ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Las Naciones Unidas y la descolonización

Historia

Cuando se establecieron las Naciones Unidas en 1945, 750 millones de personas —casi una tercera parte de la población del mundo— vivían en territorios no autónomos, dependientes de Potencias coloniales. En la actualidad, menos de 2 millones de personas viven en esos territorios.

Uno de los arcos especialmente decorado en Kigali para marcar de la independencia de Rwanda el 1 de julio de 1962.

Uno de los arcos especialmente decorado en Kigali para marcar
la independencia de Rwanda el 1 de julio de 1962.   (Foto de la ONU)

En el Capítulo XI (Artículos 73 y 74) de la Carta de las Naciones Unidas se establecieron los principios que siguen guiando los esfuerzos de descolonización de las Naciones Unidas, incluido el respeto por la igualdad de derechos y la libre determinación de todos los pueblos.

En el Capítulo XII (Artículos 75 a 85) de la Carta de las Naciones Unidas también se estableció el régimen internacional de administración fiduciaria, y en el Capítulo XIII (Artículos 86 a 91) se estableció el Consejo de Administración Fiduciaria para supervisar determinados territorios conocidos como «territorios fideicometidos». Esos territorios, cada uno de los cuales estaba sujeto a acuerdos por separado con los Estados administradores, fueron administrados oficialmente con arreglo a mandatos de la Liga de las Naciones, o fueron segregados de países derrotados en la segunda guerra mundial, o colocados voluntariamente bajo ese régimen por Estados encargados de su administración. Once territorios fueron colocados bajo ese régimen.

Más de 80 antiguas colonias han obtenido su independencia. Los 11 territorios en fideicomiso han alcanzado la libre determinación mediante la independencia o la libre asociación con un Estado independiente. En la actualidad quedan 17 territorios no autónomos.

Esos Artículos obligan a los Estados administradores a reconocer que los intereses de los territorios dependientes están por encima de todo, a promover el progreso social, económico, político y educativo en los territorios, a prestarles asistencia en la creación de formas apropiadas de gobierno propio y a tomar en cuenta las aspiraciones políticas y las etapas de desarrollo y adelanto de cada territorio. Los Estados administradores también están obligados con arreglo a la Carta a presentar información a las Naciones Unidas en relación con las condiciones existentes en los territorios. Las Naciones Unidas supervisan el progreso alcanzado en los territorios en el logro de la libre determinación.

Esperando acelerar el proceso de descolonización, la Asamblea General aprobó en 1960 la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales. En la Declaración sobre la descolonización, como también se la conoce, se afirma que todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación y se proclama la necesidad de poner fin rápida e incondicionalmente al colonialismo.

En 1962 la Asamblea General estableció el Comité Especial de Descolonización encargado de supervisar la aplicación de la Declaración y hacer recomendaciones respecto de su aplicación.

Con ocasión de celebrarse en 1990 el 30° aniversario de la Declaración, en 1988 la Asamblea declaró el período comprendido entre 1990 y el año 2000 Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo Documento PDF. En 1991 la Asamblea aprobó el plan de acción Documento PDF para el Decenio.

La Asamblea General ha declarado el período 2001-2010 Segundo Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo. En su resolución [A/RES/55/146] Documento PDF, aprobada el 8 de diciembre de 2000. En 2011, la Asamblea General ha declarado el período 2011-2020 Tercer Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo [A/RES/65/119] Documento PDF.