La lucha para hacer una diferencia hacia 2015 y más allá

La lucha para hacer una diferencia hacia el ano 2015 y mas alla (Albert Gonzalez Farren)

El plazo acordado para el 2015 se acerca rápidamente. No tenemos tiempo que perder. Tenemos que hacer más progresos hacia un desarrollo equilibrado y sostenible.  También tenemos que intensificar nuestras conversaciones sobre lo que está más allá de 2015″, dijo el Secretario General Adjunto, Asha-Rose Migiro, en el desarrollo de la Asamblea General del diálogo sobre desarrollo el 14 de junio.

Con el apoyo del DAES, la reunión fue convocada por el Presidente de la Asamblea General, Joseph Deiss. Presentaba una reunión plenaria formal e informal, con dos paneles de discusión titulado “Aplicación de los ODM y la rendición de cuentas: la mujer y la salud de los niños como motor de progreso” y “Fomento de la agenda de desarrollo de las Naciones Unidas más allá de 2015″. 

Aunque hay muchos ejemplos de progreso en todo el mundo, todavía queda mucho por hacer antes de la fecha límite de 2015 y los interesados se les animó a “pensar en grande” en el empujón final para alcanzar los objetivos.

Joseph Deiss dijo que un importante desarrollo en la implementación y rendición de cuentas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio 4 y 5 ha sido el lanzamiento en 2010 de la Estrategia Mundial del Secretario General sobre  la Mujer y la salud infantil. También destacó el acuerdo en mayo sobre una nueva agenda de 10 años para los Países Menos Adelantados (PMA), también conocido como la Declaración de Estambul.

“El objetivo final es transformar las economías y las sociedades de estos países para que la categoría de países menos adelantados ya no exista”, dijo Deiss. 

Joseph Deiss también subrayó que a pesar de una evolución muy positiva en la lucha mundial contra las enfermedades y la pobreza, no hay que olvidar que en muchos países y en varios sectores, los ODM no se podrán alcanzar en el plazo fijado.

“Esta realidad nos enfrenta con el reto fundamental de convertir los compromisos en la acción y la acción en resultados. Al hacer una diferencia tangible sobre el terreno en las vidas de los pobres, demostramos que la ONU es fiable, creíble y responsable”, dijo Deiss.

Bookmark and Share