ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Desarme - Oficina de Asuntos de Desarme de las Naciones Unidas

Perspectivas de género sobre el desarme

La relación entre el género y el desarme no son evidentes a primera vista. Tampoco ha habido mucha investigación específica sobre las perspectivas de género en el desarme. Este conjunto de documentos, producto de una estrecha colaboración entre la Oficina de Asuntos de Desarme y la Oficina de la Asesora Especial en Cuestiones de Género y Adelanto de la Mujer del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales supone el primer intento por realizar estas importantes asociaciones.

Ello abre una perspectiva diferente sobre las tradicionalmente complejas y políticamente delicadas esferas de la seguridad, el desarme, la no proliferación y el control de los armamentos. Las cuestiones del desarme continúan siendo las mismas; tener en cuenta sus dimensiones de género arroja nueva luz y puede sugerir soluciones efectivas y sostenibles.

La incorporación de la perspectiva de género se estableció como una estrategia general para promover la igualdad dentre los géneros en la Plataforma de Acción de la Cuarta Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Mujer, celebrada en Beijing en 1995. A pesar de que existen mandatos claros acerca de la necesidad de incorporar perspectivas de género en las actividades de desarme, éstos todavía no se han llevado a la práctica. Resulta importante que las Naciones Unidas establezcan la autoridad requerida para hacer de las perspectivas de género pertinentes el centro de atención en asuntos de desarme.

Las conclusiones convenidas 1997/2 del ECOSOC definen la incorporación de la perspectiva de género como «…el proceso de evaluación de las consecuencias que para las mujeres y los hombres de cualquier actividad planificada, inclusive las leyes, políticas y programas, en todos los sectores y a todos los niveles.

Es una estrategia destinada a hacer que las preocupaciones y experiencias de las mujeres, así como de los hombres, sean un elemento integrante de la elaboración, la aplicación, la supervisión y la evaluación de las políticas y los programas en todas las esferas políticas, económicas y sociales, a fin de que las mujeres y los hombres se beneficien por igual y se impida que se perpetúe la desigualdad. El objetivo final es lograr la igualdad entre los géneros.

Se espera que este conjunto de documentos brinde un impulso a la creciente incorporación de la perspectiva de género en las cuestiones de desarme, cuestiones que son de interés urgente y vital para todo el mundo.