Intensificación de la participación de las personas mayores

Human-Settlements-Places-Where-People-Live-and-Work-UN-Photo-John-Issac

Con frecuencia, cuando se trata de programas para el desarrollo de la sociedad, se da poca prioridad a las personas mayores ya que se les considera incapaces de contribuir a los esfuerzos del desarrollo, o de beneficiarse  de ello. Sin embargo, el rápido crecimiento de la población  de 60 y más años de edad, que pasará de 700 millones en el 2009 a una proyección de 2000 millones en el  año 2050, tendrá un efecto de mucho alcance en la sociedad. Como resultado, es crucial el ejercicio efectivo de los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas de todas las edades.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada en 1948 por la Asamblea General, proclama: “Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción de ningún tipo”. Sin embargo, en el caso de las personas mayores, no hay instrumentos para proteger sus derechos, mientras que sí los hay para otros grupos que son objeto de discriminación. 

La Asamblea General estableció en diciembre del 2010 el Grupo de Trabajo de Composición Abierta sobre el Envejecimiento. La primera reunión se inauguró el 18 de abril en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. “La discriminación por edad es una violación grave de los derechos humanos”, dijo, en su declaración de apertura, el Sr. Jorge Martín Arturo Argüello, Presidente del Grupo de Trabajo y  Embajador de la Misión Permanente de Argentina ante la ONU.

De acuerdo con la tendencia de crecimiento, el 80 por ciento de las personas mayores serán de los países en desarrollo. El delegado de China destacó la necesidad de acomodar las diversas necesidades de los países en desarrollo ya que ellos enfrentan las mayores dificultades.

El mejoramiento de los derechos podría lograrse mediante el aumento de la participación de las personas mayores en la sociedad. El delegado de la Unión Europea enfatizó la importancia de la “participación activa”, la cual no sólo incluye el empleo de las personas mayores, sino también la participación a través del trabajo voluntario y otras integraciones sociales. 

La sesión  terminará el 21 de abril con una presentación sobre las brechas existentes en la situación actual de los derechos humanos de las  personas mayores en todo el mundo, junto con las medidas propuestas para enfrentarlos.

Bookmark and Share