ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Cumbre sobre el Cambio Climático, Por un crecimiento verde,
protejamos el planeta, 22 de septiembre de 2009
Sede de las Naciones Unidas, Nueva York

La Cumbre sobre el Cambio Climático
será neutral para el clima

El 22 de septiembre, la Cumbre sobre el cambio climático, la reunión más grande de dirigentes mundiales que se haya celebrado jamás para abordar ese tema, se propone ser lo más neutral posible en lo que refiere al clima. Las Naciones Unidas están haciendo todo lo que está a su alcance para minimizar las emisiones, así como para compensar las emisiones que se generen durante la Cumbre y que no es posible reducir.

La celebración de una Cumbre que no perjudique al clima es parte de una iniciativa a largo plazo impulsada por el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, cuando en 2007 pidió que las Naciones Unidas “predicaran con el ejemplo” procurando que sus propias prácticas fuesen menos perjudiciales para el clima y más ambientalmente sostenibles. En concreto, las Naciones Unidas procuran reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y limitar las consecuencias para el medio ambiente de sus propias actividades.

Bajo la coordinación general del Grupo de Gestión de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, las entidades del sistema de las Naciones Unidas de todo el mundo se han comprometido activamente a reducir las emisiones de sus instalaciones y actividades y a compensar las emisiones inevitables, como las que se generan durante los viajes. Para mencionar solo un ejemplo, previsiblemente la renovación de la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York reducirá en cerca de la tercera parte el consumo de energía.

Además, el Secretario General está adoptando medidas para reducir y compensar las emisiones de gases de efecto invernadero de sus funciones oficiales durante todo su mandato, que comenzó en enero de 2007.

Compensar las emisiones relacionadas con la Cumbre

Las Naciones Unidas compensarán las emisiones de los seis gases de efecto invernadero regulados en el Protocolo de Kyoto. Para las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por la Cumbre, las Naciones Unidas comprarán un crédito developed from a project in developing countries that is removing the same amount of emissions.

En la práctica, la Organización comprará esos créditos en la forma de reducciones certificadas de las emisiones (RCE) proporcionadas por el Mecanismo para un Desarrollo Limpio (MDL), instrumento que reorienta las inversiones en energía limpia hacia países en desarrollo. Las RCE serán el patrón oro validado y verificado. Estas RCE de patrón oro deberán aportar contribuciones probadas y verificadas al desarrollo sostenible y a los objetivos de desarrollo del Milenio.

El Secretario General de las Naciones Unidas está aplicando también este procedimiento para compensar las emisiones causadas por sus actividades oficiales. Además, muchas de las entidades del sistema de las Naciones Unidas están utilizando las RCE del MDL para compensar actividades o intervenciones operacionales completas.

El proyecto de compensación de la Cumbre

Las Naciones Unidas compensarán las emisiones relacionadas con la Cumbre mediante un proyecto que está instalando pequeñas plantas de biogás para los hogares de la empobrecida región semiárida de del distrito Kolar, estado de Karnataka en la India. Conocido como el Programa Bagepalli de biogás del MDL, este proyecto basado en la energía renovable permite a los hogares producir gas a partir de sus propias vacas, lo que ayuda a reducir la tala de bosques aledaños que no están siendo repoblados. Se trata de un proyecto autorizado del MDL que ofrece CER y está validado y verificado conforme al Patrón Oro.

Pese a que los recursos maderables son muy escasos en la región, la leña sigue siendo el principal combustible para cocinar de los más pobres. Antes de que comenzara el proyecto, utilizaban hornillas de barro alimentadas con leña de muy bajo rendimiento. Las familias tenían que caminar de dos a cinco kilómetros para recoger esa leña, lo que dio lugar a una rápida pérdida de esos recursos en la zona.

En el ámbito del proyecto, se están instalando unos 5.500 digestores para viviendas particulares que producen biogás para cocinar. El excremento de vaca se introduce en el digestor y el gas se produce mediante digestión anaeróbica del excremento, que finalmente se quema en las hornillas de biogás de la cocina.

El proyecto rinde importantes beneficios para el medio ambiente, el desarrollo sostenible y el bienestar. Con la sustitución de las viejas hornillas alimentadas con leña por las que funcionan con biogás renovable, se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero al evitarse la combustión de leña no renovable y eliminarse el uso de kerosina adicional como combustible complementario para cocinar.

El proyecto está contribuyendo a mejorar la salud de las mujeres y los niños porque reduce el humo que sale de la cocina. En la India mueren más mujeres a causa de enfermedades de las vías respiratorias causadas por el humo de la cocina que a causa del paludismo. El proyecto ayuda también a las mujeres ya que ahorran tiempo recogiendo leña y cocinando.

Estimaciones rigurosas de las emisiones de la Cumbre

Aunque la Cumbre se ha programado para el día antes de la apertura del período de sesiones anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas, para el que normalmente habrían viajado a Nueva York los dirigentes y otros funcionarios de alto nivel, se tomó en cuenta como emisión generada por la Cumbre y compensada la intervención de un Jefe de Estado o de Gobierno, así como de un delegado más de los 192 Estados Miembros.

Las emisiones relacionadas con la Cumbre se han calculado sobre la base de las mejores prácticas. Las emisiones incluidas en el cálculo son las producidas durante el viaje hacia Nueva York desde 192 capitales, así como los viajes por carretera desde y hacia los aeropuertos en las capitales y en Nueva York, las relacionadas por la estancia en Nueva York de los delegados y el consumo de energía en el lugar de reunión. Todos los cálculos se basan en hipótesis muy conservadoras, por ejemplo, se ha partido del supuesto de que todo el complejo de edificios de las Naciones Unidas será el lugar de reunión, aunque la cumbre propiamente solo utilizará una pequeña parte del complejo.

Se calcula que las emisiones totales durante la Cumbre ronden las 1.350 toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2e).

Publicado por el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas – DPI/2543K
Septiembre de 2009

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas © 2009