Nuevas formas de medir la pobreza desde una perspectiva de género

nanas

Las estadísticas de género son clave para la elaboración de políticas basadas en pruebas y para la supervisión del progreso en materia de igualdad de género y empoderamiento de la mujer. No obstante, las lagunas existentes en los datos disponibles han supuesto un grave impedimento para la elaboración de políticas informadas y efectivas en asuntos de género.

Con objeto de llevar a cabo evaluaciones de desarrollo sensible a cuestiones de género y estudios de las causas estructurales subyacentes a la desigualdad de géneros, se precisan datos que no pueden ser recopilados por las unidades estadísticas nacionales de manera regular. El Foro proporcionó a estadísticos y encargados de elaborar políticas la oportunidad de compartir experiencias y diseñar estrategias para acelerar el proceso de incorporación de una perspectiva de género en los sistemas nacionales de estadísticas.

El Foro Global sobre Estadísticas de Género, organizado por la División de Estadística de las Naciones Unidas (UNSD, por sus siglas en inglés) en colaboración con ONU-Mujeres, la Comisión Económica y Social para Asia Occidental, el Banco Mundial y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, tuvo lugar en Jordania, cerca del Mar Muerto, entre los días 27 y 29 de marzo, y fue albergado por el Departamento Nacional de Estadística de Jordania.

Este evento trató el empoderamiento económico, político, físico y relacionado con el conocimiento o la información. También revisó el progreso realizado en la medición de las cuestiones relacionadas con las jóvenes, tales como el matrimonio temprano y sus repercusiones sobre las niñas.

La discusión de alto nivel en mesa redonda sobre la “Incorporación de una Perspectiva de Género en los Sistemas Nacionales de Estadísticas” puso de relieve la necesidad de usar un análisis tanto cuantitativo como cualitativo, de institucionalizar la incorporación de una perspectiva de género, de fomentar el diálogo entre productores y usuarios de datos y de vincular la recopilación y el uso de indicadores a la hora de supervisar la eficacia de un programa.

Las mesas redondas sobre empoderamiento económico de la mujer subrayaron la necesidad de identificar las causas subyacentes de la falta de oportunidades de empleo para mujeres, incluyendo factores estructurales tales como normas sociales y factores culturales. Es necesario identificar modos innovadores para medir la pobreza desde una perspectiva de género, al tiempo que deben encontrarse métodos eficaces para comunicar datos/hallazgos a los encargados de elaborar las políticas, a la sociedad civil y a otras partes interesadas. Promover el desarrollo de los estándares de medición resulta clave para medir el continuo de empleo formal/informal. También permite comprender mejor la relación entre el trabajo familiar no remunerado en el sector de la agricultura y la pobreza (entre otros, considerando la estructura del hogar), promover la adopción de Estudios de Empleo de Tiempo (para comprender mejor los roles de género), agregar datos para evaluar el progreso del desarrollo en su conjunto y producir cuentas satélites de trabajo no remunerado.

Por lo que respecta al empoderamiento físico, se trató la medición de la violencia contra las mujeres y de otras prácticas dañinas y los participantes estuvieron de acuerdo en la necesidad de: promover el uso de las nuevas directrices de la UNSD para la medición de la violencia contra las mujeres, incluyendo su adaptación a contextos nacionales y a las necesidades específicas de países en conflicto y post-conflicto; promover la recopilación de datos armonizados que tengan en cuenta la cuestión de género en el caso de refugiados y desplazados internos; desarrollar marcos de supervisión y valoración suficientes que permitan identificar intervenciones basadas en pruebas destinadas a erradicar la mutilación/ablación genital femenina y otras prácticas dañinas.

Se destacó la necesidad de disponer de datos actualizados sobre empoderamiento político en los ámbitos nacional y subnacional, incluyendo datos desglosados que reflejen las disparidades de género, así como la necesidad de mejorar el análisis de las dinámicas de toma de decisiones en el hogar.

Los participantes en el encuentro manifestaron que no solo debería medirse la educación, sino también el papel de la mujer en la ciencia y en el acceso a información, medios y tecnología, así como el mejor modo de trasladar las estadísticas al proceso de elaboración e implantación de políticas para mejorar el empoderamiento del conocimiento en las mujeres.

Por último, los participantes del Foro estuvieron de acuerdo en el camino necesario para avanzar, incluyendo las recomendaciones que se deben adoptar tras el programa de trabajo del Grupo Interinstitucional y de Expertos sobre las Estadísticas de Género (IAEG-GS, por sus siglas en inglés), así como en las cuestiones que se deberán discutir en el próximo Foro, que tendrá lugar en 2014 en la región de Latinoamérica y Caribe.

Este Foro fue el cuarto de una serie de eventos promovidos por la primera reunión del IAEG-GS en 2006. La UNDS, actuando como Secretaría del IAEG-GS, seguirá coordinando el Programa Global de Estadísticas de Género en estrecha colaboración con ONU-Mujeres y con el Banco Mundial para hacer frente a las recomendaciones realizadas por el Foro y a las solicitudes de los países en otros procesos internacionales e intergubernamentales de consulta, incluyendo a la Comisión Estadística de la ONU.

Bookmark and Share
NOTICIAS POR AÑO

DAES ofrece boletines de noticias acerca de asuntos específicos. Inscríbase para recibir sus boletines personalizados.

LEER DESA NEWS