La recuperación económica no cobrará impulso en 2011

Robert Vos

El 2010 se caracterizó por una recuperación frágil de la economía. De hecho, a mediados de este año, el crecimiento económico comenzó a desacelerarse, y todos los indicadores apuntan a un crecimiento económico más débil para el año entrante. La expansión económica prevista del 3,1 por ciento en 2011 y 3,5 por ciento en el 2012 no será suficiente para recuperar los empleos perdidos durante la crisis.

 

Durante el pre-lanzamiento del reporte bandera de la ONU sobre la “Cy Perspectivas 2011,” Robert Vos subrayó que “El camino a la recuperación es largo y lleno de altibajos.” El espíritu de cooperación entre las principales economías está disminuyendo, la falta de respuestas coordinadas en el ámbito económico se han convertido en una fuente de turbulencia e incertidumbre en los mercados financieros, y la presencia de riesgos, son factores que contribuyen al estancamiento del crecimiento de la economía.

En términos generales, las perspectivas de crecimiento a nivel mundial no son óptimas. Según el informe, el crecimiento de los Estados Unidos se espera que sea 2,2 por ciento en 2011, 0,4 por ciento menos que en 2010. Se prevé un estancamiento casi en 1,3 por ciento en 2011 y 1,9 por ciento en 2012 del PIB en los países de la Unión Europea. A pesar que los países en desarrollo continuarán impulsando la recuperación económica mundial, el crecimiento de la producción disminuirá de 7,0 por ciento en 2010 a 6,0 por ciento durante 2011-2012.

En un escenario más pesimista, acompañado de mayor incertidumbre, y estimando que no habrá mejora en las políticas, el informe de la ONU predice que Europa podría ver una recesión de doble caída, mientras que las economías de los Estados Unidos y Japón casi podrían estancarse. Si esto sucede, existe la posibilidad que en el 2011 la economía vuelva a caer en recesión. Esta situación afectaría significativamente el crecimiento en los países en vía de desarrollo por casi un punto porcentual.

De acuerdo con Vos, los niveles altos de desempleo, estímulos débiles, continua fragilidad financiera, la deuda soberana y el riesgo de “guerras de divisas,” son algunos de los riesgos más urgentes que podrían obstaculizar la recuperación económica. Se añadió que la creciente afluencia de capitales, la apreciación de la moneda y el riesgo de burbujas de activos también podrían impactar la economía mundial durante el próximo año.

Cinco Retos Políticos

Según el informe, a fin de lograr una recuperación económica sostenida, se necesita superar cinco desafíos a nivel político. En primer lugar, debe existir la disponibilidad de más y mejores estímulos fiscales. Esto significa que se deben aumentar la coordinación entre los superávit y el déficit, y entre aquellos con espacios fiscales amplios y limitados.

En segundo lugar, es imperativo rediseñar los estímulos fiscales. Las naciones deberán impulsar gastos directos que creen más trabajos y promuevan el desarrollo sostenible, tales como la infraestructura.

El tercer desafío es crear mayor sinergia entre el estímulo fiscal y monetario, y simultáneamente, aumentar la coordinación con otras políticas ya existentes. Se destacó que la expansión monetaria debe hacerse en conjunto con el estímulo fiscal.

El cuarto desafío es asegurar que exista financiación suficiente y estable en el desarrollo de la financiación. A su vez, debe existir disponibilidad de financiación para los países en vía de desarrollo que tengan limitaciones en el espacio fiscal y que se encuentren en situaciones de déficit.

El desafío final consiste en reforzar el marco para la coordinación política internacional. “EL espíritu de cooperación (entre países) está disminuyendo cuando más se necesita”, dijo Vos. En este sentido, es urgente hacer que el marco del G-20 para el alcanzar el reequilibrio a escala mundial sea más específico y concreto. Por último, el marco debe contemplar los cinco desafíos acá expuestos e incorpóralos, de una manera balanceada, en los planes de acción.

El informe completo, incluyendo panoramas regionales y un análisis detallado de las tendencias en el comercio y las finanzas mundiales, estará disponible a partir de la segunda semana completa de enero de 2011.

Bookmark and Share