La comunidad internacional discutió el futuro del consumo y producción sostenible

©IFAD/R. Ramasomanana

Reconociendo la importancia del consumo y la producción sostenible (CPS) como uno de los principales objetivos del desarrollo sostenible, los Estados Miembros, grupos de la sociedad civil, y agencias de la ONU se reunierón en Panamá  del 13 al 14 de enero para discutir los posibles programas que se incluirán en Marco de Diez Años de Programas de CPS (10YFP por sus siglas en ingles.) La discusión se  enfocó en explorar los programas  que apoyarán las iniciativas regionales y nacionales, la estructura que el  10YFP podría tomar, su posible visión y los objetivos que podrían llegar a servir.

El Plan de Implementación de Johannesburgo, adoptado en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible en 2002,  hace un llamado de acción para promover el desarrollo de un marco de 10 años de los programas de apoyo a las iniciativas regionales y nacionales para acelerar el proceso hacia un consumo y producción sostenible. Este año, durante la 19 ª reunión de la Comisión de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (CDS-19) que se celebrará en mayo, los Estados miembros negociaran los términos del marco.  

Desde la cumbre en 2002 hasta el momento, se ha demostrado cierto compromiso político para con CPS,  a través de las mesas redondas, la aprobación de estrategias regionales en los Estados Unidos, Europa y la región árabe, y el desarrollo de los programas nacionales de CPS. Sin embargo, se requiere  un mayor esfuerzo para incorporar CPS en los planes de desarrollo tanto a nivel nacional como internacional.

Aunque estas iniciativas son una prueba que existe compromiso para con el tema, su difícil implementación y promover un cambio en prácticas arraigadas,  hacen que este proceso sea mas complejo. El consumo y producción sostenible es un concepto amplio, integral y transversal que engloba los conceptos de equidad intergeneracional, eficiencia de los recursos y cumplimiento de los Objetivos del Milenio, tales como la reducción de la pobreza, el acceso al agua, y el abastecimiento de de energía. Dado su carácter polifacético, promover la inclusión de los principales actores, tanto a nivel nacional como internacional, sigue  siendo un importante reto.

La reunión en Panamá  fue una gran iniciativa que promovió la discusión de las estrategias que integrarán  a las partes interesadas en el proceso y las opciones más adecuadas  que darán una estructura sólida al marco. Las concusiones del debate también servirán como un insumo importante para el éxito de la Reunión Preparatoria Intergubernamental, que tendrá lugar del 28 de febrero al 4 de marzo y para las negociaciones que se llevarán a cabo en el  CDS-19.

Bookmark and Share