ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Consejo de Seguridad 2005: Recapitulación

Afganistán

2005 marcó un hito muy importante para Afganistán con la vuelta a la democracia, desde la caída del régimen Talibán, y las elecciones parlamentarias celebradas el 18 de septiembre—la última medida del proceso político fijada en el Acuerdo de Bonn de 2001.

La celebración de dichas elecciones, así como la violencia extremista y la lucha contra el tráfico ilícito de drogas fueron algunos de los asuntos más importantes que trató el Consejo respecto a la situación que vivió Afganistán el año pasado, después de que se hubiesen celebrado en 2004 las primeras elecciones presidenciales de la historia.

Tal y como afirmó Jean Arnault, Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en el Afganistán (UNAMA) Disponible en inglés, al Consejo el 10 de enero, las principales respuestas a los retos en materia de terrorismo, facciones y estupefacientes residen en la construcción de un Gobierno fuerte, efectivo, equilibrado y representativo, capaz de trasladar la voluntad de la abrumadora mayoría de los afganos para vivir en paz de acuerdo con la legislación, protegidos de la violencia extremista y de las divisiones tanto políticas como étnicas que han avivado los conflictos de las últimas dos décadas.

A continuación, informó al Consejo el 22 de marzo de que las elecciones parlamentarias no se celebrarían entre abril y mayo, como estaba planeado desde un principio, debido a la elección del sistema electoral, y de que la fecha posible más próxima sería a mediados de septiembre. No obstante, añadió que este retraso de cuatro meses supondría ventajas, incluido el periodo de la campaña de erradicación de los cultivos de opio y la posterior desmilitarización, así como una mayor educación del público, candidatos y partidos, la cual mejorará la magnitud y calidad de la participación.

Dos días más tarde, el Consejo, al adoptar unánimemente la resolución 1589 (2005) Documento PDF por la que amplia el mandato de UNAMA a otros 12 meses adicionales, hizo hincapié en la importancia de establecer urgentemente un marco para la celebración de unas elecciones libres y justas lo antes posible.

Asimismo, en la mencionada resolución, el Consejo acogió complacido el comunicado emitido por el Órgano Conjunto de Gestión Electoral en el que se afirmaba que las elecciones a la cámara baja del Parlamento (Wolesi Jirga) y los consejos municipales se celebrarían el 18 de septiembre. Al enfatizar la importancia de la seguridad para unas elecciones dignas de crédito, el Consejo instó a los Estados Miembros a que aportasen personal, equipos y otros recursos para respaldar la expansión de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad.

Al tiempo que informó de que el empeoramiento de la seguridad en el país estaba afectando negativamente la preparación de las elecciones, el Sr. Arnault anunció al Consejo el 24 de junio que la violencia había causado innumerables daños, puesto en peligro la reconstrucción en las regiones más gravemente afectadas y obligado a los organismos de las Naciones Unidas y otros órganos internacionales a adoptar un papel poco destacado.

El mismo día al informar al Consejo, Antonio María Costa, Director Ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), advirtió de que alguno de los involucrados más sospechosos en la producción y tráfico de drogas se cobijaría en el Parlamento de algunas provincias conflictivas para conseguir la impunidad parlamentaria.

En una declaración de la Presidencia formulada el 23 de agosto, el Consejo opinó, tras las elecciones al Parlamento y a los consejos provinciales del 18 de septiembre, que la comunidad internacional debe mantener un elevado nivel de compromiso para asistir a este país a la hora de tratar los desafíos pendientes, incluida la situación de la seguridad, la dispersión de los grupos armados ilegales, y la producción y el tráfico de drogas. Agradece la voluntad por parte de la comunidad internacional y del Gobierno afgano de acordar un nuevo marco para el compromiso internacional una vez finalizado el proceso Bonn.

En relación con lo anterior, el Consejo expresó igualmente su disposición de revisar el mandato de la UNAMA una vez finalizado el proceso electoral, para permitir que la Organización siga desempeñando un papel fundamental en la reconstrucción del país, y de considerar la renovación del mandato de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad antes de su finalización, a petición del Gobierno afgano.

Al reconocer los desafíos a los que se enfrenta el Afganistán con respecto a la situación de la seguridad en algunas partes del país, el 13 de septiembre, el Consejo prorrogó 12 meses el mandato de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad adoptando por unanimidad la resolución 1623 (2005) Documento PDF.

Debido a los numerosos votos anticipados, los miembros del Consejo, en una declaración en prensa el 22 de septiembre, agradecían la celebración de las elecciones parlamentarias (Wolesi Jirga) y provinciales al Consejo del 18 de septiembre. Elogiaron el Órgano Conjunto de Gestión Electoral por su gran dedicación, y el pueblo afgano por su determinación y responsabilidad para reconstruir su Estado mediante un proceso democrático.

El Consejo dio la enhorabuena al pueblo afgano por la ratificación de los resultados definitivos de las elecciones parlamentarias y provinciales al Consejo mediante una declaración de la Presidencia el 23 de noviembre. Una vez inaugurado el nuevo parlamento afgano, el Consejo, en una declaración a la prensa el 20 de diciembre, reiteró la crucial importancia de una cooperación constructiva continua entre el país y la comunidad internacional a la hora de tratar desafíos pendientes tales como la seguridad, los estupefacientes, el desarrollo y la lucha contra el terrorismo.


El contenido de esta página es una traducción no oficial, elaborada con la participación de la Facultad de Traducción de la Universidad de Salamanca.