Participación de los pueblos indígenas, vital para la preservación de los bosques

Madre Indigena

Durante la Cumbre de Río en 1992, los derechos de los pueblos indígenas a los bosques fue un tema reconocido como componente crucial para preservación del medio ambiente y para ayudar a resolver la crisis ambiental. Sin embargo, el proceso de avance en este ámbito ha sido lento, y los pueblos indígenas aún siguen presionando a los gobiernos para que se les otorgue el pleno reconocimiento legal de los derechos sobre sus tierras.

 De hecho, en muchos países, los pueblos indígenas carecen de títulos legales sobre sus tierras, y en otros casos, incluso si cuentan con un título, los gobiernos pueden revocarlo en cualquier momento.

Reconociendo la urgencia de encontrar recomendaciones viables para resolver el problema, expertos de todo el mundo se reunieron durante la Reunión del Grupo Internacional de Expertos sobre Pueblos Indígenas y Bosques  del 12 al 14 de enero en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Durante los dos días de discusión, el grupo llego a recomendaciones y conclusiones sólidas enfocándose en el derecho de los pueblos indígenas a la participación y consulta.

Los expertos destacaron  el papel fundamental que las personas indígenas tienen en todas las iniciativas relacionadas con los bosques y su conservación. Como resultado,  el grupo expresó que los pueblos indígenas deben ser líderes y participantes activos  durante la celebración del Año Internacional de los Bosques (2011). También  se mencionó que es hora de reconocer a las personas indígenas como administradores de algunos de los bosques, que en muchos casos, son áreas que cuentan con la más alta diversidad biológica del mundo.

Igualmente se observó que a menudo los pueblos indígenas no son considerados como tomadores de decisiones, y, sin embargo, se ven obligados a hacer parte de debates relacionados al establecimiento de colaboraciones estratégicas. Los participantes recalcaron que es necesario la plena y efectiva implementación de la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas donde esta establecido un marco para los derechos de los pueblos indígenas a los bosques y la cual reconoce el derecho de este grupo a  tomar decisiones y  a participar en dicho proceso activamente.

Los participantes  expresaron la necesidad de institucionalizar la no discriminación e implementar medidas de igualdad, reorganizar los derechos de los pueblos indígenas sobre las propiedades tradicionales, reconocer la responsabilidad de los Estados para exigir la responsabilidad social empresarial y crear marcos necesarios para la colaboración con grupos indígenas.

Los participantes dijeron que para alcanzar dichos resultados es necesario ampliar la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, mejorar la colaboración entre las Naciones Unidas, los Estados y los pueblos indígenas, y fortalecer la interacción del  Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas en iniciativas regionales.

Bookmark and Share