ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Visión general

Visión general
 
 

Mandato

Uno de los mandatos fundamentales de las Naciones Unidas es la promoción de un mejor nivel de vida, empleo para todos y condiciones propicias para el adelanto económico y social y el desarrollo. El sistema de las Naciones Unidas llega a dedicar el 70% de su labor al cumplimiento de este mandato. El principio rector de esas actividades es que la erradicación de la pobreza y el aumento del bienestar de la población son medidas necesarias para crear las condiciones que permitan lograr una paz duradera en todo el mundo.

Las Naciones Unidas tienen una capacidad singular para promover el desarrollo. Están presentes en todo el mundo y su amplio cometido abarca las necesidades sociales, económicas y de emergencia. La Organización no representa un interés nacional o comercial determinado. En la adopción de las principales decisiones políticas tienen voz todos los países, ricos y pobres.

Determinación del programa

Las Naciones Unidas han desempeñado un papel fundamental en la creación de un consenso internacional sobre las medidas que han de adoptarse para el desarrollo. A partir de 1960, la Asamblea General ha colaborado en la determinación de las prioridades y los objetivos mediante estrategias internacionales del desarrollo para decenios sucesivos. Si bien cada uno se centra en cuestiones de particular interés, en los decenios se ha subrayado permanentemente la necesidad de avanzar en todos los aspectos del desarrollo social y económico. Las Naciones Unidas siguen formulando nuevos objetivos en materia de desarrollo en esferas fundamentales como el desarrollo sostenible, el adelanto de la mujer, los derechos humanos, la protección del medio ambiente y la buena gestión de los asuntos públicos, así como los programas necesarios para que esos objetivos se conviertan en realidad.

En la Cumbre del Milenio, que tuvo lugar en septiembre de 2000, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de metas para el desarrollo tendientes a erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la educación primaria universal, promover la igualdad en materia de género y potenciar el papel de la mujer; reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, luchar contra el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades y lograr la sostenibilidad del medio ambiente, para lo cual se marcaron unos objetivos cuantificables que han de lograrse a más tardar en 2015. Entre tales objetivos cabe citar la reducción a la mitad de la proporción de personas que tienen ingresos inferiores a 1 dólar por día, la universalización de la enseñanza primaria, la eliminación de la disparidad en materia de género en todos los niveles de la educación y la reducción drástica de la mortalidad infantil con el consiguiente mejoramiento de la salud materna.

Asistencia para el desarrollo

El sistema de las Naciones Unidas trabaja de diversas maneras para promover los objetivos económicos y sociales.

Los mandatos de los organismos especializados abarcan prácticamente todas las esferas de las actividades económicas y sociales. Los organismos proporcionan asistencia técnica y otras formas de ayuda práctica en todos los países del mundo y, en cooperación con las Naciones Unidas, contribuyen a la formulación de políticas, a la fijación de normas y directrices, a la obtención de apoyo y a la movilización de fondos. Por ejemplo, durante el ejercicio económico 2001 el Banco Mundial proporcionó más de 17.000 millones de dólares en préstamos para el desarrollo a más de 100 países en desarrollo.

La Junta de Jefes Ejecutivos del Sistema de las Naciones Unidas, integrada por el Secretario General, los jefes de los organismos especializados, fondos y programas, el Organismo Internacional de Energía Atómica y la Organización Mundial del Comercio, vela por la estrecha cooperación entre las Naciones Unidas y los organismos especializados.

Los programas y fondos de las Naciones Unidas actúan bajo la autoridad de la Asamblea General y del Consejo Económico y Social en el cumplimiento del mandato económico y social de las Naciones Unidas. A fin de intensificar la cooperación entre esos órganos, en 1997 el Secretario General creó el Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, integrado por los fondos y programas correspondientes.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el principal organismo de las Naciones Unidas que provee subsidios para el desarrollo humano sostenible en todo el mundo, está trabajando activamente en pro de la consecución de las metas de desarrollo establecidas en la Cumbre del Milenio. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) es la principal organización de las Naciones Unidas que se ocupa de la supervivencia, la protección y el desarrollo de los niños a largo plazo. Los programas del UNICEF se centran en la inmunización, la atención primaria de la salud, la nutrición y la educación básica y comprenden actividades en unos 160 países.

Muchos otros programas de las Naciones Unidas promueven el desarrollo en colaboración con gobiernos y organizaciones no gubernamentales. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) es la mayor organización internacional que presta ayuda alimentaria tanto en lo que respecta al socorro en casos de emergencia como a programas para el desarrollo. El Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP) la principal organización internacional que presta asistencia respecto de cuestiones de población. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) promueve prácticas ecológicas racionales en todo el mundo, y el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (Hábitat) presta asistencia a las personas que viven en condiciones nocivas para la salud.

A fin de aumentar la participación de los países en desarrollo en la economía mundial, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) promueve el comercio internacional. La UNCTAD también colabora con la Organización Mundial del Comercio (OMC), entidad independiente, por conducto del Centro de Comercio Internacional, en la prestación de asistencia para las exportaciones de los países en desarrollo.

Coordinación de recursos

El sistema de las Naciones Unidas está coordinando cada vez más sus esfuerzos a fin de hacer frente a los complejos problemas que exigen la intervención de diversos especialistas y superan la capacidad de cualquier país que actúe por sí solo.

El Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) combina los recursos especializados de ocho organismos y programas de las Naciones Unidas en la lucha contra una epidemia que ha afectado a más de 57 millones de personas en todo el mundo. La Iniciativa especial para África del sistema de las Naciones Unidas un proyecto de 10 años de duración, iniciado en 1996, con un valor de 25.000 millones de dólares reúne prácticamente a todos los sectores de las Naciones Unidas en un programa común que tiene por objeto proporcionar educación básica, servicios de salud y seguridad alimentaria en África. El Fondo para el Medio Ambiente Mundial, administrado por el PNUD, el PNUMA y el Banco Mundial, al que se ha dotado con 3.500 millones de dólares, ayuda a los países en desarrollo a ejecutar programas relacionados con el medio ambiente.

En 1998, el UNICEF, el PNUD, el Banco Mundial y la OMS aunaron sus esfuerzos para iniciar una nueva campaña de lucha contra el paludismo, que provoca la muerte de más de 1 millón de personas cada año. Se han emprendido iniciativas conjuntas para ampliar el alcance de la inmunización y desarrollar nuevas vacunas gracias al apoyo de dirigentes empresariales, de fundaciones filantrópicas, de organizaciones no gubernamentales y gobiernos, y del UNICEF, la OMS y el Banco Mundial.

(Fuente La ONU en síntesis)