones Unidas de Apoyo a la Consolidación de la Paz en la República Centroafricana (BONUCA Disponible en inglés).

En dos sesiones (Véanse los Comunicados de Prensa SC/10104, SC/10134 Disponible en inglés), la Sra. Sahle-Work Zewde, Representante Especial y Jefa de BINUCA, informó sobre el progreso hacia las elecciones planeadas para el 23 de enero de 2011, sobre los retos de la reintegración de los excombatientes, sobre cómo abordar la reforma del sector de la seguridad y cómo garantizar la seguridad en el nordeste. Subrayó que el apoyo internacional era fundamental para evitar el retorno a la violencia.

El 14 de diciembre, el Consejo emitió una declaración presidencial en la que apoyaba la prórroga del mandato de BINUCA hasta el 31 de diciembre de 2011, teniendo en cuenta la retirada de MINURCAT y condenando atentados recientes de grupos armados en el nordeste. Urgió al Gobierno a que acelerara su estrategia de reintegración de los excombatientes, a que avivara la reforma del sector de la seguridad e incrementara el respeto por los derechos humanos. (Véase el comunicado de prensa SC/10111 Disponible en inglés).

Côte d'Ivoire

Previamente al enfrentamiento en las elecciones presidenciales que acaparó la atención de Côte d'Ivoire a finales de 2010 y en 2011, la mayoría de las 12 sesiones del Consejo sobre el país del África Occidental se dedicaron a superar obstáculos para celebrar las elecciones presidenciales, un elemento crucial del Acuerdo de Uagadugú que acabó con la guerra que había dividido al país en dos desde 2002 y que se había pospuesto en repetidas ocasiones desde 2005. En tres informes (Véanse los Comunicados de Prensa SC/9850 del 21 de enero, SC/9881 del 17 de marzo, SC/9942 del 3 de junio Disponible en inglés), el Sr. Y.J. Choi, Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Operación de las Naciones Unidas en Côte d'Ivoire (ONUCI), afirmó que el constante fracaso de la celebración de las elecciones estaba incrementando las tensiones y perjudicando la normalización constitucional, política, económica y social.

Muchos de los debates que tuvieron lugar en septiembre se dedicaron a fortalecer a la ONUCI para que pudiera respaldar mejor la celebración de las elecciones y apoyar la aplicación de acuerdos de paz. Mientras el Consejo consideraba la reconfiguración de la Operación, renovaba el mandato de la ONUCI durante cortos períodos de tiempo -junto a su autorización del apoyo de las fuerzas francesas Licorne-, primero durante cuatro meses, después un mes más y, por último, hasta el final del año. (Véanse los Comunicados de Prensa SC/9856, SC/9938 , SC/9969 Disponible en inglés respectivamente ). Como resultado de estas consideraciones, el 29 de septiembre el Consejo autorizó un aumento temporal de 500 efectivos para los contingentes militares y policiales con la finalidad de que pudieran contribuir a la seguridad de las elecciones antes, durante y después de que se celebraran. (Véase el comunicado de prensa SC/10045 Disponible en inglés).

El 24 de noviembre, antes de la segunda vuelta de las elecciones, el Consejo autorizó un redespliegue temporal de la Misión de las Naciones Unidas en Liberia (UNMIL) a la ONUCI de un máximo de tres compañías de inf antería y una unidad de aviación, integrada por dos helicópteros de uso general, durante un período máximo de cuatro semanas. (Véase el comunicado de prensa SC/10094 Disponible en inglés). Al final del año, a raíz del comienzo de la crisis electoral, el Consejo renovó otra vez la Operación hasta el 30 de junio de 2011 y mantuvo a los 500 efectivos adicionales hasta el 31 de marzo y el redespliegue de las tropas de la UNMIL hasta el 31 de enero. (Véase el comunicado de prensa SC/10132 Disponible en inglés).

Tras las elecciones presidenciales, que se celebraron finalmente el 31 de octubre y tuvieron una segunda vuelta el 28 de noviembre, el Consejo emitió declaraciones de prensa en las que acogía con agrado «la amplia y pacífica participación» de los votantes en un «paso histórico hacia la restauración de la paz sostenible». Instó a todos los candidatos a que aceptaran los resultados que se certificarían por medio de mecanismos establecidos. (Véanse los Comunicados de Prensa SC/10076, SC/10100 Disponible en inglés). Sin embargo, El Consejo pronto se encargó de la crisis resultante de la negativa del Sr. Laurent Gbagbo, Presidente titular, a ceder poder al candidato de la oposición, el Sr. Alassane Ouattara, cuya victoria certificó el Sr. Choi, Representante Especial. Al informar al Consejo por videoconferencia el 7 de diciembre, el Sr. Choi describió la victoria del Sr. Ouattara como «irrefutable» por un amplio margen, y subrayó la necesidad de salvaguardar los resultados de las elecciones. (Véase el comunicado de prensa SC/10102 Disponible en inglés).

El 20 de diciembre, en su última renovación del mandato de la ONUCI, el Consejo condenó enérgicamente «los intentos de usurpar la voluntad del pueblo», e instó a todos los interesados de Côte d'Ivoire a que respetaran los resultados de las elecciones habida cuenta del reconocimiento del Sr. Ouattara por parte de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) y la Unión Africana como el nuevo Presidente electo. (Véase el comunicado de prensa SC/10132 Disponible en inglés). Asimismo, El Consejo solicitó a la ONUCI que apoyara la seguridad del Gobierno y de los principales interesados políticos. Reafirmó su disposición para imponer sanciones específicas contra las personas que amenazaron el proceso de paz tratando de perturbar el resultado del proceso electoral, ya fuera mediante la obstrucción del trabajo de la ONUCI y de otros agentes internacionales o cometiendo graves violaciones contra los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.

El Consejo, preocupado por la persistente violación de los derechos humanos en Côte d'Ivoire -incluyendo la violencia sexual-, renovó el embargo de armas y la prohibición del comercio de diamantes del país. Además, prorrogó sanciones específicas mediante la restricción de los viajes a personas consideradas como una amenaza para el proceso de paz. (Véase el comunicado de prensa SC/10057 Disponible en inglés).

Djibouti y Eritrea

El 20 de julio, el Sr. B. Lynne Pascoe, Secretario General Adjunto de Asuntos Políticos, elogió las medidas que tomaron los Gobiernos de Eritrea y Djibouti para negociar, con Qatar como mediador, una solución para el conflicto fronterizo que estalló en marzo de 2008. Instó a todos los Estados de la región, además de a la Unión Africana, a la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD) y a las Naciones Unidas a que trabajaran juntos para resolver este y otros conflictos regionales. (Véase el comunicado de prensa SC/9987 Disponible en inglés). El Consejo acogió con beneplácito los esfuerzos de mediación de Qatar en una declaración de prensa el 11 de junio. (Véase el comunicado de prensa SC/9951 Disponible en inglés).

Estos acontecimientos siguieron a una sesión celebrada el 19 de mayo en la que el Presidente de Djibouti, el Sr. Ismail Guelleh, afirmó ante el Consejo que Eritrea no había acatado el requisito de retirar sus tropas de las posiciones que habían ocupado desde su intervención militar en el año 2008 contra la región de Ras Doumeira y que, además, había entrenado a infiltrados para sabotear al país vecino. (Véase el comunicado de prensa SC/9930 Disponible en inglés).

Muchos de los asistentes a aquella sesión elogiaron a Djibouti por cumplir con las resoluciones del Consejo, y muchos también instaron a Eritrea a que siguiera adelante con sus compromisos. Algunos enfatizaron la importancia del diálogo para resolver la controversia.

República Democrática del Congo

En el transcurso de ocho sesiones, el Consejo supervisó la transformación de la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC) en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO) -como parte del plan de una posible retirada- mientras intensificaba aún más su atención hacia la protección de los civiles, en especial con respecto a la violencia sexual tras la violación en masa de 242 civiles en la inestable región oriental del país el pasado mes de agosto.

Al informar al Consejo en abril (véase el comunicado de prensa SC/9905 Disponible en inglés), el Sr. Alan Doss, Representante Especial del Secretario General y Jefe de MONUC, mencionó que el Sr. Joseph Kabila, presidente, había presentado un calendario para reducir la Misión para junio de 2011, y también subrayaba la necesidad del país de asistencia en un rango de factores sociales y económicos críticos para la estabilidad, así como la prioridad de proteger a los civiles, particularmente del este, donde seguían activos, entre otros grupos armados, las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Rwanda y el Ejército Ugandés de Resistencia del Señor.

Según un informe del 19 de mayo (véase el comunicado de prensa SC/9931 Disponible en inglés), una misión del Consejo de Seguridad destinada a este país del 13 al 15 de mayo examinó junto a las autoridades congoleñas los medios para alcanzar el objetivo común de estabilidad y soberanía estatal en todo el territorio nacional a través de una MONUC reconfigurada en consulta con el Gobierno. El 28 de mayo, el Consejo prorrogó el mandato de MONUC hasta el 30 de junio de 2010, autorizando la retirada de 2.000 tropas antes de dicha fecha y después de la cual el nombre de la Misión cambiaría a MONUSCO. Las fuerzas se concentrarían en las provincias orientales. (Véase el comunicado de prensa SC/9939 Disponible en inglés).

El 7 de septiembre, en un informe al Consejo sobre las violaciones en masa perpetradas en la provincia de Kivu del Norte entre el 20 de julio y el 2 de agosto, el Sr. Atul Khare, Subsecretario General de Asuntos de Mantenimiento de la Paz, señaló la responsabilidad primordial del Estado de proteger a los civiles, pero reconoció deficiencias en la estrategia de protección de la Misión. (Véase el comunicado de prensa SC/10021 Disponible en inglés). La Sra. Margot Wallström, Representante Especial del Secretario General sobre la Violencia Sexual en los Conflictos, resaltó la importancia de enjuiciar a los culpables, una prioridad que quedó reflejada en una declaración presidencial del 17 de septiembre en la que el Consejo instó al Gobierno a tomar medidas «rápidas y justas». (Véase el comunicado de prensa SC/10033 Disponible en inglés).

Al informar más a fondo al Consejo sobre la protección de los civiles en la República Democrática del Congo, la Sra. Wallström le puso al corriente a mediados de octubre sobre las detenciones de sospechosos de la violación masiva, urgiendo al órgano a que incrementara la atención del comité de sanciones pertinente hacia los delitos de violencia sexual. (Véanse los Comunicados de Prensa SC/10055, SC/10058 Disponible en inglés). El Sr. Roger Meece, el nuevo Jefe de MONUSCO, prometió llevar a cabo una profunda revisión de las actividades de protección de la Misión como parte del esfuerzo por hacerlas más efectivas. El 29 de noviembre, el Consejo renovó, por un año, el embargo de armas y sanciones conexas impuestas a la República Democrática del Congo e instó a las autoridades nacionales a que continuaran su lucha contra la impunidad de los autores de violaciones de los derechos humanos, incluyendo la violencia sexual. (Véase el comunicado de prensa SC/10096 Disponible en inglés).

Guinea

El 16 de febrero, el Consejo emitió una declaración presidencial en la que acogía con agrado el nombramiento del nuevo Gobierno de Transición de Guinea y urgía a todos los interesados de Guinea a que trabajaran juntos para encaminar a la nación del África Occidental hacia las elecciones democráticas para julio de 2010. La declaración llegó un mes después de que los líderes guineanos firmaran un acuerdo para finalizar la crisis política incitada por la matanza por parte de las fuerzas del Gobierno de al menos 150 detractores desarmados en una manifestación en septiembre de 2009.

En este documento, el Consejo acogió con satisfacción la Declaración Conjunta de Uagadugú del 15 de enero -encaminada hacia el establecimiento de un Gobierno de Unidad Nacional- y el nombramiento del Sr. Jean-Marie Doré como Primer Ministro. Urgió a los interesados a que instauraran por completo la Declaración Conjunta y a que se comprometieran activamente en la transición hacia la restauración del orden constitucional normal a través de la celebración de elecciones en un período de seis meses. Además, el Consejo instó a la comunidad internacional a que apoyara a las autoridades guineanas, encabezadas por el Sr. Sékouba Konaté, Presidente interino y el Sr. Doré, Primer Ministro, «incluyendo lo que respecta a la exhaustiva reforma de los sectores de la seguridad y la justicia a petición de las autoridades guineanas». (Véase el comunicado de prensa SC/9863).

Guinea-Bissau

El Consejo sigue sumamente preocupado por la estabilidad de Guinea-Bissau. Celebró cinco sesiones sobre el país del África Occidental tras los acontecimientos del 1 de abril durante los que elementos militares detuvieron por un breve período de tiempo al Primer Ministro e invadieron las instalaciones de las Naciones Unidas. El 5 de marzo, en una sesión previa a dicho acontecimiento, el Sr. Joseph Mutaboba, Jefe de la nueva Oficina Integrada de las Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz en Guinea-Bissau (UNIOGBIS), dijo al Consejo que una relativa estabilidad y la creciente atención internacional -incluyendo la de la Comisión de Consolidación de la Paz- ofrecían al país una oportunidad sin precedentes, incluso después de los asesinatos del Presidente y de otros funcionarios de alto rango en 2009. (Véase el comunicado de prensa SC/9874 Disponible en inglés).

Después del 1 de abril, el Consejo emitió una declaración de prensa en la que instaba a todas las partes a evitar los actos de violencia y a mantener el orden constitucional. (Véase el comunicado de prensa SC/9900 Disponible en inglés). El 15 de julio, el Sr. Mutaboba dijo que los acontecimientos enfatizaban la extrema fragilidad del proceso de consolidación de la paz, y citó desafíos clave tales como la debilidad institucional, la insubordinación militar al liderazgo civil, las lagunas críticas en el desarrollo, el tráfico ilícito de drogas y la delincuencia organizada transfronteriza. (Véase el comunicado de prensa SC/9982 Disponible en inglés). En una declaración presidencial del 22 de julio, el Consejo expresó su profunda preocupación en cuanto a esos retos y a las amenazas al orden constitucional. Solicitó la inmediata liberación o enjuiciamiento de los detenidos en el acontecimiento del 1 de abril y una auténtica reforma del sector de la seguridad. (Véase el comunicado de prensa SC/9991 Disponible en inglés).

En una sesión celebrada el 5 de noviembre, el Sr. Mutaboba describió una hoja de ruta diseñada por la CEDEAO para abordar los problemas de Guinea-Bissau en la que subrayaba la importancia de la colaboración con los interesados regionales e internacionales a la hora de aplicarla, así como la necesidad de plazos y elementos de referencia para medir el progreso. (Véase el comunicado de prensa SC/10078 Disponible en inglés). Al prorrogar el mandato de la UNIOGBIS desde el 23 de noviembre hasta el final de 2011, el Consejo urgió a los miembros de las Fuerzas Armadas de Guinea-Bissau a respetar el orden constitucional y a participar por completo en la reforma del sector de la seguridad. A su vez, instó a la comunidad internacional a cooperar en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas y la delincuencia organizada en el país. (Véase el comunicado de prensa SC/10091 Disponible en inglés).

Liberia

Tras haber vivido siete años en un período ininterrumpido de paz desde que acabara su conflicto civil, Liberia había «progresado enormemente», dijo la Sra. Ellen Margrethe Løj, Representante Especial del Secretario General y Jefa de la Misión de las Naciones Unidas en Liberia (UNMIL), al Consejo de Seguridad el 8 de septiembre. «Sin embargo, estos progresos positivos se ven empañados por la frágil paz que depende, en gran medida, de la presencia de los militares y la policía de la UNMIL» añadió, apelando a la generosidad de los donantes e instándoles a que mantuvieran unas expectativas realistas. (Véase el comunicado de prensa SC/10022 Disponible en inglés).

En ese contexto, el Consejo adoptó por unanimidad la resolución 1938 (2010), prorrogando el mandato de la UNMIL durante un año, hasta el 30 de septiembre de 2011. Animó a la Misión y al Gobierno de Liberia a que continuaran planificando la transición hasta el fin de la Misión de la UNMIL y pidió al Secretario General que proporcionara información actualizada y supervisara los criterios de referencia para medir el progreso. En concreto, solicitó al Secretario General y al Gobierno que elaboraran un plan para transferir la responsabilidad de la seguridad interna a las autoridades nacionales, y autorizó a la UNMIL a desempeñar funciones que facilitaran las próximas elecciones. (Véase el comunicado de prensa SC/10028 Disponible en inglés).

Al adoptar por unanimidad la resolución 1961 el 17 de diciembre, el Consejo renovó por 12 meses el embargo de armas impuesto a Liberia y la prohibición de los viajes a personas consideradas como una amenaza para el proceso de paz. Entre otras acciones, el Consejo instó al Gobierno a instaurar las recomendaciones del equipo de examen del Proceso de Kimberly de 2009, que certifica la explotación de diamantes de manera que se beneficie al país y no se avive el conflicto. (Véase el comunicado de prensa SC/10128 Disponible en inglés).

Sierra Leona

El 22 de marzo, en el informe al Consejo, el Sr. Michael von der Schulenberg, Representante Ejecutivo del Secretario General y Jefe de la Oficina Integrada de las Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz en Sierra Leona (UNIPSIL) advirtió que la magnitud y la importancia política del desempleo juvenil en el país suponían una «amenaza latente» para la estabilidad. Sin embargo, añadió que, tras una visita de la Comisión de Consolidación de la Paz, ministros del Gobierno y asociados para el desarrollo habían acordado elaborar un programa nacional integrado para apoyar la creación de oportunidades de empleo para los jóvenes. El Sr. John McNee (Canadá), Jefe de la configuración encargada de Sierra Leona en la Comisión de Consolidación de la Paz, también estuvo informando a los miembros del Consejo durante dicha sesión. (Véase el comunicado de prensa SC/9890 Disponible en inglés).

El Sr. von der Schulenberg se dirigió de nuevo al Consejo el 28 de septiembre, y dijo: «A día de hoy, Sierra Leona puede que no sea una de sus máximas preocupaciones». No obstante, urgió a los miembros a que no abandonasen el país por completo. «Constituye un posible éxito, no solo para Sierra Leona, sino también para el Consejo de Seguridad» dijo, subrayando los tres acontecimientos que podrían tener un mayor impacto sobre el futuro de Sierra Leona: los esfuerzos por explotar mejor los recursos naturales, los preparativos para las elecciones de 2012 y los acontecimientos en la vecina Guinea. (Véase el comunicado de prensa SC/10041 Disponible en inglés).

Al adoptar por unanimidad la resolución 1940 (2010) el 29 de septiembre, el Consejo levantó el embargo de armas y otras sanciones impuestas sobre Sierra Leona durante su guerra civil, y decidió poner término al Comité establecido para monitorear esas medidas. Mediante un texto independiente, la resolución 1941 (2010), prorrogó el mandato de la UNIPSIL por un año, hasta el 15 de septiembre de 2011, enfatizando que la Oficina debía centrarse en ayudar al Gobierno a prepararse para las elecciones, en prevenir y mitigar conflictos, hacer frente al desempleo juvenil y promover la buena gobernanza, el estado de derecho y los derechos humanos entre otros temas. (Véase el comunicado de prensa SC/10044 Disponible en inglés).

Somalia

El Consejo se reunió 10 veces para hablar sobre Somalia y escuchó informes sobre la continua violencia insurgente, los desplazamientos masivos y la piratería frente a las costas a pesar de los esfuerzos realizados por la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) para ayudar al Gobierno Federal de Transición a construir sus instituciones y fuerzas de seguridad, y a convencer a distintas facciones para unirse al proceso de paz de Djibouti. El Consejo autorizó la Misión dos veces, en enero y diciembre ((Véanse los Comunicados de Prensa SC/9855, SC/10139 Disponible en inglés). La segunda vez se prorrogó dicha autorización hasta el 30 de septiembre de 2011 y se incrementó la dotación prevista de 8.000 a 12.000 efectivos.

En los informes del 14 de enero y del 12 de mayo, el Sr. Ahmedou Ould-Abdallah, Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Oficina Política de las Naciones Unidas en Somalia, instó a la comunidad internacional a actuar con firmeza para apoyar al Gobierno Federal de Transición y a la AMISOM, incluso a través de una conferencia de alto nivel celebrada en Estambul en mayo. (Véanse los Comunicados de Prensa SC/9844, SC/9927 Disponible en inglés).

El sucesor del Sr. Ould-Abdallah, el Sr. Augustine Mahiga, en su primer informe al Consejo el 16 de septiembre solicitó acciones rápidas y exhaustivas para ayudar al Gobierno Federal de Transición. Afirmó que el terrorismo estaba adquiriendo un firme arraigo en Somalia como se pudo observar en los atentados suicidas del pasado julio en Kampala, Uganda, el atentado en el Hotel Muna durante el sagrado mes de Ramadán y los continuos atentados en Mogadiscio. (Véase el comunicado de prensa SC/10032 Disponible en inglés).

Tras la sesión de alto nivel sobre Somalia celebrada en Nueva York el 23 de septiembre, el Sr. Ban Ki-moon, Secretario General, se dirigió al Consejo el 21 de octubre junto al Sr. Ramtane Lamamra, Comisionado de la Unión Africana para la Paz y la Seguridad, y el Sr. Yusuf Hassan Ibrahim, Ministro de Relaciones Exteriores de Somalia. (Véase el comunicado de prensa SC/10063 Disponible en inglés). Instó al Consejo a que tomara decisiones «osadas y valientes» para apoyar al Gobierno Federal de Transición y a la AMISOM.

El 23 de noviembre, el Consejo volvió a autorizar los esfuerzos de lucha contra la piratería por parte de los estados y grupos regionales, y enfatizó la necesidad de esfuerzos exhaustivos para hacer frente a dicha amenaza y a la inestabilidad en tierra somalí. (Véase el comunicado de prensa SC/10092 Disponible en inglés). A la medida le siguió una declaración presidencial emitida el 25 de agosto en la que se subrayaba la necesidad de una solución a largo plazo para el problema del enjuiciamiento y encarcelamiento de los piratas. A su vez, se tenían en cuenta las recomendaciones del Secretario General a ese respecto. (Véase el comunicado de prensa SC/10014 Disponible en inglés).

Además, el Sr. B. Lynn Pascoe, Secretario General Adjunto de Asuntos Políticos, dijo al Consejo el 9 de noviembre que los piratas superaban los esfuerzos internacionales realizados para acabar con sus actividades frente a las costas de Somalia. «Solo con buques de guerra no se va a resolver el problema» enfatizó, instando a centrarse simultáneamente en la disuasión, la seguridad, el estado de derecho y las alternativas económicas para la juventud somalí. (Véase el comunicado de prensa SC/10079 Disponible en inglés).

El 19 de marzo, el Consejo condenó el tráfico continuo de armas dado que violaba sus embargos contra Somalia y Eritrea. Prorrogó, por 12 meses, el mandato del Comité establecido para supervisar esas medidas, lo amplió y le asignó tres expertos adicionales. (Véase el comunicado de prensa SC/9888 Disponible en inglés).

El Sudán

El Consejo se reunió 12 veces para hablar sobre el Sudán, a medida que el país se acercaba al referendo programado para el 9 de enero de 2011, con la intención de determinar si el sur seguiría siendo parte de él o elegiría la independencia. El Consejo prorrogó el mandato de la Misión de las Naciones Unidas en el Sudán (UNMIS) hasta el 30 de abril y le solicitó que desempeñara un papel conductor del apoyo internacional para el referendo. (Véase el comunicado de prensa SC/9916 Disponible en inglés).

El 25 de octubre, el Sr. Alain Le Roy, Secretario General Adjunto de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, dijo que había habido indicios tangibles de progresos en los preparativos del referendo, pero que quedaba poco tiempo. (Véase el comunicado de prensa SC/10069 Disponible en inglés). El 16 de noviembre, el Secretario General comunicó al Consejo que era crucial que las partes fomentaran la confianza mutua a través de negociaciones sobre las cuestiones pendientes. (Véase el comunicado de prensa SC/10087 ).

Acogiendo con beneplácito la conclusión de un proceso de inscripción pacífico para el referendo, el Consejo emitió una declaración presidencial el 16 de diciembre en la que instaba a las partes del Acuerdo General de Paz - el Partido del Congreso Nacional, que estaba en el poder, y el Movimiento de Liberación del Pueblo Sudanés- a calmar las tensiones mediante el cumplimiento de los compromisos pendientes y cuestiones sin resolver a renuncia a recurrir a las armas cualquiera que fuese el resultado del referendo. (Véase el comunicado de prensa SC/10121 Disponible en inglés). El acuerdo sobre la zona disputada de Abyei se consideraba especialmente importante, al igual que el fronterizo, el de seguridad, ciudadanía, deudas, activos, divisa y recursos naturales. El Consejo acogió con satisfacción en este respecto la mediación del Grupo de Alto Nivel de la Unión Africana, encabezado por el Sr. Thabo Mbeki, ex Presidente de Sudáfrica.

En todos los debates sobre el Sudán se presentó el conflicto de Darfur y su continua violencia que enfrentaba al Gobierno y a sus milicias asociadas contra los grupos rebeldes, su falta de progreso en el proceso de paz, y el desplazamiento continuo a gran escala y los atentados contra los civiles y el personal de mantenimiento de la paz. El 11 de febrero, el Sr. Dmitry Titov, Subsecretario General de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, subrayó la necesidad de afrontar todos los problemas del Sudán en un contexto nacional. (Véase el comunicado de prensa SC/9859 Disponible en inglés). Asimismo, el 14 de junio, funcionarios de las Naciones Unidas y la Unión Africana informaron sobre el Sudán e instaron a tomar un enfoque integrado hacia la estabilidad en todo el país, mediante la unión de la paz en Darfur a los preparativos para el próximo referendo. (Véase el comunicado de prensa SC/9952 Disponible en inglés).

Con la prórroga de un año del mandato de la Operación Híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas en Darfur (UNAMID) el 30 de julio, la resolución del Consejo 1935 (2010) solicitaba que las partes pusieran fin a sus atentados contra los civiles y el personal de mantenimiento de la paz y se sumaran al proceso de paz. (Véase el comunicado de prensa SC/9997 Disponible en inglés). Pedía a la Misión que formulara una estrategia para el logro pleno de su objetivo de protección de los civiles y que asegurara el acceso al personal humanitario junto con el equipo de las Naciones Unidas del país.

En dos informes sobre Darfur realizados en mayo y julio (Véanse los Comunicados de Prensa SC/9932, SC/9994 Disponible en inglés), el Sr. Ibrahim Gambari, Representante Especial Conjunto de UNAMID afirmó que la Operación se centraba en su mandato de protección a pesar de los considerables desafíos. Aunque se había producido algún progreso político, algunas facciones rebeldes importantes permanecían fuera del proceso de paz. También advirtió de que mantener a más o menos 2,3 millones de personas en campamentos para desplazados internos suponía una bomba de relojería, e instó al establecimiento de condiciones y programas de retorno voluntario.

El Sr. Luis Moreno-Ocampo, Jefe de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, se dirigió al Consejo en junio y diciembre (Véanse los Comunicados de Prensa SC/9950, SC/10107 Disponible en inglés), tras una decisión de la Sala de Cuestiones Preliminares I de la Corte remitida al Consejo sobre la incapacidad del Gobierno del Sudán para cumplir con sus obligaciones de aplicar las órdenes de detención de los conocidos ciudadanos Ahmad Harun y Ali Kushayb por graves crímenes en Darfur. Recordó al Consejo que los dos funcionarios recibían órdenes del Sr. Omer al-Bashir, Presidente, quien también había sido acusado de delitos graves, incluido el genocidio. En última instancia, es el Consejo el que decide sobre el cumplimiento de las decisiones de la Corte, según dijo el Sr. Moreno-Ocampo. Añadió que el órgano judicial también había investigado los peores crímenes que habían cometido las fuerzas rebeldes contra el personal de mantenimiento de la paz. Se iba a celebrar un juicio en 2011.

Por último, el 14 de octubre, el Consejo observó con profunda preocupación la creciente violencia en Darfur y prorrogó, por un año -hasta el 19 de octubre de 2011-, el mandato del Grupo de Expertos que vigilaba el embargo de armas en el Sudán y las sanciones contra los que obstaculizaban la paz en el país. (Véase el comunicado de prensa SC/10056 Disponible en inglés).

África Occidental

En dos exposiciones informativas que tuvieron lugar el 13 de julio y el 12 de enero, el funcionario superior de las Naciones Unidas en África Occidental pintó un panorama de complejas dicotomías en esta subregión en progresiva recuperación, pero todavía con problemas (Véanse los Comunicados de Prensa SC/9981, SC/9837 Disponible en inglés). Según el Sr. Said Djinnit, Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Oficina de las Naciones Unidas para el África Occidental (UNOWA), África Occidental sigue mostrando una imagen mixta de esperanza y preocupación. Resaltó que, mientras que se habían llevado a cabo progresos en lo referente a la prevención de conflictos, la recuperación y la consolidación de la paz desde la segunda mitad de 2009, dichos progresos se vieron amenazados por la debilidad de las instituciones nacionales en muchos países.

Añadió que UNOWA ha estado trabajando junto con otras entidades de las Naciones Unidas para tratar la situación centrándose en la recuperación de zonas en crisis, mediante la consolidación de la buena gobernanza y el estado de derecho, la promoción de los derechos humanos y la generalización de la perspectiva de género en países estables pero en situación de riesgo, así como concienciando de la necesidad de crecimiento económico y de distribución justa de la riqueza. Explicó que, fortaleciendo sus instituciones políticas y buscando un mejor panorama para el crecimiento y el desarrollo económico, África Occidental debería ser capaz de mejorar la calidad de vida de la mayoría de la población y, por lo tanto, minimizar la posibilidad de frustración, tensión social y, en última instancia, violencia.

Tras definir la lucha contra el narcotráfico como un área prioritaria en la que UNOWA ha trabajado estrechamente con la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) y con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), mencionó, como prueba del compromiso cada vez mayor de los Estados de África Occidental para combatir los estragos del narcotráfico, la incautación de dos toneladas de cocaína en Gambia con el apoyo del Reino Unido, así como la detención en los Estados Unidos de sospechosos que habían estado planeando pasar de contrabando cuatro toneladas de dicha droga a través de Liberia.

Al cambiar a asuntos económicos, habló de que la recuperación global había respaldado el crecimiento en la región, aunque todavía tenía que convertirse en una reducción eficaz y sostenible de la pobreza, y de que las expectativas de llevar a cabo los Objetivos de Desarrollo del Milenio seguían siendo bajas. Además, la crisis alimentaria afectaba a millones de personas en el Sahel, en particular en Níger, donde el 60 por ciento de la población hacía frente a la hambruna en medio de una grave crisis alimentaria, de nutrición y pastoral.[nsbp] Estos retos, además de la necesidad de una reforma del sector de la seguridad, la asistencia electoral permanente, la promoción de los derechos humanos y la cooperación en la lucha contra el narcotráfico, requerían el apoyo continuo de la comunidad internacional, incluyendo a las Naciones Unidas, para mantener el impulso en pro de la paz y la estabilidad en África Occidental.

Sáhara Occidental

En una sesión del 30 de abril acerca de la situación en el Sáhara Occidental, el Consejo aprobó por unanimidad la resolución 1920 (2010), por la que decidió prorrogar el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) hasta el 30 de abril de 2011. El Consejo acogió con agrado los compromisos de Marruecos, el Frente Popular para la Liberación de Saguia el-Hamra y Río de Oro (Frente Polisario) —las partes que se disputan el territorio del Norte de África— de continuar las conversaciones breves e informales (Véase el comunicado de prensa SC/9917 Disponible en inglés).

El Consejo exhortó a las diferentes partes a que continuaran con las negociaciones, bajo los auspicios del Secretario General, sin condiciones previas, de buena fe y con vistas a lograr una solución justa, duradera y mutuamente aceptable que permita la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental. En el posterior debate, los delegados señalaron que el Sáhara Occidental era el único miembro de pleno derecho de la Unión Africana que queda por descolonizar, y expresaron su apoyo al mandato de la MINURSO para supervisar la cesación del fuego y ayudar a celebrar el referendo. Otros oradores expresaron preocupación ante la falta de personal de la MINURSO para supervisar cuestiones relativas a los derechos humanos sobre el terreno.


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca.