Combatientes terroristas extranjeros

Las Naciones Unidas han seguido adoptando un enfoque que engloba a toda la Organización para ayudar a los Estados Miembros a desarrollar su capacidad de luchar contra los combatientes terroristas extranjeros. El plan de creación de capacidad para contrarrestar la afluencia de combatientes terroristas extranjeros aborda todo el ciclo por el que pasan estas personas.

El Comité de Sanciones contra Al-Qaida y los talibanes aprobó una serie de recomendaciones del Equipo de Vigilancia dirigidas a aumentar la eficacia operacional de los regímenes de sanciones establecidos en virtud de las resoluciones 1267 (1999) y 1988 (2011). Ambos Comités han seguido incluyendo nombres de personas y entidades en sus listas, o revisándolos y suprimiéndolos. De esta manera, se aseguran de que con las dos listas de sanciones se puede responder adecuadamente a la amenaza cambiante del terrorismo.

Con la iniciativa mundial de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) de lucha contra los combatientes terroristas extranjeros se intenta dar una respuesta a este problema desde el ámbito de la justicia penal aplicando un enfoque basado en el estado de derecho y el respeto de los derechos humanos. La UNODC trabaja para reforzar los marcos jurídicos nacionales y la capacidad de los funcionarios de justicia penal y aplicación de la ley para enfrentar la amenaza que suponen los combatientes terroristas extranjeros en el Oriente Medio, África del Norte y Europa Sudoriental.

En la resolución 2178 (2014) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reconocieron los esfuerzos desplegados por la INTERPOL para hacer frente a la amenaza que plantean los combatientes terroristas extranjeros, incluidos el intercambio de información a través de su red de comunicaciones segura I-24/7, bases de datos mundiales y un sistema de notificaciones internacional. Además, la INTERPOL cuenta con procedimientos para detectar documentos de identidad y de viaje robados o falsificados, que se inscriben en nuestro Equipo Integrado de Tareas sobre la Gestión de las Fronteras.

En la resolución 2341 (2017) del Consejo de Seguridad, se encargó al Comité contra el Terrorismo que, con el apoyo de la Dirección Ejecutiva (DECT), examinara las iniciativas adoptadas por los Estados Miembros para proteger la infraestructura vital contra los ataques terroristas, cuando fuera pertinente para la aplicación de la resolución 1373 (2001) con el fin de determinar las buenas prácticas, las deficiencias y las vulnerabilidades en este ámbito. Con la protección física de la infraestructura vital se pueden prevenir los atentados terroristas de gran impacto y la respuesta inmediata a ese tipo de atentados puede prevenir el efecto en cadena que normalmente conllevan.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) da formación y asistencia a los Estados para que aumenten la eficacia de sus programas nacionales de seguridad de la aviación, con lo que se consigue reforzar las medidas locales de seguridad en este ámbito. La OACI está aplicando el llamado Plan Global para la Seguridad de la Aviación (GASEP) Disponible en inglés, a través del cual se distribuyen materiales de formación a los Estados para que puedan implantar sistemas de gestión integral de los riesgos, con los que los podrán detectar y analizar las amenazas a la aviación civil y determinar medidas eficaces de mitigación, cuando sea necesario. La OACI también da formación y asistencia a los Estados sobre la importancia de contar con un programa sólido de control de calidad para velar por que se aplican de manera adecuada y eficaz las medidas relacionadas con la seguridad de la aviación.

Desde julio de 2015, el Instituto Interregional de las Naciones Unidas para Investigaciones sobre la Delincuencia y la Justicia (UNICRI) Disponible en inglés tiene en marcha un proyecto piloto sobre la lucha contra el extremismo violento en ocho países africanos Disponible en inglés. El proyecto pone a prueba diversos planes comunitarios en estos países y observa su repercusión local. En él colaboran más de 60 organizaciones de la sociedad civil y una vez finalizado, podrán difundirse las enseñanzas extraídas.

El Centro Regional de las Naciones Unidas para la Paz y el Desarme en África (CRNUPDA) Disponible en inglés trabaja con países de la Cuenca del Lago Chad para que los combatientes terroristas extranjeros no tengan acceso a las armas Disponible en inglés. Aprovechando su experiencia en la región, a principios del año 2017, el CRNUPDA proporcionó a un grupo de expertos los conocimientos y las herramientas necesarios para que pudieran organizar cursos sobre la lucha contra el tráfico ilícito de armas. Esta formación de formadores ofreció una visión completa sobre los aspectos técnicos del control de las armas pequeñas: cómo marcar y registrar las armas, identificarlas y darles seguimiento, cómo gestionar las existencias y destruir las armas no deseadas y cómo investigar los delitos relacionados con armas.