Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Manténgase en contacto

Inscribirse al boletín del DAES

Crisis financiera y económica

La economía mundial se encuentra inmersa en una de las crisis financieras y económicas más profundas desde la Gran Depresión, poniendo en peligro la capacidad de muchos países para enfrentarse a retos como la pobreza, el hambre y las enfermedades. A medida que la crisis se iba acrecentando, su impacto sobre los países en desarrollo ha ido empeorando rápidamente, aumentando el desempleo y agrandándose el desequilibrio en la financiación externa. La marcada contracción de los flujos comerciales internacionales, el desplome de los precios de las materias básicas, la caída del turismo internacional y la moderación de las remesas han contribuido a un significativo deterioro de las balanzas por cuenta corriente de muchos países en desarrollo.

Diálogo

El DAES juega un papel importante de apoyo al diálogo intergubernamental y como coordinador de líneas de actuación para abordar la crisis. El Departamento ejerce las funciones de Secretaría de las Conferencias de las Naciones Unidas sobre Financiación para el Desarrollo y de muchas comisiones orgánicas del Consejo Económico y Social.

El DAES apoyó la organización de  la Conferencia de las Naciones Unidas Sobre la Crisis Financiera y Económica Mundial y sus Efectos en el Desarrollo, celebrada entre el 24 y 30 de junio de 2009 en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York. La Conferencia reunió a los Estados Miembros para identificar respuestas de emergencia y a más largo plazo a fin de mitigar los impactos de la crisis, especialmente los sufridos por las poblaciones más vulnerables.

Asimismo, las diferentes comisiones a las que presta apoyo el DAES, como la Comisión de Desarrollo Social, la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible, la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer y la Comisión de Estadística, también han abordado la compleja naturaleza de la crisis y examinado y tratado sus múltiples facetas.

Investigación

El Departamento también ejerce las labores de think tank dentro de las Naciones Unidas por medio de sus análisis, investigaciones y publicaciones en el área económica y social. Las principales políticas económicas quedan descritas en nuestra publicación insignia Situación y Perspectivas de la Economía Mundial (WESP).

El DAES centra particularmente su atención en los países con economías vulnerables, como los de África y los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, y continúa realizando estudios analíticos sobre la crisis en apoyo de los procesos de consultas intergubernamentales. La labor de investigación del Departamento también abarca a cuestiones como el control de los recursos económicos y al acceso a las ayudas económicas por parte de la mujer.

Durante la crisis, la generación de estimaciones de actividad económica de alta calidad se ha convertido en uno de los productos esenciales del Departamento. Asimismo, se han elaborado indicadores adicionales para evaluar el comportamiento de las economías y los mercados financieros durante este periodo.

Fomento de capacidades

Las intervenciones del DAES en el área del fomento de capacidades durante la crisis han incluido la aportación de capacidad de asesoría macroeconómica suplementaria (SMAC) al Grupo de Trabajo sobre la Crisis Financiera, así como la asesoría directa a países desarrollados. El Departamento también ha ayudado a los países a comprender y a responder a las dimensiones sociales y de desarrollo sostenible de la crisis, contribuyendo a la mejora de su información estadística en general, y la correspondiente a los aspectos financieros y sociales de la crisis en particular. El DAES aprovecha su extensa red de asociados para prestar los servicios de fomento de capacidades.

El Departamento también ha centrado su trabajo en el impacto de los acontecimientos externos sobre la vulnerabilidad social y la pobreza, además de asistir a los países con el análisis de políticas macroeconómicas, en particular de cara a la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). La disponibilidad de indicadores y datos de los ODM ha ofrecido instrumentos para el seguimiento de estas tendencias a fin de practicar las acciones e intervenciones adecuadas.

Además, el DAES apoya el Censo de Población de 2010 que se llevará a cabo en la mayoría de los países del mundo, ya que su realización proporcionará información sobre los efectos de la crisis en las migraciones, la vivienda y el empleo.

[an error occurred while processing this directive]