ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Consejo de Seguridad 2009: Recapitulación

Debates temáticos

Mantenimiento de la Paz

En un debate que duró un día entero, convocado el 23 de enero por Francia y el Reino Unido como un primer paso hacia unas mejoras cruciales en las operaciones de mantenimiento de la paz, Alain Le Roy, Secretario General Adjunto de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, observó: «Es necesario analizar nuestra propia casa para encontrar nuevas e innovadoras maneras de afrontar los desafíos del mantenimiento de la paz de hoy en día». Para asegurar que el mantenimiento de la paz llevado a cabo por las Naciones Unidas seguía siendo un instrumento viable, y aun más, un instrumento más fuerte para el futuro, primero era necesario sobrevivir al volumen de trabajo actual y a los inminentes desafíos de los meses siguientes, dijo el señor Le Roy. También era necesario encontrar nuevos aportadores potenciales de personal. Con el fin de desplegarse de una forma más rápida en territorios remotos, se deben encontrar maneras innovadoras de utilizar todo el apoyo. También existía la necesidad de reforzar las misiones por parte de los recursos disponibles, en el caso de que estallara una crisis. (Véase el Comunicado de Prensa SC/9583.)

A medida que los oficiales de mantenimiento de la paz informaban al Consejo el 29 de junio sobre la necesidad de reforzar la unión entre la Organización y los miembros aportadores de fuerzas militares y policiales, el señor Le Roy enfatizó: «Cuando todos los organismos asociados estén unidos sólidamente tras una operación de mantenimiento de la paz, se manda un inequívoco mensaje de compromiso internacional, que refuerza la autoridad del Consejo de Seguridad y la credibilidad y efectividad de cualquier operación individual». (Véase el Comunicado de Prensa SC/9694.)

El debate que tuvo lugar el 5 de agosto, con una duración de un día y cuya intención era la de continuar el debate sobre la mejora del mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, culminó en una declaración de la Presidencia que identificaba las zonas que requerían una mayor observación. Entre estas zonas se encontraban la importancia de unos mandatos creíbles y alcanzables, combinados con unos recursos apropiados; un mejor intercambio y una mejor gestión de información; y una mejor concienciación del papel del Consejo en las repercusiones en los recursos y en el apoyo a las actividades sobre el terreno que tienen sus decisiones, y el papel del Consejo en los distintos retos estratégicos en las operaciones de mantenimiento de la paz. (Véase el Comunicado de Prensa SC/9724.)


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca.